¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Italia se plantea despenalizar la inmigración ilegal tras la tragedia en Lampedusa

“Naufragio de una patera de inmigrantes en la costa de Lampedusa”. Viñeta del caricaturista y activista Carlos Latuff en el sitio web Opera Mundi

[Todos los enlaces dirigen a sitios web en italiano a menos que se indique lo contrario.]

Cinco días después que 350 inmigrantes de origen africano que se dirigían a Europa perdiesen la vida en el naufragio de su barco a la orilla de la isla italiana de Lampedusa, una comisión del Senado italiano votó en favor de la derogación de la ley que criminaliza a los inmigrantes ilegales.

La comisión reunida la noche del 9 de octubre de 2013 recomendó que la Ley Bossi-Fini, que considera la inmigración ilegal un delito y prohíbe el auxilio o ayuda a los inmigrantes ilegales, sea modificada para así despenalizar el delito de clandestinidad. Y es que según esta ley, los cerca de 150 supervivientes del naufragio se enfrentan ahora a un proceso judicial en Italia.

En su blog, Fabio Sabatini, profesor de la Universidad de Roma, ya había atacado anteriormente la Ley Bossi-Fini, definiéndola como:

“[..] una legge che ammette i respingimenti al paese di origine in base ad accordi con stati in cui la detenzione e la tortura per motivi politici sono all’ordine del giorno. Che attribuisce pregiudizialmente al migrante irregolare la responsabilità di un reato, e che prevede quindi il reato di favoreggiamento per chiunque porti in Italia dei migranti senza visto. Col risultato poco lusinghiero di costringere gli immigrati a buttarsi in mare nel tentativo disperato di raggiungere la riva a nuoto, o di creare le condizioni per l’incriminazione di quei pescherecci che salvano i naufraghi da morte certa.”

“[..] una ley que permite deportar a personas a sus países de origen apoyándose en acuerdos con estados donde los arrestos y la tortura a personas por motivos políticos están a la orden del día. La ley atribuye al inmigrante irregular la responsabilidad de un delito de forma prejudicial y, por lo tanto, también se criminaliza a aquellos que ayuden o auxilien a cualquier inmigrante que entre en Italia sin visado. El grotesco resultado es que los inmigrantes se ven obligados a tirarse al mar en un intento desesperado de llegar a la costa nadando, o crear las condiciones para incriminar a los pesqueros que salvan a los supervivientes de una muerte segura.”

El voto a favor de la modificación de esta ley por parte de la Comisión se produjo al final del mismo día en el que el Presidente de la Comisión Europea, Manuel Barroso, y el Primer Ministro italiano, Enrico Letta, visitasen Lampedusa, donde se encontraron con una fuerte oposición por parte de los residentes que les recibieron con gritos de “Vergüenza” y “Asesinos”. El tuitero @Iddio le contestaba al Primer Ministro:

Letta: “Una tragedia sin precedentes en Lampedusa”. Enrì, normalmente mueren muchos más, pero mucho más dispersos y con menos repercusión mediática.

Son muchos los que creen que la abolición de la ley Bossi-Fini, que desde 2009 criminaliza la inmigración ilegal, es la primera piedra para la construcción de un sistema legal que respete los derechos civiles: la campaña de La Repubblica en favor de su abolición ha recogido más de 100.000 firmas en muy poco tiempo.

En Twitter, los ciudadanos expresaban sus opiniones acerca de la posible derogación bajo la etiqueta #bossifini:

Las personas que dicen “¿Qué tiene que ver #Bossi-Fini con todo esto?” me recuerdan a los granjeros de los alrededores de Mauthausen. ¿Qué es eso? Bah, una fábrica.

Gracias a los marineros que honran nuestra bandera salvando las vidas de “criminales”, según Bossi, Borghezio y Grillo. Fuera la Bossi-Fini.

Los inmigrantes que fallecieron en el naufragio han tenido un funeral de estado, sin embargo, a los supervivientes sólo les queda esperar la abolición de esta ley en contra de la inmigración ilegal para evitar ser procesados. Algunos de los supervivientes del naufragio del 4 de octubre han declarado que no recibieron ayuda de ninguno de los tres pesqueros, pero el Vicepresidente del Consejo de Ministros, Angelino Alfano, respondió que los barcos no vieron el naufragio. Según blogdieles, esto no es cierto:

[..] Angelino Alfano non può non sapere che la Bossi-Fini PROIBISCE DI PRESTARE SOCCORSO AI BARCONI. La pena è fino a 15 anni di galera (reato di favoreggiamento dei clandestini o dello sbarco di clandestini) !! Si, avete letto bene. Quella legge proibisce di prestare soccorso ai migranti che sono in difficoltà in mare. Le vite umane? NON VALGONO UN CAZZO. Quello che valeva, per il legislatore, era tenere in piedi il governo facendo un regalone agli alleati leghisti!

[..] Angelino Alfano no puede no saber que la ley Bossi-Fini PROHÍBE PRESTAR AYUDA A LAS PATERAS. ¡¡La pena es de hasta 15 años de cárcel (delito por facilitar o favorecer la inmigración clandestina o la entrada de clandestinos)!! Sí, has leído bien. Esa ley prohíbe ayudar a los inmigrantes que corren peligro en el mar. ¿Son vidas humanas? NO VALEN UNA MIERDA. ¡Lo que les importaba a los legisladores era mantener a flote el gobierno haciéndole este gran regalo a la Lega Nord!

La terrible tragedia del naufragio de pateras no terminó el 4 de octubre, ya que la noche del 11 de octubre otro naufragio se cobró 50 vidas. El verano pasado, los cadáveres se amontonaban en la playa entre las sombrillas de los turistas a pocos metros del mar.

El mar Mediterráneo se ha llevado consigo la vida de 250.000 personas en los últimos 20 años, principalmente inmigrantes que se dirigían a Lampedusa, según datos de Jose Angel Oropeza, Director de la Oficina de Coordinación del Mediterráneo perteneciente al IOM (International Organisation for Migration), publicados en la revista online siciliana SUD. En este artículo destacaba la necesidad de intervenir en los países de tránsito como Libia, y de este modo evitar que arriesguen sus vidas en el mar para alcanzar Europa.

Lampedusa es una isla siciliana de tan sólo 20 km2, con 6.000 habitantes y una economía basada en la pesca y el turismo. En los últimos años, se ha tenido que enfrentar a numerosas emergencias, muertes y naufragios de pateras donde viajaban inmigrantes ya que es el territorio italiano ubicado más al sur en el Mediterráneo. Los ciudadanos de Lampedusa han dado un gran ejemplo de hospitabilidad, algo que están pagando muy caro con el colapso de la industria del turismo. De forma inevitable, los residentes ya no pueden más. En este vídeo algunos ciudadanos denuncian lo difícil que se hace la convivencia, los robos y las agresiones.

El periodista de L'espresso – una revista que aborda temas políticos, sociales y económicos -, Fabrizio Gatti, que estuvo a punto de morir ahogado en 2005 y fue rescatado por un residente de la isla, ha lanzado una campaña para que Lampedusa sea nominada para el Premio Nobel de la Paz. Hasta ahora ya ha recogido más de 50.000 firmas.

Por otro lado, en el blog “diecieventicinque” se desprende una reflexión más amarga acerca del tema:

 La proposta di assegnare un premio del genere a Lampedusa è carica degli stessi sentimenti positivi e genuini che avevano mosso i promotori del premio per l’Africa, ed è già a rischio di subire la stessa strumentalizzazione politica. […] Condannare moralmente chi opera male sarebbe a quel punto altrettanto corretto.

La propuesta para que Lampedusa reciba un premio de este calibre comparte los mismos sentimientos positivos y genuinos que la propuesta para que premiasen a África, pero también corre el riesgo de sufrir la misma instrumentalización política. […] Condenar moralmente a aquellos que cometen los actos pérfidos sería igualmente correcto llegados a este punto.

El Consejo Europeo, siguiendo la propuesta de la Inspectora Cecilia Malmstrom a raíz de esta tragedia, ha decidido reforzar el programa Frontex [en], creado para luchar contra la “inmigración ilegal”. Sin embargo, un artículo del sitio web “Sbilanciamoci” critica las actividades de la agencia:

In sintesi: le attività di sorveglianza e controllo delle frontiere esterne svolte da Frontex hanno come priorità quella di impedire l’arrivo dei migranti irregolari in Europa e sembrano lasciare in secondo piano le attività di pronto soccorso in mare. […] Frontex è una vera e propria macchina da guerra contro i migranti ed è scandaloso che il suo rafforzamento venga riproposto oggi a seguito della strage di Lampedusa del 4 ottobre.

En pocas palabras: Frontex lleva a cabo una vigilancia y un control de las fronteras que tiene como prioridad impedir que inmigrantes ilegales entren en Europa y deja completamente de lado las actividades de auxilio y ayuda en el mar. […] Frontex es una auténtica máquina de guerra para detener inmigrantes y es vergonzoso que se proponga su refuerzo un día como hoy, 4 de octubre, tras la tragedia de Lampedusa.

Andrea Segre, director de varios documentales que tratan las condiciones de los inmigrantes en Italia, como “Sangue Verde” (Sangre verde) y “Mare chiuso” (Mar cerrado), recalcaba en su blog que las políticas para combatir la inmigración ilegal que se asemejan a operaciones militares no funcionan, y proponía lo siguiente:

Si ma allora? Come si fa?

Si spostano i finanziamenti dal contrasto all'immigrazione illegale alla creazione di canali di emigrazione legale.

Si creano servizi e agenzie che danno informazioni su come e dove emigrare o su come e dove fuggire.

Ma così vengono tutti qui?

Non è vero.

La maggior parte di chi deve scappare da regimi e guerre, cerca rifugio vicino casa per sperare di tornarci quando le guerre finiscono o i regimi cadono.

Sí, y ¿entonces qué? ¿Que podemos hacer?

Los fondos para combatir la inmigración ilegal pasan a utilizarse para crear canales de emigración legal.

Se crean servicios y agencias que proporcionan información acerca de cómo y a dónde emigrar, o cómo y dónde escapar.

Pero, ¿así vendrían todos aquí?

No es cierto.

La mayoría de los que escapan de un regimen o de una guerra se refugian en países cercanos a su hogar para así regresar en cuanto termine la guerra o caiga el regimen.

Es evidente que la abolición de la Ley Bossi-Fini no detendrá la llegada de gente desesperada a Lampedusa. Por este motivo, es necesaria la creación de un canal humanitario para alcanzar Europa así como una ley de asilo a nivel europeo, tal y como propone el Melting Pot project:

Alle Istituzioni italiane, ai Presidenti delle Camere, ai Ministri della Repubblica, chiediamo di farsi immediatamente carico di questa richiesta.

Alle Istituzioni europee di mettersi immediatamente al lavoro per rendere operativo un canale umanitario verso l’Europa.

Alle Associazioni tutte, alle organizzazioni umanitarie, ai collettivi ed ai comitati, rivolgiamo l’invito di mobilitarsi in queste prossime ore ed in futuro per affermare IL DIRITTO D’ASILO EUROPEO.

Les pedimos a las instituciones italianas, a los Presidentes de las Cámaras y a los Ministros de la República que se hagan cargo inmediatamente de esta propuesta.

Les pedimos a otras instituciones europeas que comiencen a trabajar inmediatamente para abrir un canal humanitario para llegar a Europa.

Invitamos a todas las asociaciones, organizaciones humanitarias, colectivos y comités a movilizarse en las próximas horas y en el futuro para que el DERECHO AL ASILO EN EUROPA se convierta en una realidad.

2013 ha sido declarado el Año de la ciudadanía europea. Así que es razonable que nos preguntemos cómo podemos mejorar la inclusión social de estas personas, y que pongamos en discusión un status quo que atenta contra sus vidas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.