¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Portugal: La cara oscura del Programa Nacional de Represas

[Todos los enlaces externos están en portugués a menos que se especifique lo contrario]

Este artículo forma parte de nuestra cobertura especial de Europa en crisis.

Los proyectos que forman parte del Programa Nacional de Represas de Portugal van a costar al gobierno del país 16.000 millones de euros en construcción, subsidios e intereses sobre los préstamos. Junto con los parques eólicos, van a hacer que la electricidad portuguesa sea la más cara del mundo en el curso de unos pocos años.

Las primeras reacciones a la construcción de los represas portuguesas han venido de los grupos ecologistas y de las poblaciones afectadas, pero últimamente ha habido un gran debate público sobre los problemas inherentes al PNB.

The submersed village Vilarinho das Furnas, Terras de Bouro. Photo by Flickr user Rosete Pereira (CC BY-NC-SA 2.0)

El pueblo sumergido de Vilarinho das Furnas, Terras de Bouro. Foto de  Flickr de la usuaria Rosete Pereira (CC BY-NC-SA 2.0).

Una de las voces más activas y críticas al programa ha sido la del presidente del Grupo de Estudios de Ordenamento del Territorio y Medioambiente (GEOTA), João Joanaz de Melo, que ha señalado algunos problemas que la construcción de las represas podría causar, y los errores que las fuentes oficiales han transmitido a la opinión pública.

En un artículo publicado en enero de 2012, João Joanaz de Melo refutó los cinco principales argumentos usados por los promotores del plan:

Argumento ridículo 1 – “O investimento é privado.” O investimento inicial nas nove grandes barragens aprovadas pelo Governo ascende a 3600 M€, o que, somado aos custos financeiros e ao lucro das empresas de electricidade, gerará um encargo global estimado em16.000 M€ ao longo de 75 anos – que obviamente será pago na totalidade pelos cidadãos-consumidores-contribuintes. Parte deste custo será reflectido na factura da electricidade, e parte nos impostos, para suportar o défice tarifário e a “garantia de potência” estabelecida na Portaria n.° 765/2010. O que importa é que, entre tarifa e impostos, as novas barragens implicarão um aumento superior a 10% no custo da electricidade. (…)

Argumento ridículo 1 – «La inversión es privada». La inversión inicial en las nueve grandes represas aprobada por el gobierno asciende a 3.600 millones de euros, que junto con los costos financieros y los beneficios de las compañías eléctricas, sumarán unos gastos totales estimados en 16.000 millones de euros a lo largo de 75 años –que obviamente serán pagados en su totalidad por los ciudadanos/consumidores/contribuyentes. Parte de este costo se reflejará en la factura de la electricidad, y parte en los impuestos para mantener el déficit tarifario y la «garantía de potencia» establecida en el decreto 765/2010. Lo que importa es que, entre tarifas e impuestos, las nuevas represas implicarán un aumento superior al 10% en el costo de la electricidad. (…)

Otra de las voces más activas es la de José Luis Pinto de Sá, profesor de ingeniería del Instituto Superior Técnico, que ha alertado sobre el hecho que la producción de energía «[de] las nuevas inversiones hidroeléctricas, en proyecto o en construcción» será «nulo o incluso negativo». En un artículo escrito en mayo de 2010 para el blog A Ciência não é neutra (La ciencia no es neutral), Pinto de Sá explica de forma simple los cálculos de la (no) producción de energía en esas represas:

No total (…) as barragens produzirão em média 525+175= 700 MW, mas também consumirão 700 MW de origem eólica (ou solar). Portanto, o saldo energético das barragens será nulo.

En total (…) las represas producirán una media de 525+175=700 MW, pero también consumirán 700 MW de energía eólica (o solar). Por tanto, la suma de la producción eléctrica será nula.

El caso Tua

The Tua line. Photo by nmourao on Flickr (CC BY-SA 2.0)

La línea Tua. Foto de nmourao en Flickr (CC BY-SA 2.0).

De las diez represas incluidas en el Programa Nacional, la más problemática es la de Foz Tua. El inicio de su construcción, en enero de 2010, implicó la destrucción de parte del ferrocarril de Tua, una ruta con cientos años de historia

El Movimento Cívico por la Línea de Tua, que existe desde 2006, ha sido la plataforma principal de la oposición a esta represa, organizando numerosas acciones de protesta y argumentando que la reparación del ferrocarril beneficiaría a la región más que la represa.

Según un informe del programa Biosfera, “Verdades Escondidas sobre las Represas, estudios efectuados por universidades portuguesas demuestran que la reparación del ferrocarril combinada con el turismo medioambiental y cultural generaría 11 veces más empleo por cada millón de euros invertido que la represa.

De todos los argumentos contra la construcción de las represas, el que ha tenido más impacto ha sido la preservación del Alto Douro Vinhateiro (Viñedos del Alto Duero), declarado Patrimonio de la Humanidad en 2001.

En junio de 2012, como resultado de la intervención del embajador portugués en la última reunión de la UNESCO en San Petersburgo, los miembros del comité votaron unánimemente por desacelerar la construcción hasta la visita de una misión, que se debía producir antes de finales de julio.

Image shared on the Facebook page "Eu não pedi um Plano Nacional de Barragens" (I did not ask for a National Dam Plan)

Imagen de la página de Facebook “Eu não pedi um Plano Nacional de Barragens” (No pedí un Plan Nacional de Represas).

En un artículo publicado en el periódico Público y reproducido en el blog Vi(st)a Estreita, precisamente en julio de 2012, Alberto Aroso, el coordinador operativo de la compañía responsable de los servicios públicos que gestionan la red ferroviaria nacional (REFER) mantiene que:

os estragos até agora produzidos ainda são reversíveis, na medida em que o paredão ainda não está iniciado e os cortes nas encostas para o respetivo encaixe ainda não têm expressão, estando-se perante o último fôlego do vale do Tua e o último momento para suspensão dos trabalhos para reavaliação de todo o projeto, procurando-se encontrar uma solução que salvaguarde o interesse nacional. A cada dia que passa mais caro será parar a barragem, nomeadamente se a mesma se traduzir no seu abandono definitivo.

El daño producido hasta ahora aún es reversible, en la medida que la enorme presa no se ha comenzado a construir y los cortes en las laderas necesarios para encajarla aún no son muy visibles, por lo que nos vemos ante la última oportunidad para defender el valle del Tua y suspender los trabajos para efectuar una reevaluación de todo el proyecto, con el fin de encontrar una solución que salvaguarde el interés nacional. Cada día que pase será más caro detener la construcción de la represa, sobre todo si se abandona definitivamente [el proyecto].

No obstante, tras la visita de los funcionarios de la UNESCO, la construcción no se ha suspendido, y sólo se ha desacelerado hasta la conclusión del informe de dicha misión, que previsiblemente estará listo a finales de año. Para respetar esta decisión, el Ministerio de Agricultura, Mar, Medioambiente y Gestión de la Tierra decidió posponer la construcción de la represa del pantano de Foz Tua hasta el segundo semestre de 2013.

Los ríos se privatizan

Junto con la cuestión de las represas, debe tenerse en cuenta la privatización de las acciones de la compañía portuguesa de energía (EDP) que aún pertenecían al estado. EDP es uno de los principales inversores en el Programa Nacional de Represas.

En diciembre de 2011, se anunció la venta de un 21,35% de las acciones de EDP pertenecientes al estado a la compañía china Tres Gargantas por la suma de 2.700 millones de euros. Esta transacción fue la novena en volumen de las efectuadas en los mercados energéticos durante el año 2011.

Coincidencia o no, la compañía Tres Gargantas es responsable de la represa de las Tres Gargantas, el mayor embalse del mundo, situado en el río Yangtsé.

El estado mantiene un 4% de las acciones de la compañía eléctrica, que no pudo venderse por estar «prisionero» de bonos intercambiables. Se espera que el gobierno venda ese último 4% en 2012, quedando sin participación en la compañía.

Mientras en Portugal se discute la construcción de las nuevos represas, en Estados Unidos se desmantelan algunos de los mayores embalses [en], pues resultan caros, ineficientes y dañinos para el medioambiente.

El Programa Nacional de represas está lejos de quedar resuelto y la gente tiene que saber lo que está en juego.

Este artículo forma parte de nuestra cobertura especial de Eauropa en crisis.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.