¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuando la franquicia japonesa de Ultramán hizo un funeral para sus monstruos

Bandai 'Ultra Heroes' Toys

Monstruos de la línea de juguetes ‘Ultra Heroes’ de Bandai, inspirados en las historias de ‘Ultramán’ de Tsuburaya. Foto de Nevin Thompson.

El prolífico tuitero Mulboyne descubrió una serie de imágenes de 45 años de antigüedad de un funeral oficial para los monstruos ‘kaiju‘ que luchaban contra Ultramán, el superhéroe más famoso de Japón.

Preparativos para la pira fúnebre kaiju en Jingu Gaien, 1973.

Mulboyne hace publicaciones frecuentes sobre Japón en Twitter, que abarcan toda clase de temas, desde el sushi menos vendido de los supermercados japonenes hasta la primera imagen que sale como resultado de búsqueda de la palabra “gaijin” (“extranjero”, en japonés) y las tendencias en los cambios de marca corporativos.

En esta oportunidad, Mulboyne hace publicaciones breves sobre Ultramán, fenómeno cultural que se asemeja en muchos aspectos a la serie televisiva británica de Dr. Who. Al igual que Dr. Who, la serie de Ultramán ya tiene unos 50 años y cuenta con numerosas historias que tienen lugar en múltiples universos y líneas temporales.

A lo largo de los años, las series y películas de Ultramán generaron un mercado gigante de productos mercadotécnicos que vende decenas de modelos de figurines de Ultramán y los monstruos espaciales que combate.

La serie fue creada por la productora Tsuburaya Productions, estudio japonés especializado en efectos especiales fundado en 1963 por el mago de los efectos especiales, Eiji Tsuburaya, y administrado por su familia hasta octubre de 2007.

Sin embargo, a comienzos de la década de 1970, la franquicia de Ultramán experimentó una leve caída, y fue necesario hacer algunos cambios. Según explica Mulboyne:

The background to this event is a run of misfortune at Tsuburaya Productions. Founder Eiji Tsuburaya died in 1970, and was succeeded by his son, Hajime. Hajime then died suddenly in 1973. Filming had also been plagued with accidents.

The company decided to hold a memorial service for the kaiju characters killed in its TV shows. It would also serve as a 厄払い (yakubarai – ceremonial cleansing) to put an end to the run of bad luck.

A este hecho lo precedió una serie de hechos desafortunados en la productora Tsuburaya. Su fundador, Eiji Tsuburaya, había fallecido en 1970 y fue remplazado por su hijo, Hajime. Poco después, en 1973, Hajime fallece repentimamente. También hubo muchos accidentes durante las filmaciones.

La empresa decidió llevar a cabo una ceremonia conmemorativa para los personajes kaiju asesinados en el programa televisivo. También serviría como 厄払い (yakubarai, o ‘limpieza ceremonial’) para poner fin a la racha de mala suerte.

Al igual que algunas prácticas occidentales, el yakubarai es una tradición muy habitual en Japón para evitar o sacudirse la mala suerte, o de otra manera, exorcizar los malos espíritus. En este caso, la productora Tsuburaya buscaba un nuevo comienzo, y por eso quemó los trajes de varios monstruos que conformaban el panteón de Ultramán.

¡Que ardan!

A la ceremonia concurrieron los héroes que habían derrotado a los monstruos.

La ceremonia propiamente dicha se llevó a cabo en el Parque de Atracciones Futako-Tamagawaen. Los actores trajeron fotos de los personajes kaiju derrotados y asesinados en los programas.

Al parecer, la ceremonia atrajo unos 2000 espectadores.

En esta página se encuentran más fotografías y detalles sobre la ceremonia (en japonés). Se estima que la nueva entrega de la prolongada serie de Ultramán llegue a la televisión japonesa en julio de 2018.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.