¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tambalea el proceso de paz de Nepal

Protesta maoísta nocturna. Imagen del usuario de Flickr izahorsky. Usada bajo licencia Creative Commons

Protesta maoísta nocturna. Imagen del usuario de Flickr izahorsky. Usada bajo licencia Creative Commons

El frágil proceso de paz de Nepal tambalea en medio de crecientes choques entre los maoístas y el gobierno. Descontentos con la decisión del presidente Ram Baran Yadav de restituir en su cargo al destituido Jefe del Ejéricto Rookmangud Katwal (Katwal fue destituido por el gobierno maoísta de entonces), los antiguos rebeldes lanzaron masivas protestas en todo el país. Su mayor demanda es “reestablecer la suprema autoridad del pueblo”, buscando restringir la autoridad del presidente pues no es un funcionario elegido. Acaban de anunciar una tercera ronda de actividades de protesta, dado que las dos primeras rondas no lograron ningún resultado.

Mysansar, blog en idioma nepalí, tiene un breve resumen de los programas de protesta que los maoístas planean lanzar.

“Los maoístas que han estado protestando en las calles y en el Parlamento exigiendo que el presidente rectifique su decisión, han anunciado programas que han traído alivio y cierta confusión. Alivio porque los maoístas permitirán que el Parlamento trabaje el lunes, martes y miércoles. Van a permitir que el Parlamento trabaje para que se puedan llevar a cabo las discusiones sobre el presupuesto anual. Pero también han anunciado huelgas en todo el país. No de un día, sino de tres días completos. Si luego de los tres días de protesta sus demandas no son satisfechas, irán a una huelga indefinida. La protesta de tres días empezará el 5 Poush y terminarán el 7 (del 20 al 22 de diciembre).

En GroundReport, el blogger Mohan Nepali escribe que las Naciones Unidas ha expresado su preocupación sobre la manera en que el gobierno y los maoístas parecen ignorar las promesas hechas cuando firmaron el acuerdo de paz en 2006.

“El Alto Comisionado de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR, por sus siglas en inglés) echortó fuertemente hoy a las fuerzas políticas nepalíes, incluidas las que están en el gobierno, a asegurarse que los derechos humanos de todas las personas estén protegidos. Ha hecho un llamado al gobierno de Nepal y a los manifestantes maoístas a que no recurran a la violencia pues podría arriesgar el propio proceso de paz en marcha desde 2006.

La OHCHR ha expresado su preocupación en la probabilidad de la violencia por parte de los manifestantes maoístas y las consecuentes acciones del gobierno”.

El Primer Ministro Madhav Kumar Nepal está bajo mucha presión para resolver el conflicto con los maoístas, pero hasta ahora no ha podido apaciguar a las antiguas guerrillas. Maila Baje en Nepali Netbook dice que el último intento del señor Nepal para poner fin al alejamiento con los maoístas no ha alterado la tranquilidad:

El Primer Ministro Madhav Kumar Nepal advirtió el otro día que la Asamblea Constituyente podría ser disuelta. Pero no será disuelta, aclaró rápidamente. Si se esperaba que el principal conciliador no intentara un camino a medias de nuestro punto muerto cada vez más profundo, no decepcionó. Sobre todo desde que le pasó la pelota al presidente Ram Baran Yadav.

Krishna Hari Pushkar, que trabaja en el Ministerio de Asuntos Internos de Nepal, atribuye parte de la culpa del tambaleo del proceso de paz a los “actores extranjeros”:

Se ve que todos los actores de la paz internos y externos están actuando visiblemente en contra de la ética del proceso de paz y transitando al borde del acuerdo de paza. Entonces, ¿cómo puede el proceso de paz de Nepal ir normalmente en esa situación hacia su esperado fin? Desafortunadamente, es triste describir que no se encuentra que ningún actor directo ni indirecto sea sincero y realmente comprometido con el éxito del proceso de paz en curso en Nepal. Si la situación continúa, no sorprenderá que los húmedos batallones decidan regresar a la selva o que el gobierno imponga operaciones especiales en contra de combatientes etnopolíticos. Es desafortunado que algunos políticos interesados declaren que se realice la reinsurgencia o se regrese a la guerra por buscar la paz, aunque haya demostrado ser una torpeza el impulsar “romper la paz por la paz”.

Hasta ahora, las manifestaciones de protesta han sido pacíficas, en algunos lugares coloridas y musicales. Acá un corto video de una de esas manifestaciones de protesta.

Ahora que los maoístas han decidido lanzar una segunda ronda de protestas y están amenzando con ir a huelga por periodo indefinido si sus demandas no son cumplidas, parece que el drama continuará por un tiempo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.