¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pakistán: asesinan a defensora de los derechos de la mujer

Fareeda Kokikhel Afridi, una importante e incansable activista, proveniente de la localidad de Jamrud [en], fue asesinada a sangre fría [en] por un grupo de hombres armados. Era directora de la organización no gubernamental (ONG) para los derechos de la mujer  SAWERA (siglas en inglés de la Sociedad para la Valoración y el Fortalecimiento de las Mujeres en Áreas Rurales); la cual atiende el mejoramiento de las condiciones de las mujeres en Áreas Tribales bajo Administración Federal (FATA) de Pakistán.  De acuerdo con periódicos locales [en], Fareeda fue asesinada a solo un kilómetro de su casa. Se dirigía a su oficina en Peshawar cuando fue interceptada por cuatro hombres armados quienes acabaron con su vida. Existen probabilidades de que este atentado haya sido llevado a cabo por grupos talibanes que asesinaron a Zarteef Afridi, otro importante defensor de los derechos humanos, el 8 de diciembre de 2011 [en].

SAWERA logo

¿Quién es Fareeda Kokikhel Afridi?

Fareeda se graduó de la Universidad Abierta Allama Iqbal con una maestría en tratamiento de problemáticas de género. Junto con su hermana, Noor Afridi, fueron cofundadoras de una organización cuyo objetivo es promover la lectura entre las mujeres y de fortalecer los derechos de la mujer. SAWERA es una organización de voluntarios sin fines de lucro, que trabaja para lograr esos objetivos.

Para una sociedad en donde las mujeres son forzadas al confinamiento en sus hogares, esto significó un cambio radical. En las sociedades tribales y religiosas, no se les permite a las mujeres participar en la vida pública. Tienen la obligación estricta de usar el velo, lo que limita la interacción humana. Debido a que las mujeres son marginadas, la educación se transforma en un sueño que nunca se logra.

A los 25 años de edad, Fareeda era conciente de esos desafíos cuando fundó SAWERA en el 2004. No luchaba contra los valores tribales, sino que deseaba elevar los niveles de vida de su población.

Fuerte reclamo por el asesinato de Afridi

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP) ha expresado un firme rechazo ante la brutalidad de este acto. La comisión declaró [en]:

“Nos produce una gran preocupación que en todo el país, los defensores de los derechos humanos y  aquellos que trabajan por reducir el número de personas marginadas, tengan que pagar un precio tan alto.”

La alianza Fin de la Violencia Contra las Mujeres y Jóvenes en Jáiber-Pakhtunkhwa y las FATA (Áreas Tribales bajo Administración Federal, también condenaron el crimen.

El Consorcio de ONG tribales también condenaron el asesinato con severidad. Un comunicado de prensa [en] firmado por la organización expresaba:

“Nosotros, los participantes de organizaciones de sociedades civiles en Peshawar, condenamos firmemente esta trágica muerte y prometemos elevar nuestras voces contra la tiranía y brutalidad de los elementos anti sociales a quienes se les ha dado vía libre para asesinar a miembros de la sociedad civil”.

Los internautas también han condenado este suceso. A pesar de que el acontecimiento no ha sido resaltado en Twitter, los comentarios de noticias y de otras fuentes de comunicación social revelan reacciones ante este atroz hecho.

Usman declaró [en]:

Junto con ella, también murió una parte del alma de Pakistán

Charnushah expresa [en]:

Es una tragedia. Parece que con el arribo de estas bestias llamadas talibanes, nosotros los pastunes hemos también olvidado nuestras gloriosas tradiciones de Pastunwali. Es muy triste.

Shakeela khan escribe:

La joven Afridi representaba un rayo de esperanza y un ejemplo de heroísmo y coraje para todas las mujeres y en especial para las de FATA. Su asesinato tan repentino y brutal es para nosotros una gran pérdida y desalienta a todos aquellos que trabajan para el desarrollo y fortalecimiento de la población marginada como son actualmente las mujeres.

Shaad Begum —una activista a favor de los derechos de la mujer, quien recientemente recibió un premio internacional por su trabajo en el campo de la salud y la educación de la mujer— no ve esperanzas en el futuro. En una entrevista para VOA Urdu (Voice On America Urdu)  [ur], ella declara:

“مجھے نہیں لگتا کہ اس طرح کی صورت حال میں اب فاٹا (وفاق کے زیرِ انتظام قبائلی علاقوں) کی کوئی لڑکی کام کرنے کے لیے تیار ہو گی۔”

No creo que en tales condiciones las jóvenes en FATA (Áreas Tribales bajo Administración Federal) continúen llevando a cabo con su labor.

El gobierno tiene que trabajar para proteger la vocación de tales mujeres. Mientras más defensores de los derechos humanos sean asesinados, más espacio ganarán para predicar su irracional ideología. Hafeez comenta:

La única manera de animar a mujeres y hombres para que trabajen en el mejoramiento de las vidas en áreas peligrosas consiste en que el gobierno otorgue reconocimientos honoríficas y dinero a las familias. Estos trabajadores son nuestro patrimonio.

Fareed Afridi siempre permanecerá como un brillante ejemplo para los defensores de derechos en todo el mundo por su osadía y audacia. Tenemos la esperanza de que su trabajo sea continuado por otros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.