¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Entrevista con Tina Kandelaki

La rusa Tina Kandelaki es muchas cosas. Es periodista, figura televisiva, copropietaria de Apostol Media Group [ru], una bloguera muy leída y, desde hace menos tiempo, una personalidad influyente de la política rusa. Su cuenta de Twitter (@tina_kandelaki [ru]) tiene casi medio millón de seguidores y su blog de LiveJournal [ru] recibió más de 128 000 comentarios, a sólo cuatro años de su creación. Ya sea apareciendo en la portada de la edición rusa de la revista Maxim o manifestando su apoyo a Rusia Unida y a Vladimir Putin, Kandelaki ha despertado el interés, y también la cólera, de algunos miembros de Runet y de otros medios. A mediados de mayo de 2012, RuNet Echo se comunicó con Kandelaki vía correo electrónico. A continuación, transcribimos el texto de esa entrevista.

Tina Kandelaki. Fotografía: gentileza de W Communications.

Sra. Kandelaki, Global Voices le agradece por aceptar esta entrevista. Nos entusiasma esta oportunidad para conversar sobre su carrera como periodística y voz del Internet ruso.

Gracias. Es un placer conversar con ustedes.

En enero del 2012, Eco de Moscú, entre otros medios, publicó la lista [ru] de las 100 mujeres más influyentes de Rusia, y su puesto fue el 28.° [ru]. El gobernador de la región de Kírov, Nikita Belykh hizo un comentario sobre su lugar en la lista: afirmó que su “capacidad de trabajo” y su “energía” son “poco habituales en las mujeres” y que su forma de pensar es “completamente masculina” ¿Está de acuerdo con esta descripción?  Su feminidad ¿fue beneficiosa para su vida profesional o fue un obstáculo?

Soy muy amiga de Nikita Belykh, y puedo decir sinceramente que su descripción de mi carácter es acertada. He trabajado desde muy joven, y por eso tengo ciertas características masculinas: cierta independencia y la capacidad de defenderme sola. Actualmente, tengo a mi cargo no sólo una familia, sino también a 280 empleados de mi empresa, Apostol. No me da miedo tener a cargo gran cantidad de gente. Las responsabilidades grandes implican progreso.

Durante la primera mitad de 2012, su apoyo público a Rusia Unida y Vladimir Putin fue contrapuesto varias veces con la aparición de Ksenia Sobchak como opositora. ¿Considera que ha entrado en una relación de rivalidad política con ella? Independientemente de su respuesta, ¿por qué le parece que los analistas sociales y políticos han identificado un verdadero enfrentamiento entre ustedes dos?   

Ksenia y yo fuimos colegas y socias. En determinado momento, yo tomé la decisión de dejar de trabajar en programas de entretenimientos y comencé mi propio camino. Me interesaban las cuestiones educativas y había comenzado a trabajar como presentadora en “Brillantes” (Samyi umnyi), un programa televisivo intelectual para niños. Al conocer tantos chicos talentosos, busqué la oportunidad de ayudarlos a desplegar su potencial. Por eso, en 2009, acepté una invitación de Dmitry Medvedev de formar parte de la Comisión de educación de la Cámara Social. Me atrae tanto la esfera pública como el mundo de los negocios, y para mí ambos han estado relacionados entre sí. Ksenia sigue trabajando en el área de entretenimientos, pero no hay rivalidad política entre nosotras, y nunca nos enfrentamos por cuestiones políticas. Sucede lo siguiente: tenemos diferentes puntos de vista sobre cuál sería el mejor camino para Rusia y su futuro. Con respecto a los analistas, sin duda no me sorprende su respuesta: Internet es una cuestión delicada y los usuarios de Internet están atentos a todo lo que pasa, si bien no siempre interpretan las cosas correctamente.

Su programa “Nereal'naia politika”comenzó como una serie de Internet y luego se emitió por televisión. El de Ksenia Sobchak, “GosDep” se transmitía inicialmente por MTV de Rusia, pero fue rápidamente cancelado y reapareció como un programa web en Snob.ru. ¿Por qué cree que estos programas siguieron caminos opuestos, el suyo de Internet a la televisión y el de Sobchak de la televisión a Internet?

Sinceramente, no creo que sea comparable lo que pasó con estos programas. En el caso de Sobchak y su programa “GosDep”, a ella simplemente no le quedó alternativa: lo habría tenido que cancelar si no lo hubiera empezado a transmitir por Internet. “Nereal'naia politika” fue el primer lanzamiento web en volverse sumamente popular. Atraía una gran audiencia, y por eso se vendió con éxito a un canal de televisión.

En 2012 dedicó bastante atención [ru] en su blog y en otros medios a la influencia peligrosa que Internet puede llegar a tener sobre los jóvenes, y puso como ejemplo tendencias violentas que promueven el acoso escolar o, incluso, el homicidio. Los opositores, en general, opinan que Internet es una herramienta para evitar los canales controlados por el Estado y permite el acceso público a información no supervisada por el gobierno. Esta información, según ellos, aumenta las posibilidades de oposición al Kremlin. ¿Cómo opina usted que la difusión de Internet influirá sobre la política en la próxima generación de ciudadanos rusos? 

Como dije anteriormente, no tengo dudas de que Internet es el futuro de los medios masivos. En la web hay verdadera libertad de expresión. Ustedes saben que en febrero fui invitada a un programa de [Vladimir] Pozner, en que conversamos sobre los aspectos sociales y políticos de mi actividad pública. Me sorprendí cuando me di cuenta de que un fragmento, en el que hablaba de Alexey Navalny, había desaparecido de la edición final. Sin embargo, se podía acceder fácilmente al video completo, sin censura, a través de Internet.

Por otra parte, Internet le da la posibilidad a la gente de crear su propio contenido y de reaccionar con rapidez a las noticias y acontecimientos. Este tipo de comunicación puede ser, además, respondida de forma fácil y rápida. Pero existe otra cara de esta libertad total: ofrece mucho espacio para la divulgación de información peligrosa. Los adolescentes acosan a sus compañeros, lo filman y lo suben a Internet. Aun más preocupante es que estos videos atraigan gran número de vistas, porque se construyen modelos sumamente negativos que pueden afectar a chicos influenciables. Por todo esto, es necesario que tomemos medidas para controlar ese tipo de información. Tenemos que encontrar un punto medio entre la libertad de expresión y el control de los contenidos peligrosos. Con respecto a la pregunta sobre el impacto de Internet en la actividad política de los ciudadanos, es evidente que varias protestas pacíficas se hicieron posibles sólo gracias a las redes sociales. Este tipo de respuesta por parte de la gente es muy importante porque refleja claramente sus necesidades.

A medida que los ciudadanos acceden al derecho de expresarse, va emergiendo, lenta pero progresivamente, una sociedad civil que puede intervenir en ciertas decisiones gubernamentales y presidenciales que son clave para la mejora de nuestro país.

En una entrevista [ru] de diciembre de 2011 con Roman Dobrokhotov, afirmó que “es trabajo de los abogados probar el fraude [electoral], no de los periodistas y blogueros”. Aunque luego agregó “Pero su papel [el de los periodistas y blogueros] en este proceso es extremadamente importante”. ¿Cuál cree que debió haber sido el papel de los blogueros de Rusia frente a las elecciones recientes? 

Lo que más distingue a los blogueros, su particularidad, es principalmente que pueden expresar su opinión personal sobre lo que pasa. Por otro lado, las redes sociales son espacios muy dinámicos: se puede hacer circular información nueva de forma inmediata. Un periodista, desde una conferencia de prensa, puede publicar citas en Twitter,  lo que se convierte instantáneamente en material para los blogueros. La cobertura honesta de los hechos por parte de blogueros actualizados es muy importante, porque logra algo que está fuera del alcance de los periodistas.

En esa misma entrevista con Dobrokhotov, manifestó su preocupación de que la elección directa de los gobernadores pudiera hacer que “vuelva [a Rusia] el problema del proceso de autonomía regional”. Como usted sabe, Putin ordenó [ru] al Ministerio del Desarrollo Económico diseñar una ley que contemplara la creación de una nueva goskompaniia (compañía estatal) que supervise el desarrollo de Siberia Oriental y del Extremo Oriente de Rusia. ¿Ve en esto un intento de frenar el “proceso de autonomía” que se desarrollaría a través de las elecciones directas a gobernador? ¿Qué les responde a los opositores de la medida, que afirman que la nueva goskompaniia es un recurso de Moscú para “colonizar” el este? 

Bueno, me parece que es muy pronto para sacar cualquier conclusión importante sobre la nueva compañía. Hay una cierta reacción tradicionalista a toda innovación; la gente les teme y empieza a criticar lo nuevo sin siquiera comprender de qué se trata.

Según marca la experiencia, existen varias corporaciones estatales muy efectivas hoy en día, que hacen que otras empresas también lo sean. Las empresas estatales actúan como garantes de inversiones extranjeras, y atraen nuevas tecnologías y dinero a la economía rusa. Por eso, tenemos que seguir de cerca el desarrollo de este proyecto.

Usted tuvo una participación muy activa en el grupo de fiscalización “Za chistye vybory” durante las elecciones de marzo 2012. Algunos días antes de los comicios, invitó [ru] a varios opositores a visitar la central de la organización, aunque Georgii Alburov, coordinador del grupo de fiscalización electoral Rosvybory (creado por Aleksei Navalnye) finalmente se negó a asistir, alegando que “Za chistye vybory” era “un proyecto del Kremlin”. Usted siempre negó esas acusaciones, aunque su gran cercanía a funcionarios del gobierno es clara. De hecho, según le comentó a Dobrokhotov “se puede escribir mucho en blogs o en Twitter, pero a la hora de resolver problemas concretos, lo que acelera el proceso es el contacto con las autoridades”. ¿Por qué cree que los opositores ven en su “contacto con las autoridades” evidencias de un control estatal sobre usted?

La respuesta es simple: el control se puede ejercer de dos formas: a través del dinero o del poder. Yo no obtengo dinero ni influencia de las autoridades. Tengo mis propios negocios que me dan buenos ingresos; mi empresa no tiene contratos con el estado y no soy funcionaria del gobierno. Ser miembro de la Cámara Social me permite dirigirme a funcionarios de alto rango y sirve para resolver ciertos problemas más rápidamente, pero esa cercanía cumple una función ciudadana.

Por ejemplo, estuve trabajando para resolver una cuestión de la Escuela Militar de Moscú, Se estaba construyendo un nuevo edificio, pero el proceso iba a tardar otros trece años. Se habían invertido 1700 millones de rublos, pero la construcción estaba frenada. El director de la Escuela Militar se contactó conmigo y me pidió que hiciera pública la situación. Yo acudí al Gobierno de la Ciudad de Moscú varias veces. Durante una reunión con Dmitry Medvedev, surgió el tema y llegamos a una solución. Este es un ejemplo de mi llamada “afinidad” con las autoridades. Yo considero que es un recurso, no algo que hay que temer

Por otro lado, estoy de acuerdo con Dobrokhotov: tenemos que construir el diálogo con las autoridades. El gobierno no es tan inaccesible ahora como lo era hace cinco años. Actualmente, la distancia se está acortando: la gente quiere hablar con las autoridades; la gente quiere participar en los cambios que implican al país y a su propia vida, y espero que el gobierno esté listo para esto. Ya estamos tratando algunas innovaciones que, si obtienen suficiente apoyo, van a ser dirigidas a la Duma Estatal. Espero que estas iniciativas se implementen y que se multipliquen, y que cambien las formas de interacción política que existen hoy en día.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.