Protesta de mujeres en Bakú por espantoso asesinato

Un grupo de mujeres sostienen pancartas “El feminicidio es político”. Foto tomada de la página de Facebook de Gulnara Mehdiyeve, vía OC MEDIA y usada con su autorización.

Este artículo apareció en inglés en OC MEDIA. Reproducimos una versión editada en virtud de un acuerdo de asociación de contenido.

El 4 de febrero de 2021, feministas de Azerbaiyán se manifestaron frente a la Casa de Gobierno en respuesta al brutal asesinato de una mujer en Bakú.

“A pesar de la terrible situación que atraviesan las mujeres en Azerbaiyán, el Comité Estatal de Asuntos de la Familia, la Mujer y la Infancia no toma medidas serias ni informa sobre la situación actual”, dijo una de las manifestantes a Voice of America.

Las manifestantes sostenían pancartas que decían “El feminicidio es político”, que fueron confiscadas por la Policía después de observar la escena durante algunos minutos. La Policía también escoltó a las mujeres fuera del lugar.

Las manifestantes afirmaron que la protesta fue consecuencia del brutal asesinato de Banu Maharramova, de 32 años, cuyo cuerpo desmembrado fue encontrado en el cubo de la basura en el distrito de Nasimi, Bakú el 27 de enero. La policía local alega que fue asesinada por su suegro, Idris Maharramov, de 75 años.

La Policía informó que después de matar a la mujer, Maharramov desmembró su cuerpo, metió las partes en bolsas de celofán y las arrojó a los contenedores de basura en el distrito cercano. Según los vecinos, Banu Maharramova vivía con sus dos hijos y sus suegros, mientras que su marido vive en el extranjero.

Después del incidente, la Policía detuvo a Idris Maharramov. Permanece detenido bajo sospecha de haber cometido asesinato. La investigación está en curso.

La noticia del asesinato desató una ola de ira en las redes sociales con la etiqueta #BanuÜçünSusma (no te calles por Banu).

Aghazadeh dijo que inicialmente planearon la manifestación como respuesta a los recientes suicidios de dos mujeres jóvenes en enero. Dijo que sus muertes fueron un “síntoma de la violencia endémica y la falta de apoyo social que enfrentan las mujeres en Azerbaiyán”.

“Las mujeres se sienten atrapadas”, continúa Aghazadeh, “hay muy pocos refugios de violencia doméstica y dudan en recurrir a la Policía, ya que los agentes a menudo intentan la reconciliación familiar, pero en realidad devuelven a las víctimas a manos de su abusador”.

“El objetivo de nuestra protesta frente a la Casa de Gobierno era llamar la atención del Defensor del Pueblo y de la Comisión Estatal de Asuntos de la Familia, la Mujer y la Infancia, cuyas oficinas se encuentran en este edificio, y son directamente responsables de combatir este tema en el país”, concluyó Aghazadeh.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.