¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Un día en la cárcel por comentarios en blog

Publicado originalmente el 10 de octubre de 2008

Interrumpiendo sus vacaciones, el oficial de policía Alexandre de Sousa [pt] publica en solidaridad con el Mayor Roberto Cavalcante Vianna, el primer ciudadano brasileño encarcelado por comentar en un blog:

Fui alumno del Mayor Roberto Vianna en Curso de Adiestramiento de Oficiales [de Policía]. Fue mi instructor de Derechos Humanos. Una persona honesta, un estudioso de Seguridad Pública, un ejemplo. Su grave transgresión fue un comentario en el que se solidarizaba con el Mayor Wanderby, denunciado por indisciplina en una Auditoría Militar de la Policía Militar. ¡Pena de cárcel! ¡12 días encerrado por comentar en un blog! ¡Querido Mayor Vianna, me gustaría mostrarle apoyo en este cruel momento de dudoso gusto! Por favor, permanezca firme en su camino. No decaiga. Su arma más poderosa es su determinación. Saludos de alguien que lo admira grandemente y que ha aprendido mucho de usted.

En el corazón del problema está otro mayor de policía y blogger, Wanderby Medeiros [pt], que nos informa en uno de sus últimos posts que al Mayor Roberto Vianna lo encarcelaron el 7 de octubre inicialmente por 12 días, pero que fue liberado al día siguiente debido a un habeas corpus. En un post anterior, explica un poco más el error de Vianna:

Roberto Vianna hizo un comentario no apócifo en el blog de un ciudadano que está en contra de los perjudiciales policías “públicos” del [gobernador de Río] Sergio Cabral, [Secretario de Estado de Seguridad Pública] José Mariano Beltrame y compañía.
¡Vianna estaba ejerciendo un derecho constitucional!

El periodista Gustavo de Almeida [pt], el único blogger no policía en este artículo, a pesar de que muchos otros civiles comentaron sobre el tema, revela el comentario que causó la orden, un mensaje de solidaridad hacia el Mayor Wanderby con una crítica a la forma en que la fuerza policial se ha conducido en Río de Janeiro:

¿A quién sirve el comando general de cualquier institución? Cuando alguien realiza una labor tan noble, ¿no deberían asegurarse de que lo hagan por todos nosotros? ¿No debería ser la lucha contra la corrupción en todas sus formas una manera de cuidarnos?

Stive [pt], de otro lado, investiga y revela las novedades que la mayor parte de la sanción que ha caído sobre el Mayor Wanderby es por publicar en blogs, con su propio blog como uno de los más populares y comentados entre los oficiales de policía. Dice que esto es lamentable:

El Mayor Wanderby es uno de los pocos oficiales de rango superior que NO se queda callado ante tanta mariconada injusticia y muestra esto en su blog, que ha sido juzgado por el alto comando como subversivo e incompatible con su cargo. No es de sorprender que en la mayoria de los blogs de protesta de oficiales de policía los autores prefieran no mostrar la cara, después de todo ¿quién quiere ser sancionado pr el comandante general, como ha ocurrido tres veces con el Mayor?

Mônica [pt] cree que la norma de la policia que rechaza que los oficiales expresen sus opiniones de la manera que les parezca es arcaica y de la era de la dictadura, y se pregunta qué la pasaría a un oficial de menor rango:

El caso de arriba se refiere a oficiales de alto rango, imaginen lo que podría pasar con nosotros. ¿No es ilegal arrestar a un oficial de alto grado porque expresó sus opiniones? ¿No va eso en contra de lo que dice nuestra constitución? ¡Y algunos nos critican por no dar nuestra cara acá!

José Ricardo [pt] dice que está a favor de la libertad de expresión, a pesar del hecho de que él mismo no lo ejerce. Evita comentar acerca del encarcelamiento del Mayor, pero deja una advertencia para sus lectores:

Así pues, compañero, ten cuidado con lo que dices en los recuadros de comentarios de los blogs.

A pesar del hecho de que no se les permite hacerlo, estos oficiales han estado oponiéndose fuertemente al actual gobierno. El Mayor Wanderby era uno de los organizadores de un movimiento que reclama un mejor pago para la policía – un oficial de policía recién reclutado gana $500 al mes. Culpan a los bajos sueldos y las horrorosas condiciones de trabajo de una labor de alto riesgo como las causas del colapso del ejército brasileño y la corrupción entre los oficiales. Según un informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU evacuado el pasado 15 de setiembre, la policía brasileña está ligada a uno de cinco homicidios en Río de Janeiro.

Aun bajo tremenda presión para no hablar públicamente ni criticar a la fuerza de policía brasileña o al gobierno, más y más oficiales de policía de todos los rangos, anónimamente y no, han estado usando los blogs como herramienta para informar y movilizar. Ver un artículo previo sobre el tema.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.