¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japón: La pena de muerte

El 23 de agosto tres internos de Tokio y Nagoya, todos culpables de asesinato, fueron colgados . Estas ejecuciones hicieron ascender a 10 el número de ejecuciones que se llevaron a cabo durante los 11 meses de la administración del entonces ministro de justicia Nagase Jinen, quien fue movido del puesto poco después del reciente cambio de gabinete. Con más de 100 internos condenados a muerte, Japón es uno de los pocos países supuestamente industrializados, junto con los Estados Unidos, en los que la pena de muerte está aún en práctica y es apoyada por un gran porcentaje de la población. En un reporte publicado a principios de este año, el Comité contra la Tortura de la ONU señaló el hecho que a los condenados a muerte no se les informa sobre su ejecución sino pocos minutos antes y condena este proceso como una tortura adicional.

La Pena de Muerte de Asia tiene un resumen exhaustivo en inglés de los eventos más recientes en lo que respecta a la práctica de la pena de muerte en Japón.

A pesar de la crítica fuera de Japón, el problema no recibe mayor atención dentro del país. Después de las ejecuciones de la semana pasada, un puñado de bloggers responden a las noticias:

Un número aplastante de bloggers está a favor de las ejecuciones. El blogger enterprise presenta una típica visión de esta expresión:

Bien, supongo que la gente tiene diferentes opiniones, pero personalmente, pienso que la pena de muerte es un sistema necesario. Si la pena de muerte fuese eliminada, quién se encargaría de los criminales en prisión? ¿Serían alimentados con el dinero de los impuestos?

Esto significa que el dinero con el que la familia de la víctima ha pagado sus impuestos sería utilizado también ¿no es así? Alguien asesina a su familia y luego se les cuida -Debo cuestionar esto. Supongo que aquellas personas que están en contra de la pena de muerte se apoyan en la santidad de la vida o algo por el estilo, pero entonces ¿cómo sería compensada la vida de la persona asesinada?

Yakuni escribe:

Si alguien comete un crimen por el que merece morir, entonces debería ser sentenciado a prisión de por vida sin ninguna clase de perdón, de modo que a la persona no solamente se le impida salir de prisión después de, digamos, 7 ó 15 años, sino que también sienta que con trabajo forzado, vivir es peor [que la muerte]. De eso se tratan las compensaciones por crímenes. Debe notarse que la muerte es simplemente la liberación del alma.

retsureppu fue uno de los pocos bloggers que criticó con fuerza la pena de muerte:

El Ministro de Justicia Guillotina Nagase llevó a cabo otra vez la ejecución de tres personas el 23 de agosto. Esto significa que dentro de los 10 meses que lleva su adminstración, ha llevado a cabo 10 ejecuciones. No tiene ni el menor chance de ser designado como Ministro de Justicia en el próximo cambio de gabinete y no podemos aceptar esta última órden de ejecución, el último pedo del zorrillo[*]. Me parece que he escrito esto antes, pero creo que el juez que emitió la sentencia de muerte y el ministro que firmó la órden ejecución deberían estar presentes en la escena de la ejecución. Si el Ministro de Justicia puede mantener su salud mental después de 10 ejecuciones, entonces aceptaré hasta cierto punto su convicción. No creo que haya habido un alcaide que haya presenciado 10 ejecuciones en 10 meses, pero sospecho que probablemente enloquecería. He escuchado que toma aproximadamente 10 minutos, dependiendo de la persona, el morir por ahorcamiento y, como están en trance hacia la muerte, se mueven y se retuercen. Leí hace poco en un libro acerca de la pena de muerte que los empleados de la prisión que observan las ejecuciones pierden una noche de sueño. La pena capital es un asesinato brutal por parte del Estado.

Mientras muchos bloggers discuten los pros y los contras de la pena de muerte, algunos discuten también otros aspectos del sistema.

Un blogger escribe:

Mi casa está cerca del Centro de Detención de Tokio.
Dos personas fueron aparentemente ejecutadas anteayer.
En los refugios para cachorros, se usa la cámara de gas para la eutanasia.
En el caso de los humanos, se hace con ahorcamiento.
Escuché que el piso cae cuando cuando se aprieta un botón.
Pero incluso si [la pena de muerte] es parte del trabajo, me pregunto ¿cómo se sentirán los empleados de la prisión que presionan el botón y matan a una persona con su propia mano?
Me pregunté esto por sólo un momento.

Otro blogger discute el asunto desde los dos lados del debate:

Esta semana, el Ministro de Justicia ordenó la ejecución de tres internos. El Ministro actual de Justicia ha dado su permiso para llevar a cabo 10 ejecuciones en total durante su administración. Sin embargo, hay más de 100 internos que han sido sentenciados a muerte y esperan ahora su ejecución. Desde 1993, muchos individuos han sido nombrados como Ministro de Justicia, pero ninguno ha dado órdenes de ejecución.

Parece que este problema nunca es tocado en el Hochi Shimbun[**]. Cuando un delincuente comete un crimen, se habla de eso y se reporta todos los días. Y si se trata de asesinatos, especialmente si es un caso muy grave, todo el mundo espera que el acusado sea condenado a muerte. Sin embargo, al momento en el que la orden se da, nadie desea la “muerte” de otro individuo, de un ser humano.

Esto deja sobre la mesa ciertos asuntos: “¿Tienen los seres humanos el derecho de juzgar a otros?” “¿Alguien que haya asesinado brutalmente a una persona tiene derecho a seguir viviendo?” “¿Qué hay con el dolor de la familia de la víctima?” “¿Se compensa el crimen con la pena capital?”

En cualquier sociedad, existen tanto las personas que se oponen a la pena de muerte como las que la apoyan. Aquéllos que se oponen son la mayoría de las veces personas involucradas en los casos. Entonces, cuando algo ocurre y su propia familia queda en la posición de la víctima, creo, deben cambiar de opinión. Por otro lado, la gente que está a favor [de la pena de muerte] probablemente cambiaría también su opinión si se vieran forzados a estar en el momento de la ejecución. Esto sucede porque la muerte de alguien no se compensa con la muerte de su oponente. Visto de otro modo, es imposible revivir a la víctima.

Mientras exista la raza humana, este asunto seguirá siendo discutido y jamás alcanzará una conclusión final.

* N del T – Expresión típica japonesa.

** N de la T – Periódico japonés.

Escrito por Hanako Tokita.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.