Tecnología para la Transparencia: Mam Prawo Wiedzieć

(Todos los enlaces llevan a páginas en inglés, salvo que se indique lo contrario)

Artículo escrito originalmente el 11 de noviembre del 2010 por Sylwia Presley para Technology for Transparency Network, un proyecto de Global Voices.

Vista Rápida

Mam Prawo Wiedzieć ayuda a los ciudadanos de Polonia a acceder a la información sobre sus representantes electos de una manera sencilla y fácil de usar.

Fecha de inicio: 1 de enero de 2008
Alcance del proyecto:
Función:
Tipos de herramientas: alización
Lugar: Polonia

Contexto

Mam Prawo Wiedzieć es una página web creada para ayudar a los ciudadanos polacos a acceder a información sobre sus representantes electos de una manera sencilla y fácil de usar. El proyecto recoge información proveniente de las páginas web de la campaña de los candidatos, folletos, blogs de políticos, Facebook, YouTube, Twitter y otras fuentes de información tradicionales.

Después la página relaciona los perfiles de los candidatos o miembros del parlamento con su historial de votos, si procede, para que los ciudadanos puedan conocer mejor a sus políticos y hacer un seguimiento de su comportamiento.

Antes de las elecciones polacas de 2007 y de las elecciones de la Unión Europea de 2009, Mam Prawo Wiedzieć repartió un “Cuestionario de experiencia y opiniones” a todos los candidatos. Las respuestas fueron puestas en línea a disposición de los votantes para que estos pudieran cuadrar sus creencias políticas con las de los candidatos.

Entrevista

Cuéntame algo sobre tu proyecto:

Me llamo Anna Czyżewska y trabajo para Stowarzyszenie 61 [pl], que gestiona la plataforma MamPrawoWiedziec.pl. Esta página se creó para proporcionar al pueblo polaco un acceso sencillo a la información sobre sus representantes. El nombre de la asociación, 61, se refiere al artículo 61 de nuestra Constitución, que establece que cada ciudadano tiene derecho a acceder a la información sobre las actividades de los servicios públicos, así como también de las personas que trabajan en estos servicios. Los ciudadanos polacos tienen acceso a las páginas web de nuestro parlamento y nuestro gobierno, pero estas páginas no siempre son intuitivas o fáciles de usar. Así que decidimos hacer algo diferente. Publicamos biografías de los miembros del parlamento, información sobre sus sesiones de votación, sobre el trabajo del comité del Seym (comité de la Congreso de los Diputados) y sobre los miembros polacos del parlamento europeo. Desde 2007 también hemos publicado información sobre los candidatos a las elecciones que nos proporcionan ellos mismos a petición nuestra.

La asociación se creó en 2005 como resultado de los debates sobre el estado del acceso a la información pública y al trabajo del Seym. Más de 10 personas de diversas ONG con sede en Varsovia decidieron asociarse con el objetivo de trabajar en la página web Mam Prawo Wiedzieć.

¿Cuál crees que es el futuro de este proyecto?

A largo plazo, queremos centrar la atención de los ciudadanos polacos en dos objetivos. El primero, pensar a quién están votando, por qué, y qué les impulsa a hacer esta elección. Nos gustaría hacerles reflexionar sobre sus motivos para elegir a determinados candidatos. Queremos que dejen de votar a un partido, un grupo o una persona en particular en relación con otra, y que comiencen a reflexionar de forma inteligente sobre el partido a quien votan. En estos momentos estamos preparándonos para las elecciones municipales, y queremos que la gente empiece a elegir, basándose no en su partido favorito, sino en candidatos que ven su pueblo o ciudad con los mismos ojos que aquellos que les apoyan. Queremos que los votantes elijan de forma consciente.

En segundo lugar, nos gustaría que los partidarios comenzaran a interesarse por el trabajo real de sus representantes, no solamente en temas célebres y que estén siendo ampliamente debatidos en Polonia en la actualidad, como la fertilización in vitro o el aborto, sino en cosas que hacen de forma cotidiana: cuál es su trabajo, qué hacen, qué planean hacer y qué ideas pueden aportar los electores a sus representantes. Nos gustaría cambiar la imagen de la actitud jerarquizada de las autoridades para elegir a personas a quienes nosotros, votantes, damos el privilegio de representarnos.

Por tanto, estamos hablando de dos aspectos: interesarse por quién nos va a representar, e interesarse activamente en lo que los representantes están haciendo realmente y en quiénes son.

¿Cómo su trabajo provoca cambios fuera de Internet?

Somos muy conscientes de que no todo el mundo entrará en nuestra página web, de que no vamos a llegar a todo el mundo y de que no convenceremos a todos. Pero este verano llevamos MamPrawoWiedziec.pl al Slot Art Festival, en Lubiąż, para promocionar la idea de ciudadanía concienciada y también nuestros servicios. Una vez que comenzamos a hablar con la gente, oímos que decían: “sí, habíamos oído hablar de ustedes, les conocemos, hemos visto su página web”. Esto nos hizo sentir tremendamente bien. Sentí que lo que estamos haciendo ya está surtiendo efecto, ya está cambiando las cosas. Al mismo tiempo hablamos con la gente que dice que no va a votar porque la vida política de Polonia es demasiado política, que los políticos no nos representan. Este fue el momento en el que pensamos: “sabes, ¡lo que hacemos es exactamente lo que necesitas!” Y mostrándoles la página web los pudimos convencer hasta cierto punto también.

¿Cuáles son los mayores obstáculos para su éxito?

Para las últimas elecciones, preparamos el llamado “Cuestionario de experiencia y opiniones” y animamos a los candidatos a rellenarlo. Constaba de 100 preguntas relacionadas con su experiencia y opiniones, y así tuvimos la oportunidad de comparar a estos candidatos. Este año se supone que vamos a preparar un proyecto similar para las elecciones presidenciales. Desgraciadamente, debido al accidente de avión de Smolensk y a las precipitadas elecciones presidenciales tuvimos que cambiar nuestro planteamiento. Preparar un cuestionario lleva mucho tiempo. El [accidente del] 10 de abril sorprendió a todo el mundo. Las elecciones se celebraron dos meses después. Dos meses es lo que necesitamos para preparar el cuestionario. Así que este año cambiamos el planteamiento. Preparamos más de 10 asuntos relacionados con el trabajo del presidente y comenzamos a analizar toda la información pública disponible proporcionada por los 10 candidatos para ponerla en nuestra página web.

¿Cuál es vuestro papel cívico?

Déjame usar el ejemplo de los candidatos al Parlamento Europeo. Era un proyecto voluntario en el que los candidatos (si querían) podían revelar información sobre sí mismos. 1300 candidatos tomaron parte en las elecciones. Conseguimos contactar con 800, porque normalmente somos nosotros los que intentamos contactar llamándolos por teléfono o enviándoles un e-mail, para después enviarles el cuestionario que deben rellenar directamente en nuestra página. De 800 candidatos que la recibieron, 200 la rellenaron. Por lo tanto, el 25% tenía interés. Unos 20 de entre ellos salieron elegidos.

¿Alguien ha copiado vuestro trabajo?

Creo que nuestro éxito es evidente cuando hay organizaciones locales que deciden seguir lo que hacemos y hacer algo parecido. Es en ese momento cuando nos damos cuentas del interés que hay en estas actividades y lo necesarias que son. Hay algunas páginas web que nos hacen la competencia y el hecho de que existan es una prueba de que estas soluciones hacen mucha falta. Existen portales similares que intentan juzgar a los políticos basándose en la información que nosotros proporcionamos, pero esto es algo que tratamos de evitar. Nosotros no juzgamos a los políticos: eso lo dejamos a los usuarios. Estamos animando a los ciudadanos a elaborar sus propios juicios cuando vayan a las urnas a dar su voto. Pero vemos aparecer nuevas páginas web, lo cual únicamente es una prueba de que son necesarias, de que hay personas y grupos cada vez más interesados en el tema. Algunos ejemplos son Radni.pl, OcenPolityka.pl o Wyborca.pl. Son páginas que han sido desarrolladas en los últimos dos o tres años, en respuesta a una creciente demanda de información.

¿Con qué organizaciones para la transparencia/responsabilidad trabajas?
Trabajamos junto a Masz głos, mass wybór [pl] (“Tienes un voto, tienes una elección”) cuyo objetivo es ayudar en las elecciones municipales. Este año, debido a las municipales, primero les dimos acceso a nuestro sistema y diseño. Así pudieron integrar un banner con el enlace a nuestro subsitio, que aloja información sobre los candidatos de esa zona en particular, con cuestionarios ya rellenados para que puedan promocionar el proyecto entre los ciudadanos y representantes de esa zona. En cuanto a la metodología, les proporcionamos el cuestionario que pueden utilizar durante los debates electorales. Y, por supuesto, seguimos en contacto por si tienen alguna pregunta o necesitan ayuda.

También trabajamos con Moja Polis [pl], gestionado por la Asociación Klon-Jawor. Es una base de datos con información sobre todos los ayuntamientos de Polonia, con estadísticas sobre la tasa de desempleo, el acceso a la educación o al sistema de salud y los hospitales. También cooperamos con el Centro de Educación Cívica [pl], gestionado por Młodzi Głosują [pl] (“Voto adolescente”) junto con la Asociación de Grupos Cívicos Locales, quienes educan a los polacos en cómo acceder a la información pública.

Fuera de Polonia, trabajamos con la británica mySociety. Tony Bowden nos visitó el año pasado y organizó un seminario para nosotros y otras organizaciones sobre la utilización de diferentes herramientas informáticas para aumentar la transparencia. Creo que es el socio que más nos estimula fuera de Polonia.

Otras preguntas

Mencionaste que recogías información que estaba disponible para el público. ¿Cómo lo haces? ¿Qué fuentes usas?

Buscamos en las páginas web de los candidatos y sus recursos oficiales para las elecciones, como los folletos, porque queríamos tener acceso a discursos más largos, no sólo a sus eslóganes. También hemos usado sus perfiles de las redes sociales: cosas que han publicado en Facebook, Nasza-Klasa, Twitter, Blip.pl, sus blogs, YouTube, etc, siempre que estuvieran enlazadas a sus perfiles de la página web oficial. Nunca usaríamos páginas privadas o no oficales.

¿Tiene Polonia una ley sobre el derecho a la información?

Sí, es el artículo 61 de nuestra Constitución. Tenemos el derecho a participar en las sesiones parlamentarias y también sesiones de autoridades municipales. Bajo petición libre también podemos dar nuestra opinión. Podemos grabar estas reuniones. Tenemos derecho a acceder a la documentación. Tenemos el Biuletyn Informacji Publicznej (Boletín de Información Pública), un documento mediante el cual diferentes autoridades están obligadas a comunicar información pública sobre su trabajo, incluídos temas financieros. La mayor parte de los editores de páginas web gubernamentales no entienden las necesidades de la audiencia. Como resultado, estas páginas están, muy a menudo, incompletas. Pero cada oficina de la administración pública tiene su propia página web.

¿Cómo se financia el proyecto?

Estamos financiados por el Fondo de Iniciativas Cívicas y las llamadas Becas Norway, así como también el instituto Open Society. También recibimos fondos para cada proyecto futuro por separado. OSI continuará financiándonos, así que esperamos que en 2011 nuestros ciudadanos todavía puedan utilizar nuestros servicios.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.