¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué dicen los resultados de elecciones locales de la participación política de la mujer en Irán?

Las mujeres participan en los concejos municipales en Irán. Captura de imagen de un video de Nabz Iran.

Una versión de este artículo fue originalmente publicado en la página web Nabz Iran.

Los iraníes fueron a las urnas el 19 de mayo para votar en las elecciones presidenciales y locales. De los 287.425 candidatos inscritos para participar en las elecciones locales, 17.885 eran mujeres, que representaban el 6,3% del total. La reelección a la presidencia del moderado Hassan Rouhani, junto con un aumento de candidatas registradas, y la cantidad de funcionarias elegidas, dan señales de Irán donde la voz de las mujeres contará a nivel local y nacional.

Los resultados de mujeres elegidas en todo el país fueron variables; sin embargo, se produjo una disminución del 34% en el número de mujeres elegidas para concejos locales en comparación con 2013. Aunque este número ha disminuido en 16 capitales de provincia, en tres capitales permanecieron invariables y 11, incluida la ciudad de Teherán, vieron aumentar el número de mujeres en estos puestos.

Entre las zonas que experimentaron un aumento, 415 mujeres fueron elegidas en la provincia iraní de Sistán y Baluchistán, al sudeste del país, un lugar marcado por el subdesarrollo, la pobreza y la tasa de analfabetismo, que es la más alta entre las niñas en Irán.

En la localidad de Afzalabad, en el distrito de Khash, las diez  candidatas en las papeletas de voto eran mujeres. Si el rumor decía que la participación de las mujeres en Sistán y Baluchistán era el resultado de las elevadas tasas de toxicomanía y del encarcelamiento de los hombres en la provincia (que llevó a una ausencia de hombres calificados), la participación de las mujeres en la provincia se produjo en mayor medida como resultado de las acciones de la sociedad civil y del Gobierno local para fomentar mayor representación política de las mujeres.

En Teherán, fueron elegidas seis mujeres (Shahrbanoo Amani Anganeh, Bahareh Arvin, Zahra Sadrazam Nouri, Nahid Khodakarami, Zahra Nejadbahram y Elham Fakharinejad), lo que el doble de consejeras en Teherán con relación a elecciones anteriores.
Las campañas políticas que llevaron a cabo las candidatas centraron su atención en varios problemas, como participación ciudadana de la mujer, derechos cívicos, empleo, educación, salud, seguridad y bienestar. Nejadbahram centró su campaña en Teherán en combatir las discriminaciones sexistas y crear espacios públicos seguros para las mujeres. Elham Fakharinejad, elegida también como integrante del concejo de Teherán, hizo hincapié en la salud psicológica de los ciudadanos, y en los problemas de salud y protección social. Roghieh Gazmeh, integrante del concejo de la localidad de Seymoun, pequeño barrio de la periferia de Eslamshahr y madre de siete hijos, se dedicó al empleo y prometió crear más oportunidades para las amas de casa de su localidad.
Más mujeres se inscribieron en los pueblos (11 142) que en las ciudades (6 743), sin duda porque es más fácil acceder al poder político allí. En las seis provincias siguientes se registró la mayor cantidad de candidatas: Kerman: 1 840; Sistan y Baluchistán: 1 397; Teherán: 1 337 ; Fars: 1 189; Khorasan Razavi: 1 116 ; y Mazandaran: 1 005. Más de 100 mujeres se inscribieron para postular en la elección presidencial, pero ninguna pasó el proceso de veto del Consejo de Guardianes iraní.
En los previos a las elecciones, hubo mucha expectativa entre los iraníes y partidarios de una mayor participación política femenina en la política iraní. Las elecciones locales ofrecieron la oportunidad de tener a más mujeres en puestos de poder, y las animaron a intervinenir directamente en temas relacionados con las leyes y reglas que les conciernen, a sus familias y comunidades.

El 6 de mayo, portavoces del movimiento femenino iraní organizaron una mesa redonda sobre el rol de las mujeres en las elecciones. En una declaración final escrita dirigida al futuro presidente iraní, el grupo destacó la importancia de la participación de la mujer en la política y el rol que los dirigentes políticos pueden tener en llamar la atención sobre cuestiones como seguridad pública de la mujer, acoso sexual, salud femenina, protección social y el problema de los indigentes. Señalaron igualmente la necesidad de establecer una cuota de reserva de al menos el 30 por ciento de los puestos ministeriales para las mujeres.

Una destacada activista de derechos de la mujer señaló en la declaración que las elecciones presidenciales y locales son cruciales; el resultado de la elección presidencial provocaría un impacto a nivel nacional en el cambio que se está desarrollando a favor de los derechos de la mujer, mientras que las elecciones locales proporcionarían una oportunidad de favorecer más la participación pública femenina en todos las municipalidades urbanas y rurales.

Los asuntos abordados en campañas lideradas por mujeres demostraron que la participación femenina puede beneficiar a todos los ciudadanos con políticas que abordan la “calidad de vida”. Que las mujeres puedan aprovechar su éxito a la fecha dependerá en mayor medida de las acciones que están llevando a cabo las defensoras de los derechos de la mujer para promover mayor participación, la capacidad de las elegidas para afirmar su puesto en los concejos, y la creación de nuevas oportunidades para que las mujeres jueguen un rol activo y constructivo en la vida pública.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.