¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

A pesar de la ambivalencia, el carnaval de Jamaica de 2017 fue un éxito

Baile de máscaras del carnaval de Jamaica 2017. Foto de Emma Lewis, usada con autorización.

Jamaica tiene una relación de amor/odio con su carnaval. Es una importación cultural establecida en 1989 por el músico jamaicano Byron Lee, y provoca reacciones encontradas entre muchos jamaicanos. La edición de este año, después de más de un día de lluvias torrenciales e inundaciones en varias partes de la isla, el clima cedió milagrosamente. La participación fue mayor que en años recientes, pues la familia de Lee, que este año volvió a seguir con la tradición tras la muerte del músico en 2008, ofreció disfraces más económicos para complementar la lujosa Bacanal de Jamaica, con dos nuevas marcas: Xaymaca y Xodus.

La columnista Patria-Kaye Aarons revivió el debate musical de hace décadas de “soca contra dancehall“:

Even with Kingston's designation as a creative city of music by UNESCO, dancehall still doesn't hold pride of place here. How is dancehall being accommodated, let alone promoted, in City Kingston? Dancehall continually is made to feel like an inconvenience in its own home. Sure, it isn't everybody's cup of tea, but the oppressive shroud under which it must always happen in back alleys, hiding from police after hours, shouldn't still be. There still exists the struggle with the Noise Abatement Act forcing early closure, which is completely against dancehall culture.

Incluso con la designación de la UNESCO de Kingston como ciudad creativa de música, el dancehall sigue sin tener una posición de orgullo. ¿Cómo se adapta, por no decir cómo se promociona, en la ciudad de Kingston? Continuamente, el dancehall se hace sentir como una incomodidad en su propia casa. Seguro, no es del agrado de todos, pero no debería existir el velo opresivo bajo el cual debe siempre ocurrir en callejones oscuros, lejos de la policía fuera de horario. Todavía existe la lucha con la ley de reducción de ruido que obliga a cerrar temprano, lo que va completamente contra la cultura del dancehall.

El columnista Gordon Robinson se opone vehementemente al Carnaval:

Es momento de poner fin a esta invasión de hogares anual ruidosa, descortés, vulgar de una cultura extranjera. No hay NINGUNA ventaja.

No todos estuvieron de acuerdo:

El dancehall está los 365 días del año.
¿El soca no puede tener sus 40 diítas?
¡Dios!
Todo cuando un dancehall en tiempos de soca sigue.
¿¡Por qué la discusión!?

El empresario Zachary Harding fue uno de los que señaló los beneficios económicos del carnaval, y que destacar a Kingston como destino turístico:

Imparable. Más de 25,000 visitantes por el aeropuerto de Kingston en abril = 34% de aumento = ¡LADO POSITIVO! También exportamos nuestra cultura. Es un mundo global.

Y los conocidos presentadores de televisión Archibald Gordon y Simon Crosskill preguntaron: ¿los jamaicanos apoyan activamente su música “indígena”?

Exportamos dancehall al Caribe, bueno, al mundo. Tocamos dancehall todos los días. Hay bailes en la calle todos los días de la semana.
———
¿Cuántas personas que lamentan la creciente popularidad del carnaval han ido a una semana de actividades de reggae?

No obstante, el consenso general en medios sociales fue que 2017 fue un año excelente. Uno dijo:

¡El carnaval está creciendo!

El 60% de los participantes de la Bacanal de Jamaica eran extranjeros.

En nota aparte, Xodus tuvo a 1,800 participantes en las calles.

Jaevion Nelson, activista de derechos humanos, agregó:

El carnaval fue espectacular. Todo lo que debe pasar es que terminen al mismo tiempo y en el mismo lugar en la plaza HWT.

HWT se refiere a la plaza Half-Way Tree, popular punto de reunión en Jamaica.

Muchos jamaicanos han aceptado el carnaval con todo el corazón, y simple lo pasaron bien. Varias fotos de las celebraciones se hicieron virales. The Jamaica Gleaner tuiteó:

Esta participante lo lleva a otro nivel en el desfile de Xaymaca en el carnaval.

El equipo de Xaymaca recorre Waterloo Road, St Andrew.

Ella también puede. Una señora mayor camina al lado de dos jóvenes participantes en la marcha por las calles del carnival de Jamaica.

Por supuesto, los políticios aprovecharon la oportunidad para tener visibilidad. La ministra de Cultura, Género, Entretenimiento y Deportes, Olivia “Babsy” Grange, y el alcalde de Kingston, Delroy Williams, estuvieron en el lugar y tuitearon:

¡Cuando tocamos tierra! 🎶🎶

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.