¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bahréin: ¿Causas perdidas?

Recientemente, varios bloggers han estado quejándose acerca de falta de una educación real, falta de pensamiento crítico y falta de compromiso político en Bahréin.

Coolred38, una norteamericana que vive en Bahréin, cuenta algunas de las malas experiencias que sus hijos han tenido en colegios estatales, y enumera todas las fallas del sistema gubernamental como ella los ve. Y concluye:

Me gustaría poder mandar a mis hijos a un colegio privado… Me gustaría rodearlos de gente a los que les preocupara su futuro… aunque no fueran bahreiníes… porque creo sinceramente que al bahreiní promedio en verdad no le importa qué le depara el futuro a sus hijos… si permiten que estos profesores y personal escolar deficientes cuiden de sus hijos día tras día y año tras año. Pueden decir “no tenemos opción… es deber del gob”… acaso el gob no trabaja para ti… el silencio significa aceptación… si aceptas que a tus hijos les enseñen… o no les enseñen… de esta manera… entonces allá tú… cállate y no te quejes después cuando tu hijo no pueda graduarse o conseguir un buen trabajo porque carece de educación básica. Incluso los que se gradúan de la secundaria encuentran que la universidad es un mundo nuevo… un mundo en el que la gente tiene que leer para lograr buenos resultados… donde necesitan saber no solamente dónde está la biblioteca sino cómo usarla… un mundo en donde simplemente memorizar no basta… mi hija acaba de empezar la universidad este año… y ha tenido que aprender de la manera dura.. de hecho… tiene que reaprender cómo educarse sola para descubrir la vida universitaria y los niveles que debe mantener… a pesar que ha sido una alumna con excelentes notas toda su vida. Como sea… les dije que haría una queja formal ante el Ministerio de Educación… […] Solamente quiero que más padres fueran serios y lo suficientemente preocupados como para quejarse para logar algún cambio. El silencio significa aceptación….¿verdad?

Nido hace una pregunta similar; se pregunta por qué su generación no es tan políticamente activa como la de sus padres:

Nadie puede decir seriamente que políticamente estamos tan involucrados como ellos lo estuvieron. No me malinterpeten, no digo que Bahréin sea actualmente políticamente menos activo si lo comparamos con el pasado. Obviamente, Bahréin es uno de los países más vibrantes políticamente de la región. Comparo la próspera juventud, supuestamente con estudios superiores de esos tiempos y de ahora. En ese entonces, involucrarse en política era la norma. Ahora no nos atrevemos ni estamos interesados para siquiera hablar del tema. […] ¿Por qué estamos tan poco comprometidos, tan desinteresados?… ¿Por qué es eso? ¿Por qué pasa eso en una región que obviamente está atravesando uno de los periodos más turbulentos e importantes de su historia, donde las vidas, ideas, normas, economías, futuros y hasta fronteras geográficas se reforman y redefinen? ¿Donde nadie tiene tanto en controversia sobre lo que ocurre,  y donde nadie tolera ganar o perder más por las consecuencias? Sin duda, ¿donde nadie tiene ninguna razón para para estar más preocupado a lo que sucede? […] ¿Por qué tan pocos de nosotros se toma la molestia, y si lo hacen casi nunca actúan? ¿Por qué es que para tantos de nosotros éste es un tema sin sentido y aburrido que mejor es evitar? ¿Por qué solamente tenemos el coraje de recurrir a blogs anónimos, mientras que si la identidad es pública, entonces debes acortar lo que te atreves a decir?

The Soft le da vueltas a cómo las personas, con las mismas creencias en esencia, pueden crearse divisiones entre ellas:

A veces en mi corta vida, y en momentos de acercarme y relacionarme con la sociedad, he examinado las ideas de otros y he estado más abierto y he aceptado sus ideas. Pero hay una parte de la sociedad con ideas fanáticas que no pueden aceptar las opionones de otros, y dice que ciertos asuntos y creencias son blasfemos…
[…]
Cuando estaba en el colegio, específicamente en tercero de secundaria, prestaba mis libros a mis amigos y a otros. Una vez di uno de mis libros de Al Sayyed Al Shirazi (un clérigo iraní), y otros… Después de un tiempo le pregunté qué pensaba de los libros. Ella me dijo que específicamente no había leído ese libro porque su mamá se lo había prohibido. Le pregunté con asombro, ‘¿Por qué?’. Me respondió, ‘Porque es de Shirazi.’ Le pregunté sobre los otros, y vacilante me respondió que no le gustaba el Imam Ali. No pude parar de reírme, y les conté a las chicas que estaban sentadas con nosotros. Comenzamos a reírnos como si nos hubiera contado un chiste…

Cookie también se siente decepcionada con la educación que le dan:

cuando escogí la especialidad de ciencias creí que inventaría, descubriría algo ¡o al menos pasaría mi tiempo trabajando en laboratorios con cosas reales!
¡Pero cuando llegué ahí mis sueños/expectativas no ocurrieron! Estuve impactada porque teníamos que imaginarnos lo que aprendíamos. Tenemos que imaginar acciones físicas, criaturas, reacciones químicas y otras cosas que tienen que verse.
Creí que iba a pensar a mi modo ¡pero descubrí que tengo que pensar como una máquina copiadora!
Creí que iba a ser una pequeña científica pero me convertí en una tarjeta de memoria rota.
Creo que el colegio te vuelve estúpido. ¡a menos que seas estúpido!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.