¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Indonesia: Presa por quejarse

El caso de Prita Mulyasari, madre de dos niños, es actualmente el tema principal entre los bloggers indonesios. Ella escribió una carta de queja en línea [id] en contra de un hospital privado en Tangerang, una de las áreas suburbanas de Yakarta, y ahora la acusan de violar el capítulo 27 inciso 3 de la Ley de Información y Transacción Electrónica (UU ITE) [id].

Prita compartió su experiencia en una lista de envíos por correo de haber sido maltratada por un hospital privado. El hospital tomó acciones legales en contra de ella. La queja en línea puede resultar en seis años de cárcel y una multa máxima de 1 billon de rupias (cerca de US$ 98,000).

Erwin Mulyadi compartió su opinion en su blog, diciendo:

[…]

Se siente como regresar al pasado, la libertad de expresión pronto se volverá un lujo en el país. Si damos un paso en falso, podemos ser estrangulados por el capítulo de “difamación”, según la ley de ITE por las cosas de las que hablamos en Internet.[…]

Este hecho desafortunado me entristece; personalmente espero que todo servicio (incluyendo hospitales) deba tener como objetivo la satisfacción del cliente. Todas las críticas (ya sea presentadas subjetivamente o escritas con rabia, y que por lo tanto no siguen las reglas de decencia al escribir) que causaran que el escritor fuera puesto en la cárcel seguramente nos entristecen, a los que a menudo escribimos en el mundo virtual y a los bloggers que son considerados como periodistas ciudadanos y que son conscientes de la “libertad de expresión”. Hablando de Prita, de quien se ha dicho que miente, ¿no les parece que la respuesta (legal) es como demasiado? Podemos imaginar el efecto psicológico del caso para los escritores que son críticos de “hacer las cosas bien” y podemos imaginar lo fácil que se está etiquetando a la crítica como “difamación”.

Un post en un red social de ayuda dice:

Ciertamente, es desafortunado que cuando te quejes por Internet, termines en la cárcel. Aunque cada día vemos una columna llena de quejas públicas en contra de empresas, nunca he escuchado del arresto de nadie (por habar sacado su carta de queja impresa en el periódico). ¿Tal vez debamos quejarnos a través del periódico y no hacerlo en línea? Ciertamente hubo la fuente de una carta de queja a la que metieron en la cárcel, pero después supimos que la queja fue primero escrita en línea (anónimamente). Este es un caso interesante que muestra que los indonesios no soportan las críticas, ni siquiera de clientes a los que se considera reyes.  Si tienes alguna queja, mándala directamente a los periódicos, no lo hagas por Internet.  Tu queja impresa ganará atención, incluso solución, en tanto que la que está en línea te llevará a a la cárcel.

¿Es esto libertad de expresión? ¿Democracia? Qué patético.

El funcionario de la Comisión para los Derechos Humanos (KOMNAS HAM) dijo [id] que la corte exageró al usar una ley de ITE para demandar a una consumidora. La comisión también dijo que están listos para facilitarle justicia a la familia de la víctima.

Mientras tanto,  los usuarios indonesios de Internet están tomando el apoyo público en el más reciente  sitio web de red social del país, Facebook.

Este caso atrajo la luz pública despúes que la Corte Suprema indonesia absolvió el pedido de volver al ITE.

Se ha programado otra sesión de Prita en la corte para la próxima semana.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.