Múltiples medidas no lograron controlar desinformación e información equivocada en elecciones de Túnez 2019

Comisión electoral de Túnez anuncia resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 14 de octubre de 2019. Foto del organismo electoral [dominio público]..

El 23 de octubre de 2019, el nuevo presidente de Túnez, Kais Saied, juramentó ante el Parlamento. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Saied obtuvo el 72 % de los votos (2,7 millones de votos), y derrotó a su rival, el magnate empresarial Nabil Karoui, que obtuvo un millón de votos. Según estimaciones de la empresa encuestadora Sigma Conseil, el 90 % de los votantes de 18 a 25 años votaron por Saied.

A pesar de la baja participación electoral de los jóvenes en general, el aumento de la participación juvneil en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales reavivó el debate sobre la influencia de internet, y sobre todo de los medios de comunicación social, en el resultado.

En los meses previos a las elecciones, la desinformación y la información equivocada se difundieron ampliamente por plataformas de medios sociales, sobre todo Facebook. Observadores de la escena política señalaron el aumento de grupos de Facebook afiliados a partidos políticos y candidatos y de las páginas con un número considerable de seguidores. Páginas sin vínculos o afiliaciones declaradas también participaron activamente en la difusión de desinformación política y patrocinaron contenidos que elogiaban a algunos partidos y candidatos.

Leer más: Antes de las elecciones en Túnez, las redes sociales se inundaron de información falsa y desinformación

Grupos de la sociedad civil, plataformas tecnológicas, instituciones nacionales y profesionales de medios adoptaron medidas para contrarrestar la difusión de información equivocada y la desinformación durante el período electoral. Sin embargo, ante la falta de transparencia de las plataformas tecnológicas y el vacío legal en torno a la regulación de la publicidad política en los medios sociales, estas medidas resultaron insuficientes.

Biblioteca de anuncios de Facebook: transparencia limitada

El 2 de septiembre, fecha de inicio de la campaña de las elecciones presidenciales, Access Now y 14 grupos locales de la sociedad civil, dirigieron una carta abierta a Facebook, para pedir a la empresa “que implemente medidas efectivas para la transparencia y la rendición de cuentas hacia sus usuarios en el contexto de las próximas elecciones tunecinas”.

Los firmantes de la carta pidieron a Facebook que tomara medidas para “permitir a los votantes comprender cómo los actores políticos están usando Facebook para influir en los resultados electorales”, incluido el acceso público a información sobre cantidad de anuncios patrocinados, cantidad de dinero gastado en cada campaña publicitaria, demografía del público objetivo y la aplicación de un proceso de autorización de anuncios a los anunciantes políticos.

Coordinación de actividades no auténticas contra Túnez en Facebook

On October 3rd, Facebook announced the removal of 163 Facebook accounts, 51 Pages, 33 Groups and 4 Instagram accounts that were involved in ”coordinated inauthentic behavior” originating from Egypt targeting ten countries including Tunisia. This is the third time this year that Facebook removes accounts involved in ”inauthentic behavior” targeting Tunisia. In May of this year, a press release announced the removal of accounts responsible for similar activity originated from Israel. In January, the company removed 783 Pages, groups and accounts for engaging in coordinated inauthentic behavior tied to Iran targeting multiple countries including Tunisia.

El 3 de octubre, Facebook anunció la eliminación de 163 cuentas de Facebook, 51 páginas, 33 grupos y cuatro cuentas de Instagram involucradas en “comportamiento inauténtico coordinado” originado en Egipto y dirigido a diez países, incluido Túnez. Esta es la tercera vez en 2019 que Facebook elimina cuentas involucradas en “comportamiento inauténtico” contra Túnez. En mayo de este año, un comunicado de prensa anunció la eliminación de cuentas responsables de actividades similares originadas en Israel. En enero, la empresa eliminó 783 páginas, grupos y cuentas por participar en un comportamiento coordinado e inauténtico vinculado a Irán y dirigido a varios países, entre ellos Túnez.

Después de las elecciones, Facebook respondió a la carta abierta, afirmó que han tomado medidas a nivel mundial y en Medio Oriente y Norte de África para luchar contra la información equivocada, combatir la incitación al odio y evitar la interferencia extranjera, dijo AccessNow a Global Voices.

La compañía también dijo que había introducido un nuevo proceso de autorización para anuncios políticos y relacionados con las elecciones en más de 140 países y territorios, incluido Túnez, y que había puesto a disposición su biblioteca de anuncios en varios países fuera de la Unión Europea y Norteamérica, incluido Túnez.

Sin embargo, estas medidas siguen sin dar a los votantes suficiente información para que entiendan quién está tratando de influirlos y tomar decisiones informadas. Esta falta de transparencia también hace que sea difícil que las instituciones nacionales supervisen el gasto en publicidad política.

“El nivel de granularidad de la información que se da a los usuarios parece depender del país en el que se transmita el anuncio”, informó un análisis de Privacy International publicado en octubre de 2019.

Facebook dice que los anuncios políticos se archivan en su biblioteca de anuncios durante siete años. Sin embargo, Global Voices revisó las bibliotecas de anuncios de tres páginas de Facebook creadas a principios de septiembre al comienzo de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Estas páginas no oficiales de Facebook son un subconjunto de muchas que apoyaron a los entonces candidatos presidenciales Abdelfattah Mourou, Salma Elloumi y Abdelkarim Zbidi, que publicaron anuncios políticos durante la campaña. Hay muchas otras páginas que apoyan a los otros 23 candidatos que postularon en las elecciones presidenciales.

Ahora, las bibliotecas de anuncios de estas tres páginas no enumeran sus anuncios políticos anteriores.

Esta página no oficial de apoyo al entonces candidato presidencial Abdelfattah Mourou publicó anuncios políticos en septiembre, cuando comenzó la campaña para la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Captura de pantalla tomada y publicada en Twitter el 6 de septiembre por Mona Elswah.

 

Captura de pantalla [tomada el 5 de diciembre] de la biblioteca de anuncios de la página de Facebook antes mencionada de apoyo a Mourou. La biblioteca no muestra ningún registro de los anuncios políticos publicados durante la campaña presidencial.

“El problema está en la incapacidad de Facebook de determinar o distinguir entre las páginas que tienen contenido político, cultural o social”, dijo a GV Dima Samaro, asociada de políticas de Medio Oriente y Norte de África en Access Now. Samaro explicó:

The Ad Library that Facebook has built failed to provide any measures of transparency, and has only been functioning on a few pages. Ad Library of Facebook only shows the current running ads, but no details would be found on any of the previous/ non-current running ads, or even on any of those pages that have been taking down or its content.

La biblioteca de anuncios que Facebook ha elaborado no ha brindado medida alguna de transparencia, y solamente ha estado funcionando en unas cuantas páginas. La biblioteca de anuncios de Facebook solamente muestra los anuncios en ejecución actuales, pero no se encontrarán detalles en ningún anuncio en ejecución anteriores o no actuales, ni siquiera en ninguna de las páginas que se han ido eliminando o en su contenido.

Esta página no oficial de apoyo a la entonces candidata presidencial Salma Elloumi publicó anuncios políticos cuando la campaña para la primera vuelta de las elecciones presidenciales comenzó en septiembre. Captura de pantalla tomada y publicada en Twitter el 6 de septiembre por Mona Elswah.

Captura de pantalla [tomada el 5 de diciembre] de la biblioteca de anuncios de la página de Facebook antes mencionada que apoya a Elloumi. La biblioteca no muestra ningún registro de los anuncios políticos publicados durante la campaña presidencial.

Falta marco de trabajo legal

El uso de mensajes patrocinados en Facebook también atrajo la mirada de la Alta Autoridad Independiente para las Elecciones (ISIE). Nabil Baffoun, presidente del ISIE, señaló en una entrevista el 7 de octubre que durante una campaña electoral, la autoridad tiene en cuenta los anuncios de los candidatos presidenciales en los medios sociales. Las campañas electorales y su financiamiento están sujetos a las disposiciones de la ley electoral tunecina. En particular, Baffoun confirmó que las páginas patrocinadas que aparecen durante la campaña electoral caen en el ámbito de aplicación del artículo 143 de la ley electoral, que permite al ISIE y al Tribunal de Auditores imponer sanciones por violaciones electorales, como rebasar el límite de gastos e incumplir el silencio electoral.

En efecto, el 9 de octubre, el ISIE anunció la cancelación de parte de los votos obtenidos por el candidato de una circunscripción electoral que representa a los tunecinos en Francia, por romper el silencio electoral a través de anuncios políticos en Facebook. La comisión dijo que el candidato de 3ich Tounsi, organización sin fines de lucro registrada que presentó listas electorales no partidarias durante las elecciones, obtuvo 207 votos como resultado de este anuncio, lo que impactó directamente en los resultados electorales de la circunscripción. El ISIE no dio más explicaciones sobre cómo se realizó esta evaluación.

Los candidatos de la lista electoral en cuestión criticaron esta decisión. La Asociación Tunecina para la Integridad y Democracia de las Elecciones (ATIDE) también pidió a la comisión electoral que adoptara medidas transparentes mediante la publicación de sus informes de seguimiento del uso de Facebook en relación con las elecciones. ATIDE también hizo un llamamiento al nuevo Parlamento para que “establezca un marco legal decisivo y completo sobre la publicidad en los medios sociales durante las elecciones”.

Responsabilidad de los medios e iniciativas de verificación de datos

Periodista informa desde un colegio electoral el día de las elecciones, 13 de octubre de 2019. Foto de la entidad electoral [dominio público].

Las instituciones nacionales de Túnez, los grupos de la sociedad civil y las organizaciones de medios lanzaron iniciativas destinadas a contrarrestar la difusión de información equivocada y desinformación durante el período electoral.

En agosto, la Comisión Electoral (ISIE) y la Alta Autoridad Independiente para la Comunicación Audiovisual (HAICA), el ente regulador de la radiodifusión del país, emitieron una decisión conjunta que incluía cuatro capítulos y 49 artículos que establecían las normas para la cobertura mediática de las campañas electorales. Esto requería que los medios de comunicación locales y extranjeros que cubrían las elecciones respetaran los principios de igualdad de oportunidades y de equidad entre los candidatos. Las normas no se aplicaban a los medios electrónicos.

En asociación con el Consejo de Europa, HAICA también organizó talleres de creación de capacidades como parte de los esfuerzos para ayudar a los profesionales de medios a desarrollar las habilidades necesarias para ejercer su función de proporcionar información fiable y de alta calidad.

También se pusieron en marcha varias iniciativas de comprobación de los hechos.

HAICA, junto con la transmisora pública y la Agencia de Prensa Tunecina (TAP), lanzó una plataforma de verificación de hechos dedicada a exponer información engañosa difundida en línea.

Los sitios web privados de medios digitales también lanzaron sus propias iniciativas de verificación de datos. Meses antes de las elecciones, Business News lanzó BNCheck, plataforma de verificación de datos aún en funcionamiento. La revista en línea “L'Economiste Maghrébin” lanzó la etiqueta #FactCheckTNDecides para verificar las declaraciones y datos brindados por los candidatos presidenciales durante los dabates presidenciales televisados.

Durante un debate de reflexión sobre la experiencia de L'Economiste Maghrébin en la verificación de datos, los periodistas destacaron los altos costos financieros de la verificación de datos, y citó la necesidad de más reclutamiento, programas informáticos especializados y capacitación para los periodistas.

Más allá de 2019

La relación entre tecnología, elecciones y democracia se desarrollará aún más a largo plazo. La difusión de la desinformación y el aumento de la interferencia extranjera, entre otras preocupaciones, se han convertido en amenazas importantes para empresas tecnológicas, instituciones nacionales, periodistas y votantes.

En Túnez, las deficiencias de la legislación vigente y la falta de salvaguardias para prevenir futuros incidentes indican que la cooperación entre las partes interesadas y los esfuerzos conjuntos para elaborar contramedidas son cruciales para mantener la integridad de las elecciones y el proceso democrático del país en general.


Este artículo forma parte de una serie de publicaciones que examinan la interferencia sobre los derechos digitales mediante métodos como la interrupción de las redes de emisoras y la desinformación durante acontecimientos políticos claves en siete países africanos: Argelia, Etiopía, Mozambique, Nigeria, Túnez, Uganda y Zimbabue. El proyecto está financiado por el Fondo Africano de Derechos Digitales de Colaboración en Política Internacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones para África Oriental y Meridional (CIPESA).

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.