¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Nabeel Rajab, encarcelado defensor de derechos en Bahréin, enfrenta 15 años adicionales de prisión

Nabeel Rajab (a la derecha) y Abdulhadi Alkhawaja, en una manifestación pro-democracia en Bahréin, en 2011. Foto del Bahrain Center for Human Rights [CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons]

Esta publicación fue escrita por Khalid Ibrahim, director ejecutivo del Centro del Golfo por los Derechos Humanos, organización independiente y sin fines de lucro que promueve la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica en la región del golfo y sus países vecinos. 

Nabeel Rajab, destacado defensor de derechos humanos, está en prisión desde el 13 de junio de 2016 por su trabajo por los derechos humanos. Está cumpliendo actualmente una pena de prisión de dos años por hablar con los medios sobre la situación de derechos humanos en Bahréin. También enfrenta una pena adicional en prisión por expresarse en Twitter.

Rajab es el presidente del Centro de Bahrén por los Derechos Humanos (BCHR), director fundador del Centro del Golfo por los Derechos for Humanos (GCHR), subsecretario general del Movimiento Mundial de los Derechos Humanos (FIDH en sus siglas en inglés), y miembro del Gabinete de Asesores de la división para Oriente Medio y Norte de África de Human Rights Watch (HRW).

En julio de 2002, fundó el BCHR con su colega Abdulhadi Al-Khawaja, que cumple sentencia de por vida por su activismo por los derechos humanos. El BCHR continúa operando actualmente a pesar de la decisión de las autoridades de clausurarlo en noviembre de 2004, y al encarcelamiento de sus dos fundadores.

Cuando el levantamiento popular comenzó en Bahréin el 14 de febrero de 2011, Nabeel Rajab estuvo ahí como líder por los derechos humanos. Cuando las autoridades arrestaron a la mayoría de los líderes del levantamiento, Rajab se convirtió en la única voz que quedaba fuera de prisión, una voz que fue escuchada por decenas de miles de seguidores en Twitter y por el resto del mundo, que daba testimonio de las graves violaciones cometidas por el Gobierno, de opresión a una población entera únicamente por pedir libertad, igualdad y justicia social.

Rajab pagó un alto precio por su participación en el levantamiento bahreiní y su activismo por los derechos humanos. Fue arrestado y encarcelado en varias ocasiones, sometido a amenazas, acoso judicial, abusivas campañas mediáticas calumniándole, tortura y prohibición de viajar.

El 10 de julio fue sentenciado a prisión por dos años tras ser declarado culpable de difundir “noticias falsas” en varias entrevistas por televisión en las que denunciaba las violaciones de derechos humanos acumuladas por el reino del Golfo. En estas entrevistas, Rahab habló sobre cómo se les prohibía la entrada a Bahréin a periodistas y ONG, y sobre la falta de independencia judicial. El 22 de noviembre, una corte de apelación bahreiní sostuvo la sentencia de dos años en prisión.

En otro caso, Rajab enfrenta hasta 15 años en prisión por criticar la participación de Bahréin en la guerra liderada por Arabia Saudita contra los rebeldes hutíes en Yemen, y por dar su opinión en Twitter sobre las torturas en la infame prisión de “Jaw” en Bahréin. Rajab fue citado a comparecer de nuevo ante el tribunal en relación a este caso el 31 de diciembre de 2017. Sin embargo, la audiencia tuvo lugar inesperadamente el 5 de diciembre, cuatro semanas antes de la fecha original fijada por el tribunal. El 3 de diciembre, los abogados de Rajab fueron informados por el tribunal de que la audiencia tendría lugar el día 5, bajo el pretexto de que un testigo clave para el caso no podría acudir a la audiencia el 31 de diciembre. Aunque los abogados de Rajab apelaron la decisión, la audiencia tuvo lugar finalmente el día 5 de diciembre y fue aplazada al 7 de diciembre. Rajab no pudo asistir por motivos de salud.

Por problemas de salud, Nabeel Rajab no ha podido asistir a la audiencia. Con sólo dos días de notificación, sus abogados no han tenido tiempo suficiente para prepararse. El tribunal ha rechazado la petición de los abogados de posponer la vista. Las prisas sobre el caso aumentan los temores de una sentencia inminente.

El 7 de diciembre, la audiencia fue pospuesta una vez más al 15 de enero.

Hoy, la audiencia del Tribunal número 20 contra Nabeel dsds Rajab ha sido aplazada al 15 de enero para que la defensa presente su argumento final.
– Lo acusan por comentarios de condena contra el bombardeo saudita sobre Yemen y por exponer la tortura en Bahréin.
– Enfrenta 15 años en prisión.

Rajab enfrenta tiempo adicional en prisión por cargos relacionados con dos cartas que publicó en el New York Times y el diario francés Le Monde, mientras estaba en prisión.

En la carta en el NYT, publicada en septiembre de 2016, Rajab describía las condiciones de su detención y pedía al gobierno de Obama que “usara su influencia” para poner fin al conflicto en Yemen y trabajase para “asegurar la liberación de las personas que piden la paz e intentan construir la democracia en la región”. Por esta carta, Rajab fue acusado de “socavar el prestigio del reino”.

En la carta publicada en Le Monde en diciembre de 2016, Rajab llama a Francia y Alemania a que reevalúen su apoyo hacia las monarquías árabes del Golfo. Tras la publicación de esta carta, Rajab fue acusado de “difundir noticias falsas y declaraciones y rumores maliciosos para socavar el prestigio de Bahréin y sus países hermanos del GCC [Consejo de Cooperación del Golfo, en sus siglas en inglés], y de intentar poner en peligro sus relaciones”.

Varias organizaciones y grupos de derechos humanos han pedido repetidamente a las autoridades bahreinís que liberen a Nabeel Rajab. En mayo, el Comité contra la Tortura (CCT) de Naciones Unidas expresó su particular preocupación por el régimen de aislamiento de Rajab y llamó por su liberación. Otros muchos han pedido lo mismo, incluido funcionarios del Parlamento Europeo. El 27 de junio de 2017, el Presidente de Subcomité por los Derechos Humanos del Parlamento Europeo, Pier Antonio Panzeri, publicó una declaración en la que pedía la liberación del defensor de derechos:

Rajab’s detention violates his right to freedom of expression. I call on the Bahraini authorities to grant lawyers and family members access to Nabeel Rajab, to drop all charges against him and to free him immediately

La detención de Rajab viola su derecho a la libertad de expresión. Hago un llamado a las autoridades bahreiníes a que garanticen el acceso a Rajab de sus abogados y familiares, a que retiren todas las acusaciones en su contra y a que le liberen de forma inmediata.

A pesar de estos llamamientos, Rajab sigue en prisión. No es el único encarcelado en Bahréin por su activismo político y por los derechos humanos, o por expresarse pacíficamente. En este pequeño reino isleño de solo 1.4 millones de personas, hay más de 4,000 presos políticos, según los grupos de derechos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.