¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

“Creo una suspensión entre estados contradictorios”: Entrevista con la artista Parastou Forouhar

Parastou Forouhar, Marca de agua, en honor a los refugiados que muerieron ahogados en 2015. “La obra se creó en el ámbito del programa de residencia del Centro Brodsky, Universidad de Rutgers, y con la colaboración de Anne McKeown y Randy Hemminghaus, maestros de la fabricación de papel e impresión del Centro Brodsky”. Imagen cortesía de la artista.

La artista germano-iraní Parastou Forouhar es conocida por haber creado obras magistrales que encarnan la “sincronicidad entre armonía y belleza con otros matices que muestran la violencia y una sensación de inseguridad y atrapamiento”.

De naturaleza autobiográfica, su obra abarca diversos formatos, que incluyen instalaciones, animaciones, arte digital y fotografía.

En 1991, Forouhar se fue de Irán y se estableció en Alemania, donde hizo un posgrado en Artes. Su obra ha sido presentada en numerosas galerías y museos de Irán, Alemania, Australia y Nueva York, y también es parte de las colecciones permamentes del Parlamento alemán en Berlín y del Museo Británico en Londres.

Forouhar es profesora de Bellas Artes en la Academia Mainz de Bellas Artes de Alemania. Actualmente, su obra se exhibe en una exposición colectiva de mujeres artistas iraníes titulada Un puente entre tú y todo, gestionada por la aclamada fotógrafa Shirin Neshat, en la Galería High Line Nine de la ciudad de Nueva York (estuvo entre el 7 de noviembre al 14 de diciembre de 2019).

A continuación, algunos fragmentos de la entrevista que hice a Forouhar:

Parastou Forouhar, The Eyes, 2018.

Parastou Forouhar, Los ojos, 2018. Imagen cortesía de la artista.

Omid Memarian: Tu colección “Ojos” evoca un estado policial y la represión política. Al mismo tiempo, las líneas curvas, los símbolos recurrentes y el uso del blanco y negro muestran una armonía y tranquilidad que contrastan con el sentido que expresa la obra. Como espectador, me conmocionó. Tu preocupación está en Irán, pero la narrativa parece universal. ¿Qué motivó esta colección?

Parastou Forouhar: You pointed out something which I consider to be fundamental in a lot of my work: The concurrence of contradictory perceptions—the synchronicity of harmony and beauty, which are evident in the patterns and in their accumulation at first glance, along with other layers that display violence and a sense of insecurity and entrapment. Most of the latter layers become evident at second glance. In reality, by engaging the viewer in a work of art, I’m trying to show how to look at things and view them. I want to compel the viewer to look more carefully. As you in some way pointed out, this polarity and contradiction in perception, or the concurrence of opposing phenomena, is part of the human/social condition. You see its manifestation in Iran, but it’s not limited to a single society. Or, as you mentioned, it’s a universal narrative.

While working on the “Eyes” collection, which is one of my recent works, I was feeling a kind of intense crisis. There are social crises that stare at us and we seem to be fixated on them with anxiety, unable to overcome them. More than anything, this collection may have risen from the psychological and emotional crises that I’m going through, whether from the perpetual violence and oppression in Iran, the social collapse resulting from the various wars in the Middle East, growing confrontations with “the other” and fascism in Europe, where I live and work, or the coldhearted brutality against asylum seekers here and there.

Parastou Forouhar: Señalaste algo que considero fundamental en gran parte de mi trabajo: La concurrencia de percepciones contradictorias; la sincronicidad entre la armonía y la belleza, que observa a primera vista en la acumulación de patrones, con otros matices que expresan violencia y un sentido de inseguridad y atrapamiento. La mayoría de esos matices se hace evidente en una segunda mirada. En realidad, al capturar al espectador en la obra artística busco mostrar cómo se observan las cosas para verlas. Quiero obligar al espectador a mirar detenidamente. Como lo señalaste, la polaridad y la precepción contradictoria, o la concurrencia de fenómenos opuestos, es parte de la condición humana y social. Ves su manifestación en Irán, pero no se limita a una única sociedad. Como bien dijiste, es una narrativa universal.

Cuando trabajaba en la colección “Ojos”, una de mis recientes obras, sentía una crisis intensa. Hay crisis sociales que nos miran fijamente, y parece que nos estamos obsesionando, con ansiedad, incapaces de superarlas. Más que nada, esta colección pudo haber surgido de las crisis psicológicas y emocionales que atravieso, ya sea la violencia y la opresión perpetua en Irán, el colapso social causado por diversas guerras en el Medio Oriente, las crecientes confrontaciones con “el otro” y con el fascismo en Europa, donde vivo y trabajo, o la fría brutalidad contra los solicitantes de asilo en todas partes.

Parastou Forouhar: Red Is My Name, Green Is My Name III, 2016. Dibujo digital en Photo Rag, 80 x 80 cm. Imagen cortesía de la artista.

OM: Política, violencia, discriminación, desigualdad y dolor son los principales temas de tu trabajo, como en “Ojos”, “Marca de agua” y “Rojo es mi nombre”. A veces son fácilmente discernibles y, otras veces, se requiere mayor esfuerzo para encontrar la relación entre los diversos símbolos y elementos. ¿Qué te llevó a crear tanta armonía en los símbolos repetitivos? 

PF: Every artist works with life experiences. A person’s emotions and channels of understanding are formed by experiences. I grew up in a family and among a group of people whose main concern in life was to fight for freedom and justice under the dictatorship of the second king in the Pahlavi Dynasty. My father and mother and many of the people around me spent part of their life as political prisoners. In my youth, I witnessed the Iranian revolution and the Iran-Iraq war, along with the brutal suppression of political opponents by the Iranian government, followed by migration and expulsion from my homeland… These situations in life shaped my human emotions and gave rise to my art. My artistic language and forms are based on ornaments and patterns which I gradually picked up over the years and tried to use to express my art. The ornamental structure allows me to present a mixture of visible and hidden meanings, to create beauty, balance and harmony with details that make you feel trapped in an organized turmoil and chaos. I try to create the potential for suspension between contradictory states that will emotionally and psychologically engage viewers and make them ask questions. From a technical standpoint, many of these sets of works are digitally created and printed with wide use of computer programs.

PF: Todo artista trabaja con experiencias de vida. Las emociones y los canales de entendimiento de alguien se forman desde las experiencias. Crecí dentro de una familia y en un grupo cuya principal preocupación en la vida era luchar por la libertad y la justicia en medio de la dictadura del segundo rey de la dinastía Pahlavi. Mis padres y muchos de mi entorno pasaron parte de sus vidas como presos políticos. En mi juventud, fui testigo de la revolución iraní y de la guerra de Irán e Irak, y de la brutal supresión del Gobierno iraní contra los opositores políticos, seguida de la migración y el abandono de mi tierra natal… Estas situaciones de vida dieron forma a mis emociones y gestaron mi obra. Mi idioma y mi forma artística se fundamentan en ornamentos y patrones que fui recogiendo a lo largo de los años y traté de usarlos para expresarme. La estructura ornamental me permite presentar una mezcla de significados ocultos, crear belleza, equilibrio y armonía con detalles que te hacen sentir atrapado en una turbulencia y un caos organizado. Trato de generar una suspensión potencial entre estados contradictorios que capturará emocional y psicológicamente a los espectadores y los llevará a hacer preguntas. En cuanto a lo técnico, muchas piezas se crean digitalmente y se imprimen usando programas informáticos.

Parastou Forouhar, Written Room. Photo credit: Marc Domage. (Courtesy of the artists)

Parastou Forouhar, Salón escrito. Crédito de la foto: Marc Domage. Imagen cortesía de la artista.

OM: Muchas de tus obras son espaciosas. En vez de estar enmarcadas y colgadas de las paredes, se apoderan de toda la galería, de manera que el espectador viva una experiencia común.

PF: You can generate a more complex and compact connection when an art form engulfs the audience, rather than just being in front of you. I see this aspect being in harmony with my work. These site-specific works take over and transform the space. As an emigrant, space has always been a challenging element. I think the desire to transform space is, to some extent, related to the experience of immigration and the struggle to open up your own space. I think you can see traces of these special works when I first started as an artist after finishing my studies in Germany in the mid-1990s. I think my first work that had this special feature was “The Written Room.” It was initially presented in 1999 and most recently I performed it a few months ago. It has been my most traveled work.

PF: Se puede crear una conexión más compleja y compacta cuando la forma artística envuelve a la audiencia en lugar de solo tenerla frente. Este aspecto está en armonía con mi trabajo. Las obras específicas del sitio se apoderan del espacio y lo transforman. Por ser migrante, el espacio ha sido siempre un elemento exigente. Creo que el deseo de transformar el espacio, hasta cierto punto, se vincula con la experiencia de inmigración y con la lucha por abrirme un espacio propio. Se podían notar los rastros de estas obras especiales cuando me iniciaba como artista, luego de haber terminado mis estudios en Alemania a mediados de los noventa. Creo que mi primera obra tuvo ese rasgo especial fue “El salón escrito”. Se presentó por primera vez en 1999 y, más recientemente, la realicé hace unos meses. Ha sido la obra que más ha viajado.

Four-part photographic work Friday

Parastou Forouhar: Friday, obra fotográfica en cuatro partes. Imagen cortesía de la artista.

OM: A tus padres los mataron en Irán en 1998 los agentes de seguridad del régimen, y desde entonces, has buscado justicia y responsabilidad sobre estos crímenes políticos, además de mantener viva su memoria. ¿Cómo influyó esto en tu obra artística?

PF: The political murder of my parents has undoubtedly burdened me with a heavy load that I will always carry. These kinds of tragedies stay with people. I have always tried to avoid being crushed by this tragedy and as a human being, to react in a socially responsible way. Throughout the years, I have stood by the relatives of other victims of political crimes in Iran in order to seek justice and develop a culture of remembrance. There is no doubt that I have become more political and the impact of it can be seen in my artwork. But at the same time, I have always tried to be mindful of the basic difference between politics and art, and avoided taking advantage of them in favorable or detrimental ways.

PF: Sin duda, el asesinato político de mis padres ha sido una enorme carga que estará conmigo de por vida. Estas tragedias siempre nos acompañan. Traté de evitar que me aplastara y, como ser humano, busqué reaccionar de manera socialmente responsable. A lo largo de los años, me puse del lado de los familiares de las víctimas de crímenes políticos de Irán con el fin de buscar justicia y crear una cultura del recuerdo. No cabe duda de que me he vuelto más política, y eso se refleja en mi trabajo artístico. Pero, al mismo tiempo, siempre traté de ser consciente de las diferencias básicas entre política y arte, y evité sacarles provecho de maneras favorables o perjudiciales.

Dariush y Parvaneh Forouhar fueron brutalmente asesinados en su casa, al sur de Teherán, el 22 de noviembre de 1998. Dariush (70) recibió once puñaladas, y su esposa (58), veinticuatro. Imagen cortesía de la artista.

OM: Viajas con frecuencia entre Irán y Alemania , y a otros países. ¿Cómo influyeron tres décadas de vida, cultura y viajes a Occidente sobre tu identidad?

PF: By now I have spent more than half of my life in Germany. This second half of my life has shaped my professional career to such an extent that when I think and speak about my art, I rely on German as my primary language. In Germany and other countries, I’m introduced as a German-Iranian artist. I see myself as an immigrant who belongs to different cultures. I am attracted to spaces that are in between. Given this background and life experience, my identity is a process that is affected by many things. It’s alive and fluid, as opposed to fixed or solid.

PF: Hasta ahora, he pasado más de la mitad de mi vida en Alemania. La segunda mitad de mi vida dio forma a mi actividad profesional hasta tal punto que, cuando pienso en mi obra o hablo de mi obra, uso el alemán como primera lengua. En Alemania y otros países, me presentan como una artista germano-iraní. Yo me veo como inmigrante que pertenece a culturas diferentes, y me atraen los espacios que hay en medio. Dados mis antecedentes y experiencias de vida, mi identidad es un proceso que recibe muchas influencias. Es viva y fluida, en lugar de fija y sólida.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.