¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sudáfrica: Un país conversa con él mismo 140 palabras por vez

“¿La noticia de la muerte de Manto fue “el avión en el Hudson” de Sudáfrica? ¿El deceso de la controvertida ex Ministra de Salud marca la madurez de Twitter en este país?”, pregunta la blogger y autora sudafricana Sarah Britten en su post en Thought Leader titulado, “Cómo Twitter dio la primicia sobre Manto”.

Manto Tshabalala-Msimang es la ex Ministra de Salud de Sudáfrica que murió la semana pasada. Probablemente la comparación de la muerte de Manto con el accidente de aviación en el Hudson no sea la mejor, dado que el aterrizaje del avión en el río fue informado primero por testigos oculares. Sin embargo, ella dice que el rol que jugó Twitter en la distribución de la noticia de la muerte es significativa. El post de Sarah destaca una nueva tendencia en la comunicación y los medios sudafricanos, traída por las nuevas herramientas de medios.

Sarah expone que lo que Twitter reveló por lo general pasa tras las puertas cerradas en las salas de noticias: rumores de una gran historia, esfuerzos frenéticos para revisar las fuentes, informes contradictorios.

Informes contradictorios: ¿era ella o no era ella?:

Resulta que inicié mi sesión a eso de las 2.30 en la tarde, para ver el siguiente tweet de Toby Shapshak, editor de la revista Stuff: “acabo de escuchar que Manto ha muerto”.
Wow. Fuente creíble, pensé, puesto que es un trabajador de Avusa y presumiblemente pasa un rato en la sala de noticias en The Times de vez en cuando. Inmediatamente le dirigí una pregunta: ¿cómo supo? Después fui a Facebook e hice el anuncio en una actualización de estado, como se hace en estos días. Después a los sitios de noticias para buscar la historia. Nada. Le pregunté a Nic Dawes, editor de Mail & Guardian, si  sabía algo. (Eso es lo asombroso de Twitter: tienes acceso directo a tantos periodistas y otras figuras públicas en un foro.) “Tratando de averiguar algo sobre Manto antes de decir algo precipitado,” tuiteó. “Ayer se dijo que estaba estable.”
Después un periodista en Sapa informó que no, que Manto estaba viva; su doctor lo dice. Mucha confusión en la Twitteresfera. ¿Era ella o no era ella? ¿O era este un extraño caso del ex Ministro de Salud Schrodinger?
Fue The Times el que dio la primicia, con un breve informe diciendo que fuentes cercanas a la familia de Tshabala-Msimang informaron que había muerto. Unos pocos minutos después Dawes lo confirmó en Twitter: “ANC confirma la muerte de Manto Tshabalala-Msimang”.

Otro ángulo al que mira Sarah es cómo Twitter facilita la discusión en Sudáfrica:

Esta historia tiene demasiadas dimensionas. No tengo espacio ni tiempo para ocuparme de todas en su totalidad, pero con seguridad se debe comentar sobre el rol de Twitter en la difusión de noticias y en facilitar la discusión. Ah, la discusión. Como observó Dawes sobre los participantes unas dos horas después de haber recibido la noticia: “Están haciendo guerra de culturas. Ding dong la bruja ha muerto — blanca. QEPD — africano.”
Algunas de las respuestas (todas ellas de hombres blancos — era difícil no notar esto) a la muerte de Tshabalala-Msimang eran bastante crueles. “Realmente estoy triste, pero no lo puedes notar porque mi arpillera para el luto está en la lavandería,” decía un tweet. “QEPD Dra. Manto Tshabalala-Msimang. Y en otras noticias, las ventas de Johnnie Walker disminuyen en 34%” bromeó otro.
Ivo Vegter fue especialmente malicioso: “Alegres novedades para los que están en lista de espera de transplantes de hígado: tal vez tu gobierno no te asesine después de todo”.
Una discusión en particular, entre una conocida figura en la industria de las comunicaciones (que resulta ser blanco) y el director creativo de una agencia de publicidad (que resulta ser negro), se puso bastante desagradable, con sugerencias de retuiteos difamatorios e inexactos. El comediante Loyiso Gola imploró a la gente que pusiera las cosas en perspectiva. “La gente está exagerando… demos un paso hacia atrás”, expuso. “Piensen qué día es hoy”.

En tanto que muchos bloggers han escrito acerca de Twitter y la muerte de Manto ocupándose de Gareth Cliff quien hizo un controvertido comentario acerca de su muerte, Sarah se ha ocupado en el potencial de Twitter para transformar la manera en que se comunican los sudafricanos.

Gareth Cliff es la personalidad sudafricana de radio que, tras enterarse de la muerte de Manto, tuiteó:

“Manto ha muerto”, declaró a sus 23 686 seguidores. “Bien. Una chapucera egoísta y retorcida del peor nivel. Pésima actitud e hígados rancios — los 3… ”.

Puedes seguir el post de Muhammad Karim, autor de Global Voices sobre la controversia alrededor del comentario de Gareth.

Cuando Sarah ve sus fuentes de Twitter feed, lo que ve es “…un país en intensa conversación consigo mismo, 140 palabras por vez”:

Pero lo que de veras se destaca acerca de la noticia de la muerte de Manto es el potencial de Twitter de transformar la manera en que nos comunicamos en este país. No reemplazará a los medios tradicionales, porque una noticia de esta naturaleza solamente puede ser considerada creíble una vez que los medios tradicionales la han confirmado (y ciertamente, Twitter podría ayudar a llevar a sitios de noticias a los lectores con ganas de más información). Twitter no es completamente amigable con el usuario, y muy a menudo las discusiones que aloja son bastante banales. Pero es el único foro de este tipo que tenemos: donde los sudafricanos de influencia pueden debatir y discutir, y los ciudadanos comunes también pueden participar. Hoy mientras veía mi fuente de Twitter, estuve muy consciente de una nación en una intensa conversación consigo mismo, 140 palabras por vez.

¿Pero Twitter le agregó profundidad y diversidad a la discusión? Algunos de sus lectores no son tan optimistas acerca de Twitter como ella.

Herman Wasserman pregunta ” ¿le agregó profundidad y diversidad a la discusión o amplió la virulencia de las personas de siempre?”:

Interesantes observaciones. Pero todavía me pregunto exactamente qué y cómo agrega Twitter a estos debates además de acelerar la difusión de la información y rumores. ¿Agregó profundidad y diversidad a la discusión o amplió la virulencia que viene de las personas de siempre? ¿Los 140 caracteres animarán la limitación o harán lo contrario (Gareth Cliff por ejemplo)? Y como correctamente señalaste ayer (¡en Twitter!), las personas seguirán esperando que los medios tradicionales se pronuncien con la voz autorizada en asuntos como la muerte de Manto.
En cuanto a los ‘ciudadanos comunes’ que tienen acceso a las nuevas tecnologías de medios, en un país como SA, se necesita un poquito más de realismo, creo yo.
Estoy a favor del potencial de Twitter de crear redes, etc, pero eso también es idealizarlo a costa de esferas públicas alternativas en todas partes. ¿Como informaron los tabloides de su muerte, por ejemplo? ¿La radio de la comunidad? ¿‘Radio boca’? ¿O cómo es que Twitter interactúa y coincide en parte con estas otras plataformas de medios (incluidos blogs como este)? Su fuerza puede yacer en estas intersecciones y amplificaciones más que en una plataforma aislada para la difusión.

Sarah responde:

@Herman: expresas puntos válidos. Twitter es un agregado útil a otros medios más que un reemplazo. Sin embargo, lo que lo hace diferente es a) el hecho de que los que participan en el debate son de una diversidad de fuentes de medios (¿cuántas veces tienes a cinco discjockeys de FM y editores de periódicos en el mismo foro?). Esto es raro en SA, donde otros foros son alojados por el propietario de un medio en particular. Además, los participantes reflejan una amplia variedad de antecedentes. Importante, Twitter es muy fácil de usar en un celular, lo que le da un enorme potencial en un país donde el acceso a las computadoras es limitado.

Ivo Vegter expone que Twitter es más como conversación casual y menos como publicar:

Sin embargo, acá hay dos temas. Uno es que Twitter es más como conversación casual y menos como publicar. Hasta los periodistas tienden a decir cosas en Twitter que probablemente no publicarían. Más aun para la mayoría de usuarios, que no hacen esa diferencia para nada. Los comentarios que escuchas en Twitter no son diferentes de los comentarios que hubieras escuchado en el pub o en el paradero de taxis.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.