¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Restringen libre expresión con declaración de ley marcial en Tailandia

Thai citizens who do not agree with the declaration of Martial Law in Thailand have joined together to express their opposition to martial law. Photo by Anuchid Lermsum, Copyright @Demotix (5/20/2014)

Los ciudadanos tailandeses que no están de acuerdo con la declaración de la Ley Marcial en Tailandia se han unido para expresar su oposición a la ley marcial. Foto de Anuchid Lermsum, derechos reservados @Demotix (20 de mayo de 2014).

La censura de los medios se pone peor en Tailandia, el ejército ha clausurado más estaciones de televisión por cable y de radio, para ‘mantener la paz y el orden’ en el país. El ejército declaró la ley marcial el 20 de mayo de 2014 para poner fin a la violencia y el conflicto político, algo que los principales partidos de Tailandia no lograron hacer en los últimos meses. Sin embargo, el ejército manifestó que su intervención no es un golpe de estado [en] e insisten en que los partidos políticos enfrentados deberían tratar de llegar a una resolución a su actual crisis política.

Inicialmente, el ejército ordenó [en] a 14 estaciones de televisión que cesaran o suspendieran sus operaciones. Luego clausuró 2,000 [en] estaciones de radio en todo el país.

Bangkok Pundit tradujo [en] la declaración del ejército, que contiene muchas disposiciones que socavan la libertad de prensa y los derechos políticos de los ciudadanos tailandeses. La orden número 3 prohíbe [en] a los medios, incluidos los medios en línea, a informar sobre noticias que generen ‘malos entendidos’:

prohíbe a los medios a presentar noticias que afecten el trabajo de los oficiales de las fuerzas de conservación de la paz… afirma que todas las entidades de medios, incluidos medios en línea, que tengan la intención de distorsionar, incitar o crear desorden o tengan mensajes que hagan que la gente tenga sospechas [o] malos entendidos y que afecten el trabajo de los oficiales de las fuerzas de conservación de la paz.

Debajo una foto en Twitter de soldados dentro de una estación de televisión:

Los soldados llegaron a las 05:44.

La orden número 8 involucra a la comunidad en línea:

…solicita a los que están relacionados con los medios en línea que suspendan el suministro de servicios que inciten y creen violencia, y afecten la credibilidad y respeto de la ley al punto que afectena los oficiales de las fuerzas de conservación de la paz.

El ejército ya ha solicitado a los operadores de tecnologías de la información que ayuden a filtrar contenido web perjudicial y que retiren los sitios web en la lista negra.

El ejército anunció el cierre de los medios sociales que provoquen violencia e infrinjan la ley.

La orden número 9 evita que los medios entrevisten a expertos, líderes públicos y otros analistas que podrían dar una opinión confusa o contradictoria:

…Prohíbe que [a] el dueño, editores, presentadores, locutores de medios impresos y transmitidos que [b] inviten a personas o grupos con cargos en el gobierno o funcionarios civiles o académicos incluidos los que lo fueron con anterioridad que ahora están en el poder judicial o el sistema de justicia así como organizaciones independientes [c] que sean entrevistados o que den opinión [d] que puedan aumentar el conflicto, distorsionar o crear confusión en la sociedad o que puedan conducir a severa violencia.

La regulación de la información no se limita a los medios. Los dueños de algunas librerías han empezado a retirar [en] libros ‘políticos’ de sus repisas. Se han prohibido las manifestaciones [en] públicas en las principales zonas de Bangkok, la capital del país.

Saksith Saiyasombut escribe que la libre expresión [en] es la primera víctima después de la imposición de la ley marcial:

No se niega que los medios y la libre expresión se ven severamente afectados, si no abiertamente censurados con la ley marcial de hoy. Mientras el ejército parece tener a las estaciones de televisión bajo férreo control, no estamos seguros de cómo actuarán contra los usuarios de medios sociales que crean que son discrepantes.

El discurso de odio se puede suspender para la negociación, pero el debate libre debe continuar.

John Ralston Saul, presidente de PEN International, está preocupado de que la violencia empeore [eng] en Tailandia:

La intervención militar nunca es la respuesta al fracaso de la dirigencia política. Por ejemplo, es inaceptable que el ejército ordene a los medios que limiten entrevistas a los funcionarios. Una falta de transparencia pública animará, no desalentará la violencia. Esta evolución de los acontecimientos es cada vez más peligrosa.

Algunos se atrevieron a organizar acciones de protesta denunciando la declaración de la ley marcial. Instaron al ejército a que permitan a las personas elegir directamente a sus líderes por medio de elecciones.

Galería de fotos de emprendedores que aman la democracia contra la ley marcial. Bangkok, 22 de mayo de 2014.

Es interesante notar que la etiqueta de Twitter “Muéstrenme un soldado lindo” o #SoldierCuteBoy se hizo popular [en] en Tailandia mientras se desplegaban soldados en las principales intersecciones de Bangkok. Saiyai Sakawee escribe las razones por las que muchos tailandeses no tienen miedo de tomarse selfies [en] con los soldados:

Aunque el jefe del ejército insiste en que es solamente una ley marcial, no un golpe, estamos tan acostumbrados a tener soldados y tanques en la calle que eso realmente ya no nos asusta (tanto).

Pero familiarizarse con los tropas no es toda la historia. Los tailandeses ya no se quedan en casa esperando que la emoción se acabe; tomamos acción. Para ser específicos, hacemos algo para aligerar el ánimo.

Para Sitsari Kitisakkul, la ley marcial podría significar una aplicación [en] estricta de las leyes:

A diferencia de otros países, cuando se declara la ley marcial en Tailandia, solamente significa que las leyes se van a aplicar. Cuando no hay ley marcial, cualquiera con dinero e influencia puede ignorar la ley con impunidad.

Así que cuando escuches que Tailandia está bajo ley marcial, equivale a un día normal en un país que respeta el estado de derecho. La gente en verdad teme quebrantar la ley porque habrá consecuencias reales.

Veerapat Pareeyawong nombra dos opciones [en] para el ejército:

La situación en Tailandia es incierta pero por lo menos algo es claro: el ejército tiene dos opciones obvias. O usa esta oportunidad para crear un ambiente seguro e inclusivo para las elecciones y reforma con un gobierno civil, o presionar por un proceso pseudolegítimo que reemplace al gobierno provisional con garantías de transición para las élites tradicionales.

Una encuesta reveló que el 75 por ciento de tailandeses está a favor [en] de la ley marcial.

Por su parte, mientras los partidos políticos siguen en desacuerdo sobre cómo van a resolver la crisis, hay indicadores de que las próximas elecciones [en] podrían llevarse a cabo en uno o dos años. ¿Significa esto que la ley marcial podría seguir vigente a lo largo de este periodo?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.