Aumenta violencia policial en Grecia, pero al Gobierno no le preocupa

Directora Dimitris Indares con collarín tras su violento arresto por parte de la Policía de Atenas. Foto ampliamente difundida en línea.

Desde que Grecia eligió un nuevo gobierno, liderado por el partido Nueva Democracia, en junio de 2019, los casos de violencia policial han llegado a dominar el debate público. Uno de los últimos incidentes se relaciona una redada policial del 18 de diciembre en las viviendas ocupadas por precarios en Atenas, durante la cual un conocido director de cine fue golpeado, herido y arrestado por negarse a cumplir las órdenes de la policía.

En noviembre, el ministro de Protección Ciudadana, Michalis Chrysochoidis, a cargo de las fuerzas del orden, lanzó un ultimátum: se debía evacuar a los ocupantes ilegales de edificios públicos y privados en dos semanas. La ocupación ilegal, que afecta principalmente a las mayores ciudades de Grecia, es presentada por el actual gobierno como manifestación de la ideología anarquista que supuestamente apoya a terroristas y migrantes.

Tras el anuncio del ministro, se realizaron varios operativos policiales, principalmente en la capital, para evacuar los edificios. El 18 de diciembre a las 7 de la mañana, el objetivo fueron tres edificios ocupados en Koukaki, prestigioso distrito del centro de Atenas, donde la Policía detuvo a nueve personas. Una vecina que vive en una casa cercana dijo que había sido objeto de violencia y amenazas cuando los agentes de policía irrumpieron en su casa, golpearon arrestaron a su esposo e hijo:

Ήρθαν τα ΜΑΤ και ζήτησαν να περάσουν από το σπίτι για να μπουν στο διπλανό. Ζητήσαμε χαρτί Εισαγγελέα για να περάσουν. Κάποια στιγμή ακούσαμε βήματα στη δική μας ταράτσα και πήγαν ο άντρας μου και τα παιδιά μου να δουν τι γίνεται. Ζήτησαν χαρτί Εισαγγελέα και σε απάντηση τους έβαλαν κάτω, τους έδεσαν τα χέρια και τους πλάκωσαν στο ξύλο. Πήγα να δω τι γίνεται και με απείλησαν και μου είπαν: Φύγε γιατί θα σε πετάξουμε από τη σκάλα.

[…] Είδα άνθρωπο των ΜΑΤ να έχει πατήσει το κεφάλι του γιου μου στο πάτωμα της ταράτσας. Ζητήσαμε Εισαγγελέα. Τους ξυλοκόπησαν και τους πήγαν στην ΓΑΔΑ. […]

La Policía vino y pidió entrar en la casa para llegar a la que está al lado. Pedimos una orden judicial. En algún momento oímos pasos en nuestro propio tejado, y mi marido y mis hijos fueron a ver qué pasaba. Pidieron una orden de arresto y en respuesta [la policía] los bajó, les ató las manos y los golpeó severamente. Fui a ver qué estaba pasando y me amenazaron: Vete, porque si no te tiramos de la escalera.

[…] Vi a un hombre de la unidad de policía antidisturbios de Grecia golpear la cabeza de mi hijo en el suelo del tejado. Pedimos una orden judicial. Los golpearon y los llevaron al cuartel general de la policía. […]

Resultó que el esposo de esta mujer es el famoso director de cine Dimitris Indares, más conocido por su película de 1995 “Como un gallo de la pradera en Wyoming”.

Policía y Gobierno niegan malas acciones

Según la versión de las autoridades –cuya credibilidad ha sido cuestionada en varias ocasiones–, Indares y su hijo estaban “reaccionando a la operación policial”. En un comunicado, el ministro Chrysochoidis defendió las acciones policiales, y afirmó que durante el enfrentamiento, los agentes “no cometieron más violencia de la necesaria”, “sufrieron violencia desproporcionada” y “estuvieron en peligro”.

Sin embargo, una foto, que inicialmente publicó en Twitter el fotógrafo Nikos Christophakis, muestra a alguien (probablemente una mujer) sentada en la terraza de la casa ocupada, atada y descalza, con la cabeza cubierta con una capucha negra. La foto se hizo viral en las plataformas de medios sociales, a pesar de que ya se ha retirado el tuit original.

Foto de una persona tirada en el suelo, atada y encapuchada. Imagen ampliamente difundida en línea, y utilizada por el diario Avgi.

Por su parte, la televisora privada Open TV emitió un audio del arresto de Indares que grabaron los vecinos. En un intento por desacreditar el testimonio de la familia y el material audiovisual, la policía revisó su historia inicial, y dijo que los dos hijos de la familia eran miembros de la casa ocupada e intentaron saltar a un tejado vecino. El portavoz de la policía también acusó a Indares de intentar incautar el arma de un oficial:

Οι εικόνες που κυκλοφορούν στο διαδίκτυο είναι παραπλανητικές. Δεν υπάρχουν κουκούλες, ούτε γυναικεία παρουσία, ούτε αναιτιολόγητη βία. Οι τρεις άνδρες έχουν συλληφθεί και προσήχθησαν στην Ασφάλεια Αττικής.

Las fotos que circulan en línea son engañosas. No hay capuchas, ni hay mujeres ni violencia irracional. Los tres hombres fueron arrestados y conducidos a Seguridad Interna.

En una entrevista televisiva, el ministro de Desarrollo, Adonis Georgiades, se preguntó por qué la familia se negó a cooperar durante la evacuación de los ocupantes ilegales: “Las personas arrestadas estaban ayudando a los ocupantes ilegales, por eso no permitieron que la policía entrara en su casa”.

Según el artículo 9 de la Constitución griega, “el hogar de cada persona es un santuario” y “los infractores serán castigados por violar la protección del hogar y por abuso de poder”.

Oposición y comunidad artística apoya a Indares

Contra lo expresado por el Estado, miembros de la oposición política y de la comunidad artística han defendido a Indares y a sus hijos. Con citas de informes médicos de hospitales públicos, Giannis Ragkousis, jefe de la División de Protección Ciudadana del partido opositor SYRIZA, se quejó de que los agentes de policía dispararon al menos a una mujer a quemarropa con una bala de plástico.

La policía respondió a esta acusación recurriendo a la semántica, y afirmó que no habían utilizado balas de plástico sino lanzadores de goma del tamaño de pelotas de ping pong.

En medios sociales, los artistas griegos expresaron su enojo por el arresto de Indares y la versión policial de los hechos. La Academia de Cine Griego reafirmó su apoyo incondicional a Indares y su familia, mientras que el también reconocido director Pantelis Voulgaris dijo durante una emisión de radio que encontraba “inconcebible” el arresto de Indares.

Mezclando indignación con ironía, los cibernautas expresaron su apoyo:

Μπουκάρουν τα ΜΑΤ στο σπίτι σου, όχι γιατί συμβαίνει κάτι στο σπίτι σου, αλλά γιατί θέλουν να μπουν στο διπλανό κτήριο. Ζητάς εισαγγελέα (όπως προβλέπει ο νόμος). Η απάντηση είναι ξύλο, δέσιμο χειροπόδαρα και απειλές.
Μπράβο στον υπουργό Μιχάλη. Από overdose κανονικότητας θα πάμε σ’ αυτή τη χώρα.

La Policía irrumpe en tu casa, no porque algo esté pasando dentro, sino porque quieren llegar al edificio vecino. Exigen la presencia de un fiscal (como lo exige la ley). La respuesta es golpear, atar manos y pies, y amenazar.
Bien hecho, ministro Michalis. Moriremos de una sobredosis de “normalidad” en este país.

En Facebook, la usuaria Anna Zabel comentó los contraargumentos ofrecidos para justificar la violencia y muertes policiales a lo largo de años:

2008: Τι δουλειά είχε στα Εξάρχεια;
2013: Τι δουλειά είχε να τσακώνεται για τη μπάλα;
2018: Τι δουλειά είχε μέσα στο μαγαζί του άλλου;
2019: Τι δουλειά έχετε μέσα στα σπίτια σας;

2008: ¿Cómo es que estaba en Exarchia? [Policía mata a joven estudiante Alexis Grigoropoulos en Exarchia]
2013: ¿Cómo es que estaba discutiendo sobre fútbol? [neonazi Amanecer Dorado mata a músico antifascista Pavlos Fyssas, e inicialmente se informó como discusión futbolística]
2018: ¿Cómo es que estaba dentro de la tienda de otra persona? [El activista LGBTQI Zak Kostopoulos fue linchado fuera de una joyería, inicialmente se informó como intento de robo]
2019: ¿Cómo es que están dentro de sus casas?

Sentir contra ocupantes ilegales expresado en medios sociales

No todos apoyan a Indares o su acción de solidaridad con los ocupantes ilegales. Algunos ciudadanos apoyan las acciones policiales y pintan al director como anarquista, y algunos tuits adoptan tono racista:

¿Cómo es que la familia del señor Indares (¿es ese un nombre griego?) estaba dentro de su casa, todos, tan temprano?
¿No tienen que ir a trabajar?
Algunos como ellos extrañan las mesadas que Kyriakos [Mitsotakis, primer ministro griego] recortó y ahora lloran.

Παράσιτα της κοινωνίας … ανάξιοι λόγου … βδελυρά υποκείμενα που κειμενονται μεταξύ μαρξισμού και ωφελιμισμού.
– Ioannis Chassiotis, Facebook

Parásitos de la sociedad… no vale la pena mecionar… indignantes especímenes entre el marxismo y el utilitarismo.

Algunos ataques contra Indares han sido usados por miembros del partido gobernante, como el ministro de Nueva Democracia del Parlamento, Giannis Loverdos:

Αφού δεν μπόρεσε να διακριθεί ως πετυχημένος σκηνοθέτης στην μυθοπλασία του κινηματογράφου, ελπίζει σε νέα καριέρα μετατρέποντας την πραγματικότητα σε μύθο, προς τέρψιν των ιδεοληπτικών συντρόφων του της αριστεράς!

Tras fracasar como exitoso director de películas de ficción, aspira una nueva carrera de convertir la realidad en ficción, ¡para deleite de camaradas izquierdistas!

En Facebook, el usuario Chris Toutouzas señaló que esas afirmaciones son irónicas, pues Indares es conocido por sus ideas de derecha:

[…] απλά να αναφέρουμε πως είναι γνωστό τοις πάσι, πως ο συγκεκριμένος σκηνοθέτης είναι ένας πολύ ήρεμος και πράος άνθρωπος, δεξιών πεποιθήσεων, που κάνει πολύ καλά τη δουλειά του. […] Στον Δημήτρη Ινδαρέ, έχει συμπαρασταθεί μέχρι τώρα, ΟΛΟΣ ο αναρχικός και αριστερός κόσμος της χώρας, όχι γιατί περιμένει κάτι […]

ΟΛΟΙ οι άνθρωποι της […] “Δικής του τάξης” ΔΥΟ μέρες τώρα τον αποκαλούν κάθαρμα, άπλυτο, καθίκι, καταληψία και ρωτάνε τι έκανε 6 το πρωί αυτός και η οικογένειά του, ΜΕΣΑ ΣΤΟ ΣΠΙΤΙ ΤΟΥΣ! […]

[…] solamente para mencionar que es bien sabido que este director es un derechista muy tranquilo y sereno, que hace muy bien su trabajo. […] TODOS los anarquistas e izquierdistas del país le han expresado hasta ahora su apoyo, no porque esperen algo a cambio […]

TODA la gente de […] hace DOS días que los de ‘su propia clase’ lo han estado llamando escoria, sucio bastardo hijo de puta, un ocupante precario. ¡Y han preguntado cómo es que él y su familia estaban DENTRO DE SU PROPIA CASA a las 6 de la mañana! […]

A pesar del acalorado debate nacional, parece que el Gobierno no cree que deba preocuparse por la violencia policial. Tras el incidente del 18 de diciembre, Al Jazeera publicó un extenso informe que indica que la tendencia sigue creciendo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.