¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Guyana, Bahamas: Lo bueno y lo malo de Carifesta X

El sello especial de inmigración para los visitantes al Carifesta X en Guyana.

Carifesta — el Festival Caribeño de Artes — se llevó a cabo por primera vez en 1972, presentado por el gobierno de Guyana. Ideado originalmente como una expresión de confianza cultural por la era de la independencia del Caribe anglófono y un foro para que los artistas caribeños intercambiaran ideas y compartieran su trabajo con colegas, el festival se ha realizado diez veces en intervalos irregulares en los últimos 36 años. Establecido ahora con una frecuencia bienal, Carifesta fue organizado por Surinam en el 2004, Trinidad y Tobago en el 2006 y el más reciente episodio del evento regional de arte se ha puesto en marcha en Guyana (del 22 al 31 de agosto del 2008), trayendo a Carifesta “de vuelta a casa” después de casi cuatro décadas.

La decisión del gobierno guyanés de realizar Carifesta X fue controvertida. Las Bahamas eran los anfitriones originales, pero el nuevo gobierno que llegó al poder en ese país tras las elecciones del 2007 anunció, solamente un año antes de la inauguración programada, que no estaba preparado para la responsabilidad. El presidente guyanés Bharrat Jagdeo ofreció a su país como anfitrión sustituto, con lo que desencadenó una descarga de críticas por parte de comentaristas que expusieron que Guyana no podía darse el lujo del gasto que representa un festival de una semana de duración, y un semi boicot por parte del partido opositor, Congreso Nacional del Pueblo.

En los meses previos a la inauguración del Carifesta, algunos bloggers políticos de Guyana expresaron frecuente desdén hacia los organizadores del festival e incredulidad de que el evento tuviera éxito. Muchos llegaron a usar el despreciativo término “Carifiasco”. Como suele suceder, Living Guyana fue el más prolíficamente franco. “¿Es este gobierno verdaderamente serio?” preguntó MediaCritic de Living Guyana en julio:

Seguramente todos los países en la Comunidad del Caribe tiene pobreza pero, ¿cómo podríamos estar orgullosos de invitar a visitantes a esta nación cuando tenemos cientos de nuestros compatriotas que no conocen más hogar que el pavimento y las calles?

¿Cómo podríamos invitar visitantes a esta tierra, cuando la pobreza, el hambre y la desesperanza son tan omnipresentes y abrumadores?

Living Guyana también describió Carifesta como un “golpe maestro de la decepción”:

[El presidente Jagdeo] está desesperado por dejar un legado positivo y el tiempo se le está acabando rápidamente (su periodo actual es el último y termina en el 2011). Ha visto esto como la oportunidad perfecta para que Guyana acoja a la región y los impresione con que le ha hecho bien a Guyana como presidente….

Pero C.D. Valere, un blogger literario guyanés radicado en EEUU que publica en Signifyin’ Guyana  y regresó a Guyana para el festival, discrepó:

Ojalá Carifesta sea una oportunidad para los que viven en la región y los que reclaman pertenencia a la región para que puedan disfrutar (de nuevo) sus semejanzas y diferencias en una atmósfera relajada y divertida.

Un gran contratiempo de planificación llegó dos días antes de la ceremonia de inauguración, cuando falló el sistema de distribución al público de entradas gratis para Carifesta, y cientos de personas se quedaron haciendo cola durante horas. Living Guyana publicó fotos de la multitud afuera del Secretariado de Carifesta. Mientras tanto, Nicolette Bethel, escritora y directora de teatro que trabaja como Directora de Cultura en las Bahamas, informó sobre su llegada a Guyana y el posterior y frustrante descubrimiento de que el contenedor que traía los disfraces, montajes de escena, ilustraciones y artefactos de todo el contingente bahameño no había logrado salir de Bahamas. Y la noche anterior a la inauguración, Living Guyana publicó fotos que sugieren que la construcción seguía incompleta en uno de los principales lugares de exhibición.

La misma ceremonia de inauguración, televisada en vivo, dejó reacciones fuertemente encontradas. Living Guyana la describió como un “glorioso desastre… inconexo y vergonzoso”. “Me gustaría decirles que la ceremonia inaugural… fue un espectáculo de dinero bien gastado”, escribió Signifyin’ Guyana . No lo fue. Pero me estoy diviertiendo tanto, que prefiero no quedarme con lo negativo en este momento”.

Los informes de prensa también describieron las reacciones de desilusión de la audiencia respecto de la ceremonia de inauguración, y una historia “negativa” en el Guyana Times, el más nuevo de los periódicos de Guyana (lanzado hace apenas unas semanas), hasta despídió a un periodista. Living Guyana divulgó la historia:

Es bien sabido que el Guyana Times es propiedad de la familia Ramroop que tiene vínculos muy cercanos con el presidente Bharrat Jagdeo y el periódico ha adoptado un enfoque decididamente pro-gobierno/pro-PPP y no anima que se publique críticas al gobierno o a sus actividades.

En los siguientes días, a medida que Carifesta se realizaba, los bloggers siguieron publicando informes sobre hechos específicos y contratiempos generales en el programa. SkinUp Guyana advirtió que una fuerte lluvia en el fin de semana había causado una leve inundación alrededor de Georgetown, la capital guyanesa (que queda debajo el nivel del mar y está protegida por una serie de canales de drenaje, compuertas de esclusas y diques). “¿No había prometido el gobierno que el drenaje sería una prioridad durante estos periodos?” Al mismo tiempo, hubo una escasez de agua potable en uno de los principales recintos de Carifesta, dijo SkinUp. Signifyin’ Guyana, de otro lado, escribió apreciativamente sobre un simposio que presentaba un panel de distinguidos escritores caribeños, incliudo el ganador del Nobel Derek Walcott:

Fue una bien organizada noche de reflexión sobre el tema “Cultura caribeña en la encrucijada”, y como se esperaba, el tema generó opiniones de alegría y tristeza sobre el actual estado del Caribe y sobre su pasado y futuro.

Sin embargo, SkinUp Guyana se quejó de la poca asistencia a los actos del simposio, y culpó a los organizadores de Carifesta.

Signifyin’ Guyana también publicó una mini crítica de una obra del escritor de Caimán Frank McField, y un relato de una noche de lecturas literarias. Nicolette Bethel describió lo más destacado de su viaje de Carifesta: una puesta en escena de su obra Los dientes de los niños en la aldea de Anna Regina, en la costa Essequibo de Guyana. Y Antilles, el blog de The Caribbean Review of Books, sugirió que “las mejores partes de los grandes festivales de arte como este son los encuentros que pasan informalmente si no espontáneamente en los límites — encuentros al azar, conversaciones casuales, agradables coincidencias.” Hasta MediaCritic de Living Guyana, al visitar el “Gran Mercado” de Carifesta, admitió que, a pesar de muchos defectos en las muestras del recinto, valía la pena una segunda visita.

Aún faltan tres días para la clausura del Carifesta X, y es seguro que los blogs guyaneses tendrán mucho más que decir acerca del evento. Lo que es menos seguro es si los festivales de arte tendrán un impacto suficientemente grande en la más amplia conciencia regional para que otros bloggers caribeños entren en los debates iniciados con el evento.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.