¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: Cooperación 2.0 en las cárceles negras de Beijing

Con la abolición del sistema de custodia y repatriación (C&R) en el 2003, parece que los manifestantes chinos no tienen que volver a preocuparse por ser detenidos como residentes ilegales cuando viajen a una ciudad distinta para hacer reclamos frente a una institución gubernamental superior. Sin embargo, de acuerdo al blogger Xu Zhiyong, joven profesor de leyes y fuerte activista por los derechos humanos, a estos manifestantes los interceptan funcionarios locales por medio de la Oficina Estatal para las Cartas y Llamadas, la Suprema Corte Popular u otros departamentos, y los recluyen forzosamente en unas casas de detención improvisadas, donde los encierran sin ningún proceso legal. Como los lugares donde están encarcelados los manifestantes están siempre escondidos entre edificios comunes, la gente las llama “cárceles negras”.

En cooperación con el reportero ciudadano Zhou Shuguang (Zola) y otros dos periodistas Chen Er (Doubleaf) y Guo Juannon, Xu Zhiyong, quien ya había blogueado sobre las cárceles negras de Beijing a finales de setiembre, fueron a visitar una de las prisiones ilegales el lunes 13 de octubre, y los atacaron un grupo de matones, presuntamente contratados por las autoridades.

Xu presentó el trasfondo de la operación en su blog [ch]:

……Ayer recibí un SMS, “Te habla Ma Xirong. Soy de Henan. Me han encerrado con más de veinte personas en la cárcel negra que está detrás del albergue juvenil en la calle Hufang de Beijing. ¿Puedes rescatarnos? ¡Es una emergencia!”. Como estaba en clase y complicado en mi trabajo en ese momento, prometí ir hoy (viernes 17 de octubre). Después del último contacto vía SMS cerca de las 11:00 am, asegurándome que Ma estaba todavía allí, decidí ponerme en marcha a las 4:00 pm.

Arreglé con Zhou Shuguang y sus dos amigos periodistas para encontrarnos en el albergue juvenil. Tres de nosotros llegamos a la puerta de la cárcel negra a las 4:15 pm, y dejamos a Zhou grabando videos desde una distancia segura. Ma Xirong vino a la ventana y pidió que la dejaran, pero el guardia rechazó su pedido mientras llamaba a la oficina en Beijing de la provincia de Henan. Entonces ella nos habló a través de la ventana, y nos dijo que fue interrogada por la policía mientras caminaba por la calle Wangfujing. Después de encontrarle material de protesta, la policía la arrestó y encerró en ese lugar. Cuando más y más manifestantes se reunieron en la ventana, Ma Xirong fue empujada a un cuarto interno por el guardia y pude aún escuchar que gritó “Yo soy una ciudadana. ¿Quién eres tú para detenerme aquí?

Doubleaf, un reconocido blogger en China, desde su particular ángulo, de inmediato blogueó la situación en ese momento: [ch]:

Xu Zhiyong y Guo Jianlong en la puerta de la cárcel negra

El callejón donde queda la cárcel negra

……

La cárcel negra es en realidad un hostal llamado “Cozy Youth Hostel” (Hostel Juventud Acogedora), del lado oeste del Templo del Cielo, en un pequeño callejón en la calle Taiping cerca del Parque Taoranting, por donde pocas personas transitan. El camino, cubierto completamente por hojas caídas, es tan estrecho que apenas puede pasar un carro. Visto desde afuera, este edificio destartalado no tiene ninguna relación con las cárceles negras, aunque más de 20 manifestantes, todos de Henan, están ilegalmente encarcelados allí. De hecho, el hostal está alquilado por la Oficina para las Cartas y Llamadas de la Provincia de Henan, y lo usan especialmente para encerrar manifestantes.

En la puerta de la cárcel negra, Guo Jianlong y Xu Zhiyong fueron responsables de comunicarse con la gente que estaba dentro mientras yo vigilaba las circunstancias de afuera. Después de una larga discusión, la persona que queríamos encontrar finalmente salió, habló brevemente con nosotros detrás de una puerta de seguridad cerrrada. A quien tratamos de salvar era una mujer de unos cincuenta años, presuntamente detenida antes de que pudiera hacer una demanda.

Posteriormente, un oficial de intercepción que fingió ser pariente de un manifestante vino a tocar la puerta de la cárcel negra, pero el guardia no lo dejó entrar inmediatamente por nuestra visita. Hablamos con él un rato, y obtuvimos algo de información.

El hombre recién entró 20 minutos más tarde. Entonces tuvimos otra vez una corta conversación con la persona que buscábamos. Escuché que ella incesantemente decía, “sólo estamos hablando”, por lo que asumimos que alguien dentro estaba intentando detener nuestro diálogo.

Mientras tanto, 3 o 4 tipos forzudos nos veían desde la esquina en el otro lado del callejón. Xu Zhiyong nos indicó que esos eran los matones de la cárcel negra, uno de los cuales incluso se nos cruzó con un niño en los brazos. De acuerdo a Zola, ese hombre había planeado “cargar al niño para golpearlos”. Después de esto, tuvimos unas palabras con otra mujer manifestante a través de la ventana que profesó haber venido aquí “por voluntad propia”.

Casi una hora después, cerca de las 5:20 pm, un mini-bus con la placa de “京 MG8490″ entró por el callejón, del cual salieron 3 o 4 hombres inmensos. Abusivamente detuvieron a Guo Jianlong, preguntándole por qué estaba allí. “Para recibir a alguien”, replico Guo. “¿A quién? ¿A quién?” le gritó impacientemente uno de ellos. Sin más palabras, empezaron a golpearnos. No tardamos en pedirle a Zola, a decenas de metros de nosotros, que corriera. En ese momento, los matones que nos veían desde el comienzo se acercaron uno a uno, cerca de 6 o 7 en total. Un tipo gordo con acento de Beijing fue quien golpeó a Xu Zhiyong más brutalmente mientras lo insultaba, “¡Tú eres un p**** abogado, verdad?!” Quizás porque principalmente Guo Juanlong y Xu Zhiyong trataron con ellos en este momento y yo casi me mantuve en silencio, ellos no me golpearon. Sin embargo, yo estaba un poco asustado. Sin huir ni defenderme, actué como un vergonzoso espectador. Ni siquiera tuve el valor de gritar “deténganse”.

“Ve a la estación de policía. Es muy cerca”, dijeron provocativamente aquellos matones, mientras golpeaban e insultaban. Cerca de 5 minutos después, se detuvieron, pero no nos fuimos. “Él es uno de ellos”, uno de los matones me señaló, pero nadie levantó las manos contra mi cara.

Durante todo el proceso, Xu Zhiyong y Guo Jianlong no contraatacaron de ninguna forma.

Cerca de las 5:45 pm, la mujer que esperábamos finalmente salió de la cárcel, acompañada por el funcionario de la Oficina de Cartas y Llamadas de su ciudad natal. Entonces Xu Zhiyong, Guo Jianlong y yo rápidamente salimos del callejón. En lo que llegamos a la esquina, otro cruel matón entró en el camino, y nos amenazó con atropellar a Xu. Como Xu continuaba parado en el medio de la vía, corrí a apartarlo a un lado, diciéndole, “La persona ha sido salvada. Vamonos de aquí”. Xu Zhiyong le dijo entonces a los matones: “Volveremos”

Zola dio un resumen de la situación completa y tiene más material en su blog [ch]:

A mediodía del 13 de octubre, publiqué una información en twitter, buscando gente que quisiera ir a la cárcel negra. Doubleaf estaba de vacaciones y Guo Jianlong que trabaja en el Economy Report for 21 Century estaba libre, por lo que decidimos encontrarnos detrás del albergue juvenil a las 4:00 pm. El plan era que yo vigilaba y grababa en la intersección mientras los otros tres iban a la puerta a preguntar por la manifestante.

El siguiente mapa muestra nuestras posiciones que vigilaba desde A, donde los otros tres negociaban con los guardias al preguntar por la manifestantes, hasta B donde está localizada la puerta de la Secundaria No. 62 de Beijing.

Puedes revisar mis cortas grabaciones en http://log.zuo.la/. Empezamos cerca de las 4:00 pm y terminamos a las 5:30 pm. Durante la operación de una hora, los guardias de la cárcel negra no tomaron action hasta cerca de las 5:20 pm. Tres o cuatro hombres brincaron desde un mini-bus con la placa “京MG8790″, y comenzaron a atacarnos. Aquí está el audio que está a expensas de Guo Juanlong y Xu Zhiyong. Los invito a bajarlo.

La siguiente foto fue tomada cuando ocurría el conflicto. Sólo pude hacer un video por segundos en la distancia, así que no está suficientemten claro.

La siguiente fotografía fue tomada cuando apenas llegábamos a la cárcel negra. Guo Jianlong y Chen Er están hablando por sus celulares mientras Xu Zhiyong está tocando a la puerta.

Esta es una foto de mí mismo. A mi izquierda está la puerta de la Secundaria No. 62, al norte está el grupo de Xu Zhiyong, a la derecha está la puerta lateral del albergue juvenil, donde varios matones están reunidos, y a mi espalda también están dos hombres, no identificados.

La siguiente foto fue tomada desde el este. Los tres hombres son los matones, uno de ellos carga a un niño. No pude tomar al más brutal de todos, que montó en bicicleta para comprar cervezas que bebió hasta emborracharse. Le arrancó un botón de la camisa de Xu Yongzhi mientras lo estrangulaba.

En la fotografía siguiente, el de chaqueta negra le dice al de marrón, “Vamos a darles una paliza”.

La siguiente foto fue tomada durante la visita a la cárcel negra el 5 de octubre. De acuerdo al conflicto del momento, el carro con la placa “京 MG8970” detrás de nosotros, debe pertenecerle a a cárcel negra.

Además de la admirable valentía de estos cuatro hombres y el bloguero omni-direccional posterior, otra impresionante golpe a la operación de la cárcel negra el reporte en directo sobre el evento que Doubleaf y Zola hicieron en Twitter, como Isaac Mai comentara, “ha mostrado el potencial de las vías de transmisión y poder de los medios sociales“.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.