¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba: El estado de los derechos humanos

El reciente pedido de información por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas en relación a las supuestas violaciones de los derechos humanos [en] en Cuba ha hecho que muchos blogueros alcen la voz [en].

El bloguero en la diáspora Uncommon Sense [en] dijo que a pesar del hecho de que “las Naciones Unidas tienen una historia bastante lejos de estar limpia cuando se trata de pasar cuentas a la dictadura de Castro por sus más de 50 años de represión… el Comité contra la Tortura de la ONU se merece un aplauso…” ¿Por qué exactamente? Por hacer que el gobierno cubano niegue que alguien “haya sido perseguido o sancionado por ejercer sus derechos, incluyendo los de libertad de expresión y de asociación”, a lo que el bloguero respondió:

Nadie, excepto los miles de presos políticos, pasados y presentes, que han perecido en el gulag de Castro por ejercer los derechos que Dios les dio.

Nadie, excepto los activistas que cada día arriesgan la poca libertad que tienen para asegurar que un día ellos y sus sucesores dispongan libremente de sus derechos.

Nadie, excepto los cubanos como Zapata y Villar, que fueron permanentemente silenciados, que fueron asesinados por el régimen de Castro porque representaban una amenaza, y su compromiso con esos derechos, se oponía a la continuidad de la dictadura.

Que uno de los mandados de la dictadura negara lo innegable ante el mundo es prueba suficiente suficiente de que, sea cual sea la acción que la ONU realice contra de Cuba como resultado de su última investigación, los Castro temen que su tiempo haya pasado.

La posición del gobierno cubano está en desacuerdo con dos informes diferentes, uno del Departamento de Estado de los EEUU [en] y otro de Amnistía Internacional [en], sobre la situación de los derechos humanos en la isla. El Havana Times publicó sobre los hallazgos de Amnistía diciendo que:

De acuerdo con EFE, el gobierno cubano mantuvo la “represión” sobre la libertad de expresión, asociación y reunión con cientos de arrestos y detenciones breves, aunque también excarceló a los últimos 11 presos de conciencia de 2003, y a otros 62 “presos políticos,” algunos de los cuales llevaban en la cárcel desde la década de 1990.

La ONG defensora de los derechos humanos, a la que no se le permite acceder al país desde 1990, rechazó el embargo estadounidense, y destacó los efectos negativos que este produce sobre la salud de la población cubana, en especial dentro de grupos marginados.

Notes from the Cuban Exile Quarter [en], mientras tanto, abordaba “dos (de las muchas) declaraciones falsas del régimen de Castro en el Comité contra la Tortura”:

Primera declaración falsa, la afirmación de que “las personas mencionadas en estas cuestiones y el resto de la lista son presuntos “defensores de los derechos humanos”, no está establecida en la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos adpotada por la Asamblea General de las Naciones Unidas” el 9 de diciembre de 1998 citando el artículo 3 [en].

La Primavera Negra de Cuba en 2003 [en], en la cual la mayoría de organizadores del Proyecto Varela [en], una iniciativa que intentó reformar la constitución cubana del momento para ponerla en consonancia con las obligaciones internacionales relativas a los derechos humanos, fueron encarcelados y sentenciados en juicios sumarios [en] a más de 28 años en prisión [en] por comprometerse con un derecho legal reconocido por la Constitución [en]. Las afirmaciones de Rafael Pino Bécquer han sido demostradas como patentemente falsas  por las medidas mencionadas arriba y los numerosos casos de disidentes encarcelados con el único propósito de reforzar el conformismo político con la dictadura.

En la segunda declaración falsa, el representante del régimen afirma que los hechos se han tergiversado para prestar servicio a una turbia conspiración. Al mismo tiempo el Relator Especial sobre la Cuestión de la Tortura de las Naciones Unidas [en] fue formalmente invitado por el régimen el 28 de enero de 2009 y al día de hoy la dictadura no se ha puesto de acuerdo en la fecha de la visita. Organizaciones internacionales para los derechos humanos [en] han pedido permiso para visitar la isla y estudiar las situación sobre el terreno para llegar a sus propias conclusiones sobre la situación de los derechos humanos, pero el régimen les ha negado a todas el permiso de visitar la isla. Éstas confían en los informes de grupos de derechos humanos que operan dentro y fuera de Cuba y que son calumniados y difamados por la dictadura.

Puede que las Naciones Unidas y los organismos de vigilancia de los derechos humanos esperen respuestas, pero los blogueros de la diáspora continúan subrayando casos de persecución y represión.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.