¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Israel: ¿Por qué aprobó Israel el acuerdo con Hezbollah?

Un día después del polémico acuerdo hecho con Hezbollah, muchos israelíes están aún confundidos y decepcionados. Confundidos sobre el porqué su gobierno aceptó los términos de este trato, sabiendo que los soldados secuestrados no estaban vivos. ¿Cómo aprobaron esto el gobierno y las entidades de seguridad, devolviendo prisioneros vivos con sangre en sus manos de los cuerpos sin vida? Muchos están furiosos por el comunicado de Samir Kuntar, acusado de asesinar intencionalmente a civiles israelíes incluyendo una niña de cuatro años de edad, y su estatus público heróico dentro de El Líbano y Palestina. Sin embargo, muchos apoyan la importancia moral de traer de vuelta a todos los soldados, en cualquier estado, y aun a tan alto precio. Adicionalmente, algunos se preguntan si esta concesión es parte de un largo acuerdo de paz que Israel está oficiando con El Líbano. A continuación más opiniones y puntos de vista:

En su post “Tell us the Truth” (Dígannos la verdad), Daniel Bloch reprocha al gobierno israelí por esconder la verdad al público:

The argument over the price that was paid for the Hezbollah deal is legitimate. The problem is that we were not told the truth in time, in order to balance between our minds and our emotions. It is clear now that the government's security department knew several hours after Eldad Regev and Ehud Goldwasser's kidnap that they are not alive – this after a chase in which several of our soldiers died. Did the government know this when it decided to start the war? From the end of the war until today, a campaign which comprised various elements of hiding truth from the families and the general public. Is there someone in the security council who believes that Ron Arad is alive? I want to see what these beliefs are based upon.

In the situation that was formed, there was no choice but to complete the deal. But had we known the full truth, was it necessary for us to reach the current state? Perhaps a brave and trustworthy leadership should have initially stated: “there is no deal unless we have clear information about the soldier's fate!”

La discusión sobre el precio que se pagó por el acuerdo con Hezbollah es legítima. El problema es que no se nos dijo la verdad a tiempo, para haber podido balancear nuestras mentes y nuestras emociones. Es claro ahora que el Departamento de Seguridad del gobierno conocía varias horas después del secuestro de Eldad Regev y Ehud Goldwasser, que ellos no estaban vivos; esto después de una persecución en la cual varios de nuestros soldados murieron. ¿Sabía esto el gobierno cuando decidió empezar la guerra? Desde el fin de la guerra hasta hoy, una campaña que comprometió diversos elementos para esconder la verdad de las familias y del público en general. ¿Hay alguien en el Consejo de Seguridad que crea que Ron Arad está vivo? Quiero ver en qué están basadas estas creencias.

En la situación que se creó no había más elección que concluir el trato. Pero, ¿sabíamos nosotros toda la verdad, era necesario para nosotros que se llegara a la situación actual? Tal vez un líder valiente y digno de confianza debería haber inicialmente sentenciado: “¡No hay trato, a menos que tengamos información clara acerca del destino del soldado!”

A continuación una parte de la entrevista con Mark Regev, portavoz del Primer Ministro israelí, publicada en YouTube. En ésta habla acerca del razonamiento que hubo tras la decisión israelí de canjear prisioneros vivos por soldados sin vida:

The government held two special cabinet meetings just on this topic.
We as Israelis attach an extremely high premium to every single one of our service men and women. To them and to their families. And every Israeli serviceman has to know that if he or she are taken hostage and held hostage behind enemy lines, we as a society will do utmost to bring about their release. That's not weakness, that's part of our national strength. We place an extremely high priority on every single one of our people.

El gobierno sostuvo dos reuniones especiales del gabinete precisamente sobre este tema. Nosotros como israelíes asociamos un precio extremadamente alto a cada uno de nuestros hombres y mujeres en servicio. A ellos y a sus familiares. Y cada militar israelí tiene que saber que si él o ella son tomados como rehenes y retenidos tras las líneas enemigas, nosotros como una sociedad haremos todo lo que esté en nuestras manos para lograr su liberación. Eso no es debilidad, eso es parte de nuestra fortaleza nacional. Colocamos una prioridad extremadamente alta en cada una de nuestras personas.

https://www.youtube.com/watch?v=J6inGNtCf1g

Yonatan Raz escribe acerca de la falta de certeza de las declaraciones del gobierno previas al acuerdo con Hezbollah: No era claro si ellos estaban vivos o muertos.

In my opinion, the most worrysome question regarding the prisoner swap relates to how uncertain the Israeli security council and Prime Minister were in regards to the fate of the abducted soldiers. I am afraid that they all knew the soldiers were dead. All knew and said that 99% chance the soldiers were dead. All knew, but no leader – from the Prime Minister, Defense Minister to the IDF and Intelligence heads – had neither courage nor responsibility to say to the publid: “It is unfortunate, but they are dead. The answer is clear from the information in our hands.” This should be the starting point of the negotiations, and how Israel should estimate a valid compensation for the deal.

The decision not to take responsibility and not to clearly state Udi and Eldad's fate, is yet another show of the bad nature of this current government, who has one goal: to survive… Healing from the mediocrity and lack of authority will be most challenging for the next government.

En mi opinión, la cuestión más preocupante respecto al canje de prisioneros se relaciona con qué tan dudosos estaban el Consejo de Seguridad israelí y el Primer Ministro en lo relativo al destino de los soldados raptados. Me temo que todos ellos sabían que los soldados estaban muertos. Todos sabían y decían que había un 99% de posibilidades de que los soldados estuvieran muertos. Todos sabían, pero ningún líder (desde el Primer Ministro y el Ministro de Defensa hasta los jefes de IDF e inteligencia) tuvo el coraje de ni la responsabilidad de decir al público: “Desgraciadamente, ellos están muertos. La respuesta es clara según la información que tenemos en nuestras manos”. Éste debería ser el punto de partida para las negociaciones, y cómo Israel debería estimar una compensación válida por el acuerdo.

La decisión de no tomar responsabilidad y de no manifestar claramente el destino de Udi y Eldad, es aún otra muestra de la mala naturaleza del actual gobierno, el cual tiene una sola meta: sobrevivir. La cura de la mediocridad y la falta de autoridad será lo más retador para el nuevo gobierno.

Una suposición prominente señala que Israel está haciendo un esfuerzo para solucionar todos los problemas con El Líbano, con el fin de firmar un legítimo acuerdo de paz. Las Granjas de Sheeba son una pequeña porción de tierra con propiedad en disputa, localizada en la frontera entre El Líbano e Israel, en los también disputados Altos del Golán. Aún después de que en los años recientes (2000) el ejército israelí se retiró del sur del Líbano, Hezbollah menciona que lo que ve como una continuada ocupación israelí de las disputadas Granjas de Sheeba es sólo una justificación parcial para ataques de interés israelí. Pinhas Inbari describe el canje de prisioneros como un intento israelí para cerrar todos los “archivos abiertos” con Hezbollah, quien por su parte ha rechazado los intentos de normalización israelíes, y ha enviado el claro mensaje de que Las Granjas de Sheeba es sólo una cláusula en una lista general sobre El Galil:

Israel returned all Lebanese prisoners it had, and emptied out its cemetery holding enemy fighters. This move was a “case closer”, through which Israel signals to Hezbollah its intent on clearing the table from all points of disagreement and friction. Israel aims to bring normalization or a sort of ‘hudna’ in the northern border. In addition, the diplomatic attempts behind the scenes to hand over the Shebaa farms to the UN should be noted.

Hezbollah received the Israeli messages, yet their people show up at the Ras Al-Nakura border crossing in their full uniform, violating resolution 1701. Palestinian flags were raised everywhere, in addition to photos of Marwan Barghouti. Some even wore the Palestinian Kafiah around their neck. The clear message behind all this is that Hezbollah formally adopts the Palestinian problem. This message was also prominent in the different speeches, including Nasrallah's. One of Hezbollah's websites defined Bint Jabal as the “pearl of the Galil”. Hezbollah signals that the Galil is a part of Lebanon, continuing its request to get back villages in the Galil. In other words, even if Israel gives the Shebaa farms to Lebanon, there will not be a general cleanup of all the problems with Hezbollah, but new files will open up.

Israel devolvió todos los prisioneros libaneses que tenía, y vació su cementerio de combatientes enemigos. Este movimiento fue un “caso más cercano”, a través del cual Israel señala a Hezbollah su intento de limpiar la mesa de todos los puntos de desacuerdo y fricción. Israel tiene como objetivo llevar a la normalidad o a una especie de “Hudna” [tregua] a la frontera norte. Adicionalmente, los intentos diplomáticos detrás del telón para entregar Las Granjas de Sheeba a las Naciones Unidas, deberían ser mencionados.

Hezbollah recibió los mensajes israelíes, aún su gente aparece en la frontera Ras Al-Nakura cruzando completamente uniformados, violando la Resolución 1701. Banderas palestinas fueron izadas por todas partes, además de la fotos de Marwan Barghouti. Algunos incluso llevan puesta la kufiyya palestina alrededor del cuello. El claro mensaje detrás de todo esto es que el Hezbollah formalmente adopta el problema palestino. Este mensaje también fue prominente en diferentes discursos, incluyendo el de Nasrallah. Uno de los sitios web de Hezbollah definió a Bint Jabal como “La perla del Galil». Hezbollah señala que el Galil es una parte del Líbano, continuando su petición de recuperar pueblos en el Galil. En otras palabras, aun si Israel da Las Granjas de Sheeba al Líbano, no habrá una limpieza general de todos los problemas con Hezbollah, sino que por el contrario nuevos archivos se abrirán.

Una gran cantidad de aflicciones llenan la blogósfera israelí. Alficciones por la muerte de estos soldados y por las esperanzas aplastadas por su condición. No ayuda que los medios de comunicación israelíes estén destacando las celebraciones sobre El Líbano y Palestina. Israel Harel escribe:

The doubts, for those who had, have been crushed. And the heart, as it has been this whole time, beats with the families. But as a nation, we have no reason to be proud of what happened yesterday. Not like this, in such a disrespectful manner, should we have fulfilled our duties towards our sons. Not like this, when a terrorist organization deceives us until the last second, should we have returned our sons to their homeland. But the State of Israel, almost in any field, does not act as a sovereign state. And it agreed, as Hezbollah foresaw, to this humiliating deal.

We are a moral society, hence we will always pay higher prices.
But a moral society does not let terrorists abuse it. A moral society does not surrender to immoral extortion and does not pay a price that jeopardizes the future of its soldiers and citizens and seeds future abductions. A moral society teaches the abductees a lesson and makes them reach a conclusion that abductions are not worthwhile.

Las dudas, para aquellos que las tuvieron, han sido aplastadas. Y el corazón, como ha estado todo este tiempo, late con las familias. Pero como una nación, no tenemos razón para estar orgullosos de lo que sucedió ayer. No así, de esta irrespetuosa manera, deberíamos haber cumplido nuestros deberes hacia nuestros hijos. No así, cuando una organización terrorista nos engaña hasta el último segundo, deberíamos haber devuelto a nuestros hijos a su patria. Pero el Estado de Israel, casi en cualquier campo, no actúa como un estado soberano. Y eso está de acuerdo, como fue previsto por Hezbollah, con este convenio humillante.

Nosotros somos una sociedad moral, por lo tanto siempre pagaremos precios más altos. Pero una sociedad moral no deja que los terroristas abusen de ella. Una sociedad moral no se rinde a la extorsión inmoral y no paga un precio que ponga en peligro el futuro de sus soldados y ciudadanos y semillas de futuros secuestros. Una sociedad moral enseña a los secuestrados una lección y los hace llegar a la conclusión de que los secuestros no valen la pena.

Que descansen en paz los dos soldados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.