¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La música K-pop crece pero la censura persiste

K-pop girl group SNSD

El grupo femenino de música K-pop SNSD. Fotografía por Alexander William Varley (vía K-pop Decoder)

El K-pop ha dominado el mercado musical asiático por varios años, haciendo de Corea del Sur el lugar perfecto para los jóvenes artistas que buscan lanzar un éxito y volverse famosos.

Durante los 70s y 80s, Corea del Sur se econtraba bajo una dictadura y por ende, la música que fuese interpretada como subversiva o que retara el estatus quo, era víctima de censura. Al llegar la democracia, se libera el espacio musical para Corea y los extranjeros, lo que resultó en una explosión de creatividad y eventualmente la exportación masiva del K-pop.

Sin embargo, aun con la libertad relativa que existe el día de hoy, hasta los artistas representados por las firmas discográficas más grandes se enfrentan a obstáculos difíciles de navegar en el sistema de censura multinivel en Corea del Sur.

Primeramente se enfrentan a los lineamientos que regulan a la televisión, que censuran a artistas que evoquen demasiada sexualidad o sean “controversiales”.

En segundo plano, la Secretaría de Equidad de Género aleatoriamente selecciona canciones en el mercado y las etiqueta como “peligrosas para los jóvenes e impresionables oídos”. Incluso las letras más inocuas son a veces señaladas. 

Finalmente, cualquier canción puede señalarse como demasiado “sexista”, “política”, “anti-gobierno” o “pro-Corea del Norte” por cualquier dependencia del gobierno en base a su propia lógica. Incluso canciones que han estado al aire por décadas caen víctima a este tipo de señalamiento por las autoridades. 

La intención de establecer este marco regulatorio era proteger a la infancia y a la moral colectiva, pero su flexibilidad y falta de claridad permite al gobierno censurar la música que simplemente no le guste, independiente de la razón de ello. 

En abril del año pasado, Corea del Sur captó la atención de los medios internacionales [en] cuando el nuevo video de Psy, el artista detrás del fenómeno global de Gangnam Style, fue censurado por una estación de televisión que lo considero no apto para transmitirse, bajo la ridícula razón de que muestra daños a la propiedad pública.

En un programa de variedad [ko] el ídolo juvenil coreano Lee Joon se burló de los lineamientos que los productores de una televisora le dieron antes de que bailara con su banda de chicos MBLAQ.

“Mostrar un pezón está bien pero dos a la vez no. Es tan confuso”, dijo. 

Los lineamientos de televisión siempre son motivo de risa en los programas de variedades. Es la forma de censura que más afecta a los artistas pero afortunadamente, también la más manejable. 

En una entrevista por correo electrónico, Lee Youn-hyuk, un artista independiente y manager de la Asociación Coreana de la Industria Discográfica (L.I.A.K. por sus siglas en inglés) mencionó que no siempre entiende los lineamientos pero que respeta el derecho de las difusoras a elegir lo que ponen al aire. 

“Sus juicios se basan en la identidad de la estación de TV y esto es su derecho editorial”, dijo añadiendo que es mucho más crítico a la censura que ejercen las autoridades de gobierno. 

A partir de 1996, la Secretaría de Equidad de Género y Familia asumió la tarea de censura, un año después de que el sistema pre-censura a la música y contenidos culturales por fin fuese abolido. 

Los censores de la esta dependencia se han hecho famosos por acusar a miles de canciones de ser “peligrosas” cada vez que notan una referencia al alcohol, cigarros o sexo en la letra. Si se considera “inapropiada para jóvenes de menos de 19 años”, la canción sólo puede transmitirse a partir de las 10:00 PM y se prohibe que los niños puedan comprarla o escucharla por internet. Muchos jóvenes superan este bloqueo usando las cuentas de sus padres para registrarse en portales de internet coreanos o ver los contenidos en YouTube.

La gente de la industria musical, como Lee, dice que el problema es que la censura se aplica de manera aleatoria a discos que ya han salido al mercado y no de manera universal previo a su liberación. Muchas personas ven esto como parte de una nueva realidad en la que el gobierno de Corea del Sur aprieta el control sobre los ciudadanos y atenta en contra de la libertad de expresión.

Recientemente, las decisiones poco populares tomadas por dependencias de gobierno para censurar música han sido sujeto de burla. Parte de la ridiculización viene de la manera fortuita en la que aparentemente se selecciona la música a censurar.  

El mes pasado una famosa canción infantil con más de diez años al aire fue etiquetada como “peligrosa” [ko] por ser considerada muy sexista por la Secretaría de Cultura y Turismo. 

El ejército de Corea del Sur es famoso por censurar libros, películas y canciones [en] que consideran “controversiales”; En diciembre removió de las máquinas de karaoke en las bases militares la canción ‘Arirang‘ [en], históricamente la más importante de la nación y considerada el himno no oficial de Corea del Sur. La Secretaría de la Defensa posteriormente explicó [ko] que había removido una versión particular de dicha canción ya que había sido cantada por artistas de Corea del Norte en alguna ocasión y eso podría bajar la moral de los soldados.  

El crítico cultural y escritor Park Ji-Jong comenta vía correo electrónico “En esos tiempos [durante la dictadura] la censura era estrictamente motivada por temas políticos pero ahora ha evolucionado a incluir estándares como “demasiado explícito”, “no ético” o “inmoral”, en base a decisiones arbitrarias”.

En la actualidad existe mucho más dinero y glamour en el mundo del K-pop pero una larga historia de censura y regulación sigue afectando al mercado musical del país. 

Para ver una enrevista en video al autor de este artículo, Yoo Eun Lee, haga click aquí: GV Face: Beyond Gangnam Style – Censorship and Korean Pop Music [en]

Esta pieza fue comisionada por Freemuse, el defensor líder de los músicos en el mundo, y publicada por Global Voices, Artsfreedom.org [en] y Freemuse.org [en].

music freedom dayEl Día de la Libertad Musical [en] se celebra el 3 de marzo 2014 y es un evento anual que busca elevar el conocimiento de la persecusión, censura, aprisionamiento y asesinato a músicos por tocar temas controversiales o sensibles en sus canciones y/o espectáculos. Etiqueta: #musicfreedomday [día de la libertad musical].

2 Comentarios

  • Princesa Hielo

    Que estupido este articulo, según esto todos deben ser como en Latinoamérica que permite que la musica hable pura basura. Son distintas culturas y Occidente no es mejor, quienes son ustedes para decir que “daño a la propiedad publica” es una razón ridícula. Que articulo tan poco objetivo, dejen de creerse mucha mierda que ni entienden nada de esos países.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.