¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Cuál es el de destino de la diversidad en Afganistán? El caso de sijs e hindúes

Si afgano en su tienda de Kabul. De koldo hormaza from madrid, españa. CC 2.0.

Si un ataque este año ha puesto de manifiesto la creciente inseguridad en Afganistán fue el atentado suicida con bomba que mató a 19 personas y dejó 10 heridos cuando representantes sijes e hindúes iban a una reunión con el presidente afgano, Ashraf Ghani.

Para el grupo de ISIS que se atribuyó el ataque suicida con bomba en la ciudad de Jalalabad, el atentado fue un golpe. El grupo pudo generar una explosión mortal en una zona que debió haber estado despejada para la llegada del presidente Ashraf Ghani, y pudo matar a Awtar Singh Khalsa, que hubiera sido el primer representante sij del país elegido por voto popular para la cámara baja del Parlamento. En el ataque también murió Rawail Singh, destacado activista sij.

Foto de Eliatroz.com y usada con autorización.

En total, en el ataque murieron 17 sijs e hindúes. Muchos usuarios de medios sociales lo describieron como un ataque a la diversidad que aprecian, y que se sabe que ISIS aborrece.

Las víctimas del atentado de Jalalabad de la comunidad sij. Afganistán.
————-
No encuentro palabras para expresar nuestra consternación y tristeza por la pérdida de nuestros afganos más patrióticos en Jalababad – lo menos que puedo decir: ciertamente, ¡fue un ataque contra el patriotismo afgano, libertad religiosa, diversidad, democracia, amistad indo-afgana y valores compartidos!

Rawail Singh y Awtar Singh eran la voz de los sijs en Afganistán. Su muerte junto con otros 17 sijs en Jalalabad en un ataque de ISIS ha creado un vacío. Ojalá la paz regrese a Afganistán.

La Constitución afgana estipula que el presidente de Afganistán debe ser musulmán. Pero la legislación electoral apoya la participación política de los sijs, que superan los mil en Afganistán, e hindúes, de los que quedan algunas docenas.

Según enmiendas a la ley electoral de 2016, un escaño de los 249 de la cámara baja debe ser para un representante de las comunidades hindú o sij. Anarkali Honaryar, activista de derechos de la mujer, ha conservado su escaño en la cámara alta desde 2010, luego de un decreto presidencial del expresidente Hamid Karzai, y ha resultado ser una poderosa voz para las minorías.

Awtar Singh Khalsa hubiera sido el primer representante de las dos comunidades en la cámara baja de no haber muerto en el atentado. Ahora su hijo, Narinder Singh Khalsa, tomará su lugar luego de una solicitud de la comunidad, sabiendo que es una posible víctima.

Desplazados de la sociedad

Aunque más de 300 familias hindúes y sijs viven actualmente en Afganistán, la cantidad de hindúes y sijs que acceden a instituciones de educación superior es cero.

Rawail Singh y su hija Komal, Página de Facebook de Rawail Singh.

Una mayoría abrumadora de sijs e hindúes detienen su educación a mediados de secundaria, tendencia impulsada por la intimidación de maestros y compañeros, y por las presiones económicas.

Una investigación de 2009 de la Comisión sobre Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos demostró que a los sijs y los hindúes se les niega el ingreso a la mayoría de puestos gubernamentales y enfrentan gran discriminación social.

Muchos se han reubicado en Kabul tras ser desplazados durante los conflictos en las provincias de Kandahar y Helmand. En su mayor parte, tienen tiendas de comestibles.

Información de 2016 sugiere que el 99 % de ciudadanos sijs e hindúes de Afganistán han salido del país en las tres últimas décadas.

En la década de 1980, cuando llegaban a los 220,000, podian encontrar trabajo en política y tener un rol más significativo en la sociedad. Los intelectuales de la comunidad sij e hindú sostienen que, en un país arruinado por la guerra, muchos afganos han olvidado el rol que tenía su comunidad.

Al ataque del 2 de julio le siguió una protesta de sijs en Nueva Delhi, donde el embajador de Afganistán en India, el doctor Shaida Abdali, se unió a los manifestantes.

Pero luego de la violencia, muchos sijs que quedan en Afganistán ven su futuro en la vecina India, con la que tienen mayores lazos culturales y religiosos. Se informa que un total de 25 familias sijs solicitaron la ciudadanía india inmediatamente después del atentado.

Muchos afganos sienten tristeza de ver que sus compatriotas se van del país:

¡Qué triste! No puedo imaginar su sufrimiento y dolor al dejar el país, sobre todo la familia de Avtar Singh, cuyas heridas siguen frescas aún. Debemos hacer que este país sea seguro para todos, sin importar las creencias o el grupo étnico. De otro modo, ¡deben desaparecer todos!

Para los sijs e hindúes que quedan, el patriotismo y una sensación de comunidad encarnados en Rawail Singh y Awtar Singh Khalsa son las principales motivaciones para quedarse en Afganistán.

Señor presidente Ashraf Ghani, debe revisar su método para el proceso de paz. Hoy perdimos a uno de los mayores patriotas afganos, Rawail Singh. Estoy segura de que recuerda a la niña de las fotos, sus ojos vigilan su capital de la corrupción. Ahora sus ojos deben estar preguntando dónde está su papá.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.