Gobierno de Australia choca con Facebook y Google por ganancias procedentes de las noticias

Facebook News - U.S. website

Facebook News – sitio web estadounidense (foto de la página web desde el computador portátil del autor de este artículo)

En lo que sería novedad a nivel mundial, si tiene éxito, el Gobierno australiano ha redactado leyes que obligarían a los gigantes tecnológicos Facebook y Google a negociar con los medios el pago por vincularse a sus artículos. Las compañías han contestado de manera desafiante.

La disputa tiene su origen en una petición del Gobierno federal a la Comisión Australiana de la Competencia y del Consumidor (ACCC). En diciembre de 2017, se ordenó a la ACCC que examinara las repercusiones de los motores de búsqueda en línea, los medios sociales y los agregadores de contenido digital (plataformas digitales) que compiten en los mercados de los medios de comunicación y los servicios de publicidad. Su informe final fue publicado en 2019 y el 31 de julio de 2020 se publicó un proyecto de ley.

El proyecto de ley estableció un código de conducta, que exigiría negociaciones entre las partes interesadas que podrían dar lugar al pago a los editores del contenido. Si no se llegara a un acuerdo, se recurriría al arbitraje obligatorio.

Como es de esperar, la mayoría de las grandes compañías de medios apoyan el código, como explica el periódico The Guardian:

The government, acting on the advice of its competition regulator, accepts the argument that the platforms benefit far more, and that their substantial market power means the news companies do not have the capacity to demand a better deal. It also accepts the argument that this lopsided relationship jeopardises the capacity of the media to continue to play their essential role in society.

El Gobierno, siguiendo el consejo de su regulador de competencia, acepta la tesis de que las plataformas se benefician mucho más, y de que su importante poder de mercado hace que las empresas de noticias no tengan la capacidad de exigir un mejor trato. Además, acepta la tesis de que esta relación desequilibrada pone en peligro la capacidad de los medios para seguir desempeñando su papel esencial en la sociedad.

Los intereses específicos de los medios australianos pueden ayudar a explicar por qué parece haber confusión sobre la diferencia entre el uso de un enlace a las noticias y la publicación del contenido real. Fomentan la creencia común de que las plataformas están obteniendo ingresos por publicidad de estos enlaces, dinero que debería ir a los productores de noticias.

La reacción de Google y Facebook

Al parecer, Google está dispuesto a pagar por el contenido y ha emprendido algunas negociaciones para hacerlo; ha organizado una campaña publicitaria y de presión con una carta a la ACCC publicada en sus plataformas en Australia, cuya última actualización resume su posición.

Además, han destacado parte del proyecto de ley que los obliga a avisar a los grandes medios noticiosos de los cambios en las clasificaciones y algoritmos de búsqueda. Advierten que el “motor de búsqueda y YouTube, que son servicios gratuitos, corren peligro en Australia” sin ser demasiado específicos sobre su futuro.

También afirmaron también que Google News en Australia está bajo amenaza.

Facebook ha amenazado con eliminar el contenido de las noticias de su página:

[…] we will reluctantly stop allowing publishers and people in Australia from sharing local and international news on Facebook and Instagram.

[…] a regañadientes, dejaremos de permitir que los productores y los australianos publiquen noticias, locales e internacionales, en Facebook e Instagram.

Ya han cambiando sus términos de servicio en el país para permitir que esto ocurra:

Effective October 1, 2020, section 3.2 of our Terms of Service will be updated to include: ‘We also can remove or restrict access to your content, services or information if we determine that doing so is reasonably necessary to avoid or mitigate adverse legal or regulatory impacts to Facebook’

A partir del 1 de octubre de 2020, la sección 3.2 de nuestros Términos de Servicio se actualizará para incluir: “también podemos eliminar o restringir el acceso a su contenido, servicios o información si determinamos que hacerlo es razonablemente necesario para evitar o mitigar los impactos legales o normativos adversos en Facebook”.

Sin embargo, Facebook también dio una noticia atractiva:.

We already invest millions of dollars in Australian news businesses and, during discussions over this legislation, we offered to invest millions more. We had also hoped to bring Facebook News to Australia, a feature on our platform exclusively for news, where we pay publishers for their content.

Ya invertimos millones de dólares en empresas periodísticas australianas y, durante los debates sobre esta ley, ofrecimos invertir más millones. También esperamos traer Facebook News al país, una herramienta de nuestra plataforma exclusiva para las noticias, en la que pagaremos a los productores para su contenido.

Comentarios en línea

La suma de dinero de la que estamos hablando podría superar los 600 millones de dólares australianos [unos 40 millones de dólares estadounidenses) según Bernard Keane, editor político de Crikey, página de noticias independiente de Australia.

Sin embargo, rechaza la postura del Gobierno, afirma que está robando dinero de compañías de éxito:

The government’s proposed News Media and Digital Platforms Mandatory Bargaining Code would be a draconian regulation to force two explicitly identified companies, Google and Facebook, to hand an unlimited amount of revenue over to Australian media companies, justified by a fiction that those companies steal news content.

[…] The code is justified by a News Corp lie, that Google steals news content and makes billions of dollars from it.

El Código de Negociación Obligatoria de los Medios de Noticias y Plataformas Digitales propuesto por el Gobierno sería una regulación draconiana para obligar a dos empresas explícitamente identificadas, Google y Facebook, a entregar una cantidad ilimitada de ingresos a los medios de comunicación australianas, justificada por la ficción de que esas empresas roban el contenido de las noticias.

[…] El código está justificado por una mentira de News Corp, de que Google roba el contenido de las noticias y gana miles de millones de dólares con eso.

Tim Dunlop, respetado escritor independiente australiano, reflexionó mucho en Twitter sobre el enfoque del Gobierno:

El gran error que cometió el Gobierno con respecto a Facebook y Google, y la extracción de dinero de ellos para las noticias, es que se dejaron atrapar en la visión del mundo de los medios de comunicación, sobre todo la visión de News Ltd.
Están pensando como una compañía de medios y no como un Gobierno.

Aquí puedes leer el hilo completo.

Hal Crawford explicó el caso a los neozelandeses en Spinoff:

Google, Facebook and other global companies are not sufficiently contributing to the public purse and the community life of the places where they conduct business. Both companies have made moves to support news locally, but these good initiatives are not yet enough to balance the books.

Google, Facebook y otras compañías globales no están contribuyendo suficientemente al erario público y a la vida comunitaria de los lugares en los que realizan sus negocios. Ambas compañías han tomado medidas para apoyar a los medios locales, aunque estas buenas iniciativas no son suficiente para equilibrar las cuentas.

El rol de News Corp

El Gobierno australiano tiene el apoyo de las grandes compañías de medios, en particular de News Corp de Rupert Murdoch. Es más, para algunos es como hacer su oferta argumentando que el código de conducta refleja una presentación de News Corp a la ACCC. Shane Dowling de Kangaroo Court de Australia no tiene dudas:

Rupert Murdoch’s News Corp and the Scott Morrison government are conspiring in an attempt to shakedown Google and Facebook for hundreds of millions of dollars.

La News Corp de Rupert Murdoch y el gobierno de Scott Morrison están conspirando en un intento de estafar a Google y Facebook por cientos de millones de dólares.

Uno de los aspectos algo desconcertantes de la fuerte posición de NewsCorp es que casi no tiene páginas de noticias gratuitas. El periódico nacional The Australian es un buen ejemplo de un servicio de suscripción de pago solamente.

Otros está irritados por el hecho que la Corporación de Radiodifusión Australiana (ABC) y el Servicio Especial de Radiodifusión (SBS), de propiedad del Gobierno, están excluidos del plan propuesto. Esto incluye al Partido Verde Australiano, pero otros temen que esto socave su financiación e independencia del gobierno:

Los Verdes pueden volver a obligar a Facebook y Google a pagar por las noticias si se incluye a ABC.
Sarah Hanson-Young dice que la Coalición necesita arreglar el borrador del código para salvar el periodismo de interés público y si lo hiciera los Verdes podrían respaldarlo
.
————-
ABC NO DEBE permitir que los Verdes hagan esto. Resultaría en una reducción de la financiación del Gobierno y hará que ABC de Australia se atuviera a los intereses comerciales y al crecimiento económico. “Los Verdes pueden volver a obligar a Facebook y Google a pagar por las noticias si se incluye a ABC”.

Los Verdes pueden volver a obligar a Facebook y Google a pagar por las noticias si se incluye a ABC.
Sarah Hanson-Young dice que la Coalición necesita arreglar el borrador del código para salvar el periodismo de interés público y si lo hiciera los Verdes podrían respaldarlo.
————-
ABC ha sido el saco de boxeo de este gobierno durante demasiado tiempo. Arreglar este código, incluidas las emisoras públicas y salvar la AAP, es lo que requiere el panorama informativo de Australia”.

De acuerdo. Necesitamos incluir a ABC y SBS.

Además, hay preocupación por el futuro de la agencia de noticias Australian Associate Press y la financiación de los periódicos regionales.

Esto no es solo como pelear con la propia sombra. Los gigantes de la tecnología enfrentan multas de hasta el 10 % de su facturación anual si no cumplen con el código. Podría equivaler a cientos de millones de dólares.

El proyecto de ley ha sido el objeto de una consulta de un mes y debería debatirse en el Parlamento antes de fin de año.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.