Medios franceses ignoran modelos a seguir de minorías en informes de COVID-19

Niño con mascarilla en brazos de su padre. Foto de Xavier Donat vía Flickr (CC BY-NC-ND 2.5).

En 2004, el libro del sociólogo Eric Maurin, “El gueto francés”, describió los procesos responsable para la segregación social y y geográfica que caracterza a la sociedad francesa.

¿La televisión francesa repite esos procesos? A la televisión francesa se le ha acusado muchas veces de segregación de las minorías, sobre todo los negros, y no se ha corregido. La cobertura de la pandemia de COVID-19 es un buen ejemplo.

El 12 de marzo, 35 millones de personas, una cantidad sin precedentes, vio al presidente Emmanuel Macron explicar que había decidido imponer confinamiento a nivel nacional para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Casi inmediatamente, las principales televisoras empezaron a organizar extensos debates con médicos, investigadores y especialistas a salud pública de los hospitales, escuelas o laboratorios más reputados en Francia, Suiza y Estados Unidos, Millones de ciudadanos quedaron expectantes cuando estos expertos transmitían día a día información clave que aplacarían nuestros temores y posiblemente salvaría vida.

Aunque informativos, estos debates diarios revelaron una verdad triste y dolorosa: en la étnicamente diversa Francia de hoy, las personas que aparecen en en televisión porque se las consideraba calificadas para explicar crisis globales y sugerir soluciones a los problemas mundiales tenían el mismo color. Todos eran blancos.

Coincidentemente, en su informe anual de lucha contra el racismo, antisemitismo y xenofobia, la Comisión Consultiva Nacional de Derechos Humanos Francesa (CNDH), recomendó:

The CNCDH calls on the Higher council for the audiovisual sector (CSA) to encourage representation of black men and women, including in advisory roles.

La Comisión Consultiva hace un llamado al Consejo Superior del sector audiovisual que aliente la representación de hombres y mujeres negros, también en cargos consultivos.

La recomendación solamente confirma lo que docenas de artículos, ensayos y sitios web han estado denunciando desde hace varios años: que con demasiada frecuencia, las televisoras francesas no lograr presentar personalidades de minorías en puestos positivos de liderazgo. Esto es significativo porque la televisión tiene el poder de crear modelos a seguir y fortalecer a jóvenes de todos los orígenes.

Intentos de corregir antigua indiferencia a las minorías

Como antigua potencia colonial, Francia es consciente de que necesita hacerlo mejor para promover e integrar a las minorías.

Un estudio de 2013 de Catherine Ghosn comparó la representación minoritaria de la televisión estadounidense, belga, británica, canadiense y francesa. Ghosn señaló que las políticas francesas en este rubro eran mucho menos efectivas y eficientes que para todos los otros países del estudio.

En 2007, la académica Catherine Humblot observó que aunque Francia ha mostrado progreso en retratar a las minorías, hay mucho por hacer. Por ejemplo, explica que recién en 2006 un importante canal francés tomó la audaz decisión de tener un periodista negro, Harry Roselmack, presentador de noticias en horarios estelar, y solamente de manera interina. A manera de comparación, según el periodista neerlandés Stefan de Vries, también en 2006 se retiró la primera mujer negra presentadora de noticias en la televisión neerlandesa.

‘Ver para creer’

A fines de 2019, Judy Woodruff, presentadora del programa estadounidense PBS Newshour, presentó a la joven ingeniera biomédica afroamericana Elizabeth Wayne en estos términos:

More than half the children in American schools are students of color, but their teachers are overwhelmingly white. [Tonight] we hear from an African-American biomedical engineer on why it is so important to see ourselves in front of the classroom.

Más de la mitad de los niños en escuelas de Estados Unidos son estudiantes de color, pero sus maestros son abrumadoramente blancos. [Hoy] nos dice una ingeniera biomédica afroamericana por qué es tan importante vernos delante el aula.

La doctora Elizabeth Wayne tuvo una fuerte experiencia en pregrado cuando asistió a una conferencia que presentaba a una oradora negra. Wayne explicó:

I had never realized that I had never had someone who looked like me, teaching me. … I have always thought that seeing is believing …

Nunca me había dado cuenta de que nunca había habido nadie que fuera como yo, enseñándome. Siempre he creído que hay que ver para creer…

El descubrimiento de Wayne se publicó y luego se analizó en más de 700 artículos. Dice que algunos mensajes que recibió eran de personas que le dijeron: “Nunca había visto que a una mujer negra en bata de laboratorio le describieran como colaboradora de un gran descubrimiento”.

¿Tal vez el problema en Francia es de otra naturaleza? ¿Será que Francia tiene tan pocos especialistas de minorías que sean médicos? Probablemente no. En 2007, el diario francés Libération citó al funcionario de Naciones Unidas Habib Ouane, que dijo: “¡Hay más médicos benineses en París que en todo Benín!”.

Y el periodista Majed Nehme escribió en abril:

French health care system is increasingly benefiting from the massive influx of sub-Saharan African health professionals coming especially from Senegal, Mali, Benin, Burkina Faso, Congo and all French-speaking countries.

El sistema de salud francés se beneficia cada vez más de la masiva entrada de profesionales de la salud de África Subsahariana, que vienen sobre todo de Senegal, Mali, Benín, Burkina Faso, Congo y todos los países francoparlantes.

También puede haber una razón siniestra por la cual las minorías, sobre todo los negros, son incluidas en roles estereotipados específicos en la televisión francesa. Por supuesto, los grandes modelos a seguir de minorías son esenciales en los espectáculos, y la juventud de las minorías los admiran, sabiendo que algún día pueden ganar un Óscar o ser una leyenda olímpica. Pero ¿qué hay de prometedores jóvenes científicos de minorías que pueden ayudar a descubrir la próxima cura?

Los medio, sobre todo la televisión, tiene un papel significativo en cómo las personas se ven. La televisión puede ayudar a crear modelos a seguir positivos de minorías para los niños, y ayudarlos a llegar más allá de lo que creen posible.

Todos conocemos la historia del “águila que vivía como un pollo”: tras caer de su nido, un aguilucho llega a una granja de pollos donde lo adoptan rápidamente. Crece pensando que es un pollo. Un día conoce a un águila vieja que le enseña a volar y la ayuda a desarrollar su potencial.

La política de segregación continua y sistemática de la televisión francesa no solamente evitará que surjan modelos a seguir  positivos de minorías, sino que podría exacerbar tensiones sociales con la consolidación de viejos guetos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.