¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Interesante intercambio epistolar ameniza la Copa Mundial de Fútbol 2014 en Cuba

Foto de Joe Shlabotnik tomada de Flickr bajo Licencia CC BY-NC-SA 2.9.

Foto de Joe Shlabotnik tomada de Flickr bajo Licencia CC BY-NC-SA 2.9.

Dos periodistas y blogueros comenzaron un intercambio epistolar como parte de la cobertura de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014 en la revista digital Cubahora. Las cartas han trascendido el espacio de la publicación digital y son actualmente compartidas en las redes sociales. El tono humorístico e irónico que asumen ambos autores, la revelación de experiencias personales vinculadas al fútbol y alguna que otra crítica deslizada sobre el estado del deporte en Cuba aderezan cada entrega.

Charly Morales y Diego Armando Maradona (Foto cortesía de Charly Morales)

Charly Morales y Diego Armando Maradona (Foto cortesía de Charly Morales)

De acuerdo con la primera entrega, “ambos responden al nombre de Carlos; el primero es Charly Morales Valido, un viejo zorro del periodismo, amante de los deportes y conocedor de las filias que implica sentir un club. El segundo es Carlos Manuel Álvarez, un joven graduado hace apenas un año que muestra de una forma un tanto irrespetuosa su amor por la literatura y el deporte”.

En la primera misiva, Morales recuerda el Mundial del año 1990 y narra cómo llegó a preferir al equipo brasileño por encima de la albiceleste.

Creo que ni habías nacido cuando yo empecé a cobrar conciencia mundialista. Fue en Italia’90 que comencé a enfermarme de fútbol y a decepcionarme de esa Argentina que no era tan infalible como yo creía. Si un vejete como Roger Milla les hacía un gol y encima lo celebraba bailándole una lambada al banderín del corner, pues estábamos listos. No corté con la Albiceleste, porque se redimieron y llegaron a aquella triste final contra la Mannschaft de Mattheus, Klinsmann y Voeller, con aquel equipazo que hizo al inglés Gary Lineker decir su inmortal “el fútbol es un deporte en que juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania”. Aunque desde entonces jamás ganaron… (…) Ya para Estados Unidos’94 yo sabía que podía gustarme Argentina, pero mi corazón sería de Brasil.

En otra carta no menos provocadora, Álvarez replica:

Mi fanatismo por Argentina llegó a niveles paroxísticos en Sudáfrica. También, déjame aclarar, la bolsa de valores del nacionalismo había caído mucho (…) 

Hoy, cuatro años después, la debacle de Sudáfrica ya se explica con facilidad. Ninguno de los mesías –y Argentina parece bastante mesiánica, más que nosotros, incluso- quería ganar demasiado. Maradona, como todo héroe, en un momento dado disimuló su falta de método con improvisación, con arengas. Quiso avanzar a corazonada, pero Alemania no cree en boludeces de ese tipo. Alguien como Maradona no se podía permitir la debilidad de reconocer que no sabía. Dijo que Messi era el más grande (Messi es mejor que Maradona, pero no más grande, que conste), que merecía un Mundial, pero nunca fue su Bilardo, porque un Maradona no tiene sangre para ser Bilardo. Sabella sí, que sacrificó a Tévez, porque puede traer ruido, y yo lo entiendo. Lo que me resulta incomprensible, como a tres cuartos de humanidad, es la ausencia de Willy Caballero.

Con respecto al polémico juego entre Brasil y Croacia, Morales destacó:

¿Qué no fue el Brasil categórico y divertido que su torcida espera? Correcto… ¿Qué el japonés Yuichi Nishimura se tragó el tupe de Fred y lo bajó con caipirinha? Sin dudas… ¿Qué el autogol de Marcelo fue una torpeza digna de un novato? Y peor…

Pero de ahí a insinuar siquiera que Brasil no fue mejor que Croacia, que no mereció esa victoria por encima de sus falencias, que el penal fantasma definió el partido… Eso, me vas a disculpar, más que objetividad es roña a la Canarinha…

De entrada, Neymar le aceptó el reto a Maradona, lanzado urbi et orbi en su show De Zurda, y tomó la batuta brasilera para ser un 10 en toda su magnitud, creativo y a su vez abastecido por un Oscar que coronó con un gol incontestable toda una tarde de un fútbol superior al planteado por sus homólogos balcánicos. Si somos sinceros, ese gol debería bastar para silenciar las suspicacias que generaron el autogol y el piscinazo.

Pero entonces esto no sería fútbol ni nosotros latinoamericanos…

Sin embargo, la última carta de Álvarez, titulada “Suposiciones” fue eliminada del sitio web Cubahora. En un artículo publicado en OnCuba, el autor cuenta:

Durante tres cartas me mantuve al aire. A la tercera, me censuraron, alegando no se qué razón típica de los medios cubanos, que no alcancé a oír, o que si oí, olvidé, por el bien de mi salud y la de mi familia. Al pinchar el enlace original de la carta titulada Suposiciones, un cartel anuncia: “¡Oops! Lo sentimos, página no encontrada…”. No tiene caso insistir. Yo seguiré creyendo, a excepción de algunas individualidades, que los medios cubanos son puro y duro panfleto, y que permanecen a años luz de algo parecido al periodismo.

En un editorial publicado este jueves, Cubahora explica a los usuarios el motivo de la eliminación de la carta.

Todo marchaba perfectamente bien, pero en la tercera misiva de uno de los autores, titulada “Suposiciones”, el equipo editorial detectó frases irrespetuosas y poco argumentadas, lo que resulta incompatible con la ética que debe primar en el Periodismo. Decía la carta en referencia al futbolista Diego Armando Maradona: “Burdamente, ha politizado De zurda. A veces Víctor Hugo Morales, con pena, trata de encauzar el programa, de sacarlo de esos pantanos: la izquierda que no propone nada y que lo único que sabe hacer es quejarse, no para arreglar, sino para alimentar su supuesto prestigio”. Posteriormente podía leerse: “El problema lexical de Héctor Villar no es la cocaína. Es la falta congénita de neuronas. Se cumple con él un estereotipo. Bonito de poca materia gris”.

En nuestro perfil editorial se plantea“los trabajos publicados deben mostrar la utilización de un lenguaje claro, ideas precisas, sin exceso de adjetivos, palabras redundantes o afirmaciones no basadas en evidencias”.  En virtud de ello, pedimos al autor valorar apenas estas ideas, sobre la base del necesario respeto.

El autor no aceptó la solicitud de la revista, lo cual respetamos, por supuesto, pero también debimos asumir el deber y derecho que le asiste a Cubahora de no publicar aquello que no estuviera en consonancia con sus principios editoriales declarados.

Por el momento, las misivas se seguirán publicando en la revista OnCuba. La última entrega, “Curado de Espanto”, de Charly Morales, lanza una polémica pregunta:

Y hablando de que cualquier cosa es posible… ¿Te imaginas a Costa Rica ganando el Mundial? Yo, sinceramente, estoy curado de espanto y nada me sorprende ya.

3 Comentarios

  • Darío

    De veras estas “cartas” amenizan el Mundial ? O será que llamaron la atención por la “censura” que sufrió uno de los autores ? Qué medio de comunicación aceptaría que se vilipendiara a un colega ? Escribir bien (o al menos creerse eso) no significa ser buen periodista y eso, tristemente, es lo que ha sucedido con uno de los autores de estas “cartas cruzadas”

  • Aymara

    Elaine, le estás dando publicidad a las cartas porque fueron sacadas de Cubahora, si no hubiese sido por eso habrían pasado desapercibidas, no es así?

  • Estimada Aymara,
    Las coberturas de Global Voices se organizan con tiempo de antelación. Me había fijado en las cartas desde el primer día que salieron, porque me pareció una iniciativa muy buena de Cubahora y porque los contenidos estaban amenos.
    Los últimos párrafos tuvimos que agregarlos luego de que sucediera este lamentable incidente, pero si se fija, reproducimos casi íntegramente la posición de ambas partes al respecto, con los enlaces incluidos para que los lectores puedan tomar sus propias posiciones.
    Amén de lo que haya pasado con la carta específica que causó molestias entre uno de los escritores y el medio, creo que el resto de la comunicación anterior y siguiente siguió siendo amena y de alta calidad.
    Por demás, dudo mucho que cualquier cosa que escriban Carlos Manuel Álvarez y Charly Morales pase desapercibido… Son jóvenes con mucho talento y que mantienen columnas periodísticas bastante visitadas en diferentes medios.
    Saludos,
    Elaine

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.