¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Detenida persecución en contra de bloguero en la oposición

Dmitri Soloviev, Foto de hro.org

Dmitri Soloviev, Foto de hro.org

El primer caso penal en contra de un bloguero en Rusia con un final feliz, el de Dmitri Soloviev, terminó luego de un largo período de tiempo. Después de dos años de investigación y tres evaluaciones socio-lingüísticas, los expertos no encontraron ninguna evidencia de “incitación al odio contra la policía y los oficiales del Servicio de Seguridad de Rusia.”

La victoria de Soloviev, sin embargo, es más bien una excepción que la regla. No fue el tribunal que encontró a Soloviev no culpable, sino la oficina del fiscal. La oficina detuvo el proceso de enjuiciamiento después de darse cuenta que el caso contra el bloguero no prosperaría de todos modos. Pero el precedente se ha establecido. El bloguero se ha encontrado “no culpable” y, más importante, el Servicio de Seguridad Federal (FSB -Siglas en inglés) y los trabajadores de la policía no pudieron ser definidos como “grupos sociales”.

El 25 de marzo del 2008, Dmitri Soloviev (usuario in LJ dimon77 ), un bloguero de oposición de Kémerovo (una ciudad industrial de Siberia), fue acusado de “incitación al odio, la animosidad y la vergüenza hacia la policía y los trabajadores del FSB” (infame parte 1 del Art. 282 del Código Penal de Rusia [ING]). La base de las acusaciones resultaron ser los posts de Soloviev criticando la situación política en el país. Aunque sus posts están actualmente disponibles sólo para los amigos de Soloviev, siguen siendo ampliamente citados [RUS] en línea.

Los problemas comenzaron hace cuatro años cuando Soloviev fue convocado a la oficina regional del FSB “para una conversación.” Después de eso, los amigos de Soloviev le advirtieron que había sido colocado en una especie de “lista negra” por el FSB. Soloviev estaba seguro que la razón para el enjuiciamiento penal no era su blog, si no su posición civil activa. Él cree que su blog se convirtió en su “Talón de Aquiles”. “

En uno de los posts que más tarde fue citado como prueba de su “odio,” Soloviev escribió:

¿Estás seguro que la mejor manera de tratar a un ciudadano es cuando se le cierra la boca? Muy bien, le callaste la boca, le ataste las manos y le ataste las piernas a una silla. ¿Qué has obtenido? ¿Y la llaman una democracia soberana? ¿Y esto es lo que promueven en distintos foros internacionales como un logro de estabilidad? No, usted está asustado. Tiene miedo que todo el mundo sepa lo que le hizo a un país libre durante los últimos ocho años. ¿Cuántas personas inocentes están en las cárceles, en espera de sus sentencias durante años? ¿Cuántas personas mueren en las comisarías de policía debido a que fueron golpeadas para obligarles a confesar algo que no habían hecho. Y todo eso se ha hecho para aumentar los datos mensuales de la lucha contra la delincuencia. […] Aquí está su éxito en la lucha contra los extremistas: 37 asesinatos basados en el odio nacional desde el comienzo de este año. Eso es lo que han estado tratando de conseguir: es fácil asegurarle a la gente que ustedes son irreemplazables, aumentando su miedo.

El caso penal contra Soloviev comenzó el 11 de agosto del 2008 después que las acusaciones oficiales pasaron el proceso burocrático en la oficina del fiscal. La policía registró su apartamento y confiscó una computadora portátil, teléfonos móviles y adhesivos del movimiento “Oborona” [ING], del cual él era miembro (más tarde, estos objetos fueron devueltos, a excepción de la computadora de la oficina de Soloviev). El 20 de agosto, un grupo de blogueros organizaron una campaña en línea [RUS] alegando que las acusaciones no tenían fundamento jurídico y eran anti-constitucionales. El post de Livejournal en defensa de Dimitri reunió más de 600 comentarios. Soloviev está convencido de que hacer público el caso fue exactamente lo que le ayudó al final.

El proceso ulterior de la causa penal se describe en una resolución judicial publicada el 31 de diciembre del 2009, un año después de los acontecimientos. El bloguero Oleg Kozlovsky publicó [RUS] una copia escaneada en el internet. La resolución muestra los mecanismos de procesamiento del bloguero, que pueden ser usados en contra de todos los críticos de las autoridades rusas. La evidencia de la “incitación al odio contra el FSB y la policía” fue encontrada primero con ayuda de la evaluación socio-lingüística.

La primera evaluación definió los posts de Soloviev como propaganda. Los expertos, sin embargo, no estaban seguros de si los policías y agentes del FSB representaban grupos sociales diferenciados y pidieron la evaluación sociológica adicional.

La evaluación complementaria, realizada el 1 de diciembre del 2008, afirmó que los policías y agentes del FSB puede contarse como grupos sociales. El informe de evaluación propuso “explicación científica” de que los policías eran un grupo social:

Los policías y agentes del FSB son grupos sociales debido a que poseen signos distintivos de los grupos sociales: ejecutan funciones sociales importantes, están unidos por los mismos conocimientos y habilidades, así como por un sentimiento de identidad con su profesión y con otros representantes del grupo . Existe una imagen negativa de estos grupos sociales en el texto de los posts.

Sin embargo, los defensores de Soloviev pidieron una tercera evaluación. Se llevó a cabo en septiembre del 2009 por los expertos del Centro Federal de Medicina Legal en la Universidad de Moscú y Tomsk. El tercer informe de evaluación tenía dos conclusiones importantes. En primer lugar, los expertos encontraron que las evaluaciones anteriores estaban equivocadas y no había ningún grupo social como “policías” o “agentes del FSB.” Segundo, no hay una imagen negativa de ellos en ninguno de los posts de Soloviev. Los expertos también encontraron que sus posts no fueron, no incitaron el odio hacia las autoridades. Sobre esa base, la oficina del fiscal encontró que Dmitri no era culpable y se detuvo el proceso de enjuiciamiento.

Respondiendo a un interrogante de GV, de si va a continuar con sus posts en LiveJournal después de todo eso, Soloviev, dijo:

Lo haré, pero será un Dmitri Soloviev adulto.

Respondiendo a una pregunta de GV, de si iba a practicar la autocensura, Dmitri dijo:

En cierto modo, la autocensura está siempre presente y sólo está limitada por las restricciones morales y éticas. Pero, como el tiempo demostró, también hay las experiencias de la vida y una carga de tiempo real en la vida. Afirmo que tengo más experiencia y menos tiempo libre ahora. Pero mis principios de vida y puntos de vista sobre la sociedad no han cambiado. Siempre he considerado y sigo considerando que los derechos civiles y los derechos humanos escritos en la Constitución son valores inalienables y que la democracia es lo más civilizado de un gobierno.

Espero que en el futuro, no sólo yo voy a madurar, sino también la sociedad civil madurará [y se convertirá – GV], en el principal elemento disuasorio para el poder incontrolado.

Los blogueros acogieron con entusiasmo la noticia de la finalización del caso. La mayoría de ellos estuvieron reenviando las noticias sobre el cierre del caso. Algunos fueron más elaboradas:

alexey_ivanov:
Buenas noticias. Una mejor noticia sería la cancelación del Art. 282.

nik_sud:
Todavía existen expertos con conciencia y jueces con honor.

El papel de los expertos anónimos en el caso de Soloviev fue crítico. La vaguedad de las leyes en Rusia trabajan normalmente en favor de las autoridades que utilizan términos como “extremismo” o “grupo social” en su definición más amplia a fin de justificar las acusaciones. Como demuestra el caso de Soloviev, los expertos locales tienden a cooperar con la oficina del fiscal y son más propensos a pronunciar resultados acusatorios después de un diagnóstico socio-lingüístico. Los expertos federales que son menos dependientes de la policía regional o de la oficina del fiscal en este caso presentaron un veredicto más razonable.

Otra característica importante del caso es que no fue el tribunal el que encontró no culpable a Dmitri Soloviev, sino la oficina del fiscal local que detuvo el procesamiento del bloguero. Desde que se demostró que el FSB y los funcionarios de policía no eran grupos sociales, no se trataba de un veredicto judicial, sino un resultado de evaluación que puede ser apelado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.