¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Marruecos: Haciendo campaña para los desilusionados

La campaña electoral para elecciones del consejo local (o comunal) en Marruecos, programadas para el 12 de junio de 2009, fue lanzada oficialmente el sábado 30 de mayo. Cerca de 30 partidos competirán por 27,000 escaños de consejos rurales y urbanos esparcidos en todo el país en más de 22,000 distritos electorales. Se ha impuesto una cuota a todos los partidos para garantizar un mínimo de 12 por ciento de representación femenina, mientras que la edad para votar se ha rebajado de 23 a 21. El gobierno se ha comprometido a neutralidad en el proceso y ha declarado a través de su Ministerio del Interior que “tomarán todas las medidas para evitar amañar las elecciones”, un fenómeno que ha asolado largamente los procesos electorales en el norteño reino africano.

Caminando por Bernoussi (un barrio en Casablanca), de oNico® en Flickr.

Caminando por Bernoussi (un barrio en Casablanca), de oNico® en Flickr.

Estas elecciones vienen después de una reforma de la denominada Carta Comunal que organiza y determina el rol de las comunas. La reforma pretende básicametne -según algunos analistas [fr]- fortalecer el poder político de las comunas, reforzar su independencia y aumentar su responsabilidad. Es la manera de asegurar un buen gobierno -al menos oficialmente.

El debate parece haber estado candente en la blogósfera marroquí acerca de la relevancia del proceso, participación sobre boicot, y la atomizada escena política.

Taha Balafrej [fr], reúne sus recuerdos de una elección similar realizada en junio de 1997, para descubrir insatisfactoriamente que los obstáculos al progreso que detectó hace 12 años siguen siendo un impedimento:

[E]ste país que tanto amamos, se encuentra immerso en una situación delicada. Se enfrenta a desafíos importantes, vitales. Para empezar, ha elegido una vía consensual. La de la construcción democrática. Paso a paso. Jalón después de jalón. Para llegar ahí, muchos años de formación y de aprendizaje son necesarios. Para lograrlo, el compromiso de todos es indispensable. Pero esas buenas palabras, esas precauciones, esas consideraciones objetivas, racionales y claras tropiezan con tácticas adversas y ambiciones malsanas. Sistemas que tienen las lógicas y las visiones que contravienen el sentido común.

Desilusionado, El Yacoubi comenta en el post mencionado anteriormente así:

[Esas elecciones son] un hypersouk  [souk es la palabra árabe que designa a un mercado rural tradicional] donde las voces se intercambian, se venden, se malvenden.
A la izquierda, como a la derecha: promesas y billetes… circulan, se entrecuzan, se enfrentan, se entrelazan y se separan, con el fondo de una sonrisa resonante y burlona.

El 25 de mayo, un nuevo grupo que se llama “la Asociación de Bloggers Marroquíes” [ar], que se cree esta cerca del grupo islamista prohibido de Al ‘Adl wal Ihssane (Justicia y Caridad), apareció en la blogósfera, haciendo un llamado para una campaña para luchar contra la corrupción electoral informando por medios electrónicos todos los casos de fraude electoral que los bloggers podrían encontrar. El “manifiesto” dice:

Una campaña de blogueo que durará a lo largo de todo el proceso electoral y hasta la proclamación de los resultados […] Buscamos consolidar el rol del ciudadano como un monitor de la escena política, arrojar luces sobre la corrupción electoral, informar acerca de los peligros de tales prácticas, exponer todo comportamiento cuestionable asociado con el proceso electoral, la publicación de un trabajo documentario acerca de la justicia e integridad del proceso electoral basados en los informes de los bloggers.

La campaña está vehementemente apoyada por un veterano activista de derechos humanos y político retirado, hoy blogger, Abdelkader Alami [ar]:

Ningún desarrollo positivo en la vida política, social y económica se puede lograr sin un compromiso de combatir la corrupción electoral y establecer genuinamente instituciones representativas, creíbles y eficientes.

Ciertamente, Marruecos ha sufrido a lo largo de sus 50 años de independencia de corrupción endémica, no menos durante procesos electorales. Transparency Maroc [fr], una rama de Transparency International, una ONG comprometida para luchar contra la corrupción, en tanto saluda la creación del ICPC, la recientemente fundada autoridad anticorrupción, deplora “la falta de reformas eficientes y la persistencia al nivel de las comunas de servicios e infraestructuras pobres, corrupción y clientelismo.”

En un tono más burlón, Mounir Bensaleh [ar], que escribe en el blog colectivo Nebrass A'shabab [ar], explica el origen de una nueva especie de lo que describe como “animales electorales domesticados”. Son un grupo de oportunistas políticos que se han vuelto muy familiares para los electores marroquíes:

Las políticas estatales han producido, desde el inicio de la experiencia electoral, nuevas especies, experimentadas y entrenadas en el arte del “juego” político con sus características locales. Debo pedir disculpas acá a los verdaderos animales, por haber usurpado su nombre, porque tengo todo el respeto por ellos.
Los animales políticos domesticados no saben nada de cultura política, ni acerca de los diferentes proyectos políticos. No les preocupa ni la izquierda, ni la derecha, ni siquiera el centro. No tienen programas ni ofrecen ninguna visión basada en ninguna experiencia…
A estos animales no les importan los derechos humanos, la democracia, las instituciones ni el estado legítimo. Han amasado fortunas durante años en los que el estado los compró a cambio de paz social…
No quiero que yo ni mis hijos estemos gobernados por estos animales.

Más recurrentes parecen ser los temas de apatía, desinterés y a menudo ignorancia de los temas electorales. Esta es una sensación que Mohamed Behrani [ar], que bloguea en Nebrass A'shabab, trató de mencionar:

Lo que más me avergüenza es que la vasta mayoría de personas no entiende mucho acerca del proceso electoral. Todo lo que saben es que hay dos o tres personas compitiendo por algo ilusorio que en verdad no les importa.

Esta desilusión parece provenir de profundas preocupaciones acerca de la relevancia de tales procesos electorales en países como Marruecos, donde el poder sigue estando esencialmente centralizado.

A lo largo del Magreb, 2009 será recordado definitivamente como un año electoral, pero como explica Nawaat, un blog colectivo disidente tunecino:

Lamentablemente, estas elecciones –[…] elecciones presidenciales en Argelia, las elecciones presidenciales y legislativas de Túnez en octubre y las elecciones de consejos locales de Marruecos en junio–  no avalan la vitalidad de la democracia en la región, sino más bien a su prolongado autoritarismo.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.