¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La guerra entre China y Japón que acabó con la vida de millones hace 77 años

Chinese President Xi Jinping delivers a speech in Beijing on Monday to mark the 77th anniversary of the start of the Second Sino-Japanese War. Screenshot from CCTV.

El presidente chino Xi Jinping dando un discurso en Beijing el lunes 7 de julio para marcar el septuagésimo septo aniversario de la II Guerra Sino-Japonesa. Imagen propiedad de CCTV.

Xi Jinping, presidente de China, criticó duramente la agresión nipona y reiteró el compromiso de China por la paz en un discurso [zh] bastante emotivo de 13 minutos en la televisión estatal. Este discurso marcó el septuagésimo septo aniversario del Incidente del Puente de Marco Polo, batalla que supuso el principio de la invasión japonesa.

Es la primera vez que un presidente chino ha asistido a un evento de este estilo y esto se debe a que las relaciones entre Beijing y Tokio se han calmado en lo referente a asuntos que van desde disputas por la pertenencia de ciertas islas al creciente nacionalismo en ambos países.

Mientras se dirigía a representantes militares, grupos de estudiantes, miembros del partido y ciudadanos de Beijing que habían sido escogidos, el presidente chino afirmó lo siguiente: “Todavía queda una minoría que le da la espalda a los hechos históricos y olvida las miles de muertes causadas por la guerra. Estas personas le han faltado el respeto a la Historia y han negado repetidas veces, incluso halagado, la invasión”.

Con “minoría”, Xi Jinping se refería, aparentemente, a los políticos nipones de extrema derecha que han negado las atrocidades causadas durante la guerra, entre las que se incluyen la Masacre de Nanjing y la esclavitud sexual durante la II Guerra Sino-Japonesa (1937-1945).

El presidente chino pronunció estas palabras al principio de su discurso: “El objetivo de esta ceremonia es recordar lo que pasó, reflexionar sobre nuestros ancestros, disfrutar de la paz y ser conscientes del futuro [de riesgos futuros] y recalcar el rol de China como defensor de la paz mundial”. Además, también añadió que negar la historia solo ha conseguido dañar la confianza mutua y generar tensiones regionales.

Tras su discurso, un grupo de escolares y jóvenes representantes cantaron al unísono: “Para recordar la Historia, disfrutar la paz, no olvidarnos de lo que nos avergüenza como país y liberar el sueño nacional”.

Según Associated Press [en], Yoshihide Suga, el portavoz del gobierno nipón, dijo, en respuesta al evento conmemorativo del lunes, que el intento de China de desenterrar historias de la guerra y convertirlas en un asunto internacional era algo completamente innecesario y que no ayuda a promover la paz y la cooperación en la región.

Los medios occidentales han expresado [en] que China se ha vuelto más agresiva en términos diplomáticos desde la entrada de Xi Jinping como presidente en 2012. Asimismo, Xi Jinping estaba al mando del país cuando se creó la Zona de Defensa Aérea [en] que cubre una gran franja del Mar de China Oriental, lo cual enojó enormemente tanto a EE.UU. como a Japón. Beijing, por su parte, rechazó la idea de que esto se tratase de un acto de provocación y unilateralidad. En otro movimiento controvertido, China estableció una plataforma petrolífera en aguas, todavía en disputa, del Mar de China Meridional lo que provocó disputas antichinas en Vietnam que, más tarde, China declaró ilegales.

Por su parte, China busca un mayor dominio debido a su creciente peso económico. En un artículo reciente de The Economist, se describía [en] el dilema de China en Asia donde, mientras que defiende la paz, también empieza a anhelar mayor influencia territorial.

Ese deseo se alimenta de un orgullo nacional que va en aumento al irse convirtiendo China en un país más afluente y al que cada vez le interesa más alzar su voz en el ámbito internacional. De hecho, durante su visita a Francia, Xi Jinping comentó que china era un león que acababa de despertarse “pacífico, agradable y civilizado”.

Asimismo, en lo que se refiere a la diplomacia asiática, la creciente fisura entre China y Japón (las dos economías más poderosas de Asia) ha empezado a convertirse en un peligro para la seguridad.

Eventos como los del lunes solo ayudan a mostrar la frustración que tiene China con los políticos japoneses actuales que se niegan a enfrentarse a hechos históricos. Además, la ceremonia se produjo poco después de que en Japón se anulase [en] la ley de sesenta años que prohibía que su ejército luchase fuera del país.

El aniversario se convirtió en tendencia en Sina Weibo (el homólogo chino de Twitter). Tonghuashu De Xinyuan le exigía [zh] a los líderes chinos pasar la página por el bien del país:

我们不应该活着伤痛和仇恨中,但我们更应该的,是有好的领导人带领我们中国强大团结,只要国富民强,我们才不会被欺负和践踏。

No deberíamos vivir en el dolor y el odio, lo que deberíamos procurar es que China tenga buenos líderes que hagan de China un país más fuerte y unido. Ya no se volverá a abusar de nosotros al ser una nación próspera.

Luo Changping, antiguo periodista de investigación con muchos seguidores en Weibo, publicó [zh] una imagen del monumento a la Primera Guerra Mundial en Berlín en la que sugería que Japón debería aprender de Alemania a la hora de mirar al pasado:

这是柏林的一战纪念堂,如果说反思,还是看看德国。#七七事变七七纪念# 

Este es el monumento a la Primera Guerra Mundial en Berlín, aprended de Alemania a la hora de reflexionar sobre la historia. Conmemorando el incidente del 7 de julio.

 Hu Xijin, jefe de redacción de Global Times (periódico de carácter nacionalista), escribía [zh] sobre la importancia de este aniversario:

纪念七七事变77周年,是中国的正能量。它能带来对那场国难的反思,帮我们更好看懂今天。揶揄这场纪念的人,大概是想突出自己的特立独行,以及他们能够超越国家和民族利益的、高贵的思想感情逻辑。我有时搞不太清楚,在大是大非面前,这种装孙子的“多元化”是不是依然听可爱?

Celebrar el aniversario número setenta y siete del incidente del 7 de julio se podría traducir como energía positiva por parte de China. Hace que la gente reflexione sobre el desastre y nos ayuda a comprender mejor los hechos al día de hoy. Las personas que ridiculizan la ceremonia puede que quieran hacerse publicidad y mostrar una lógica que va más allá de los intereses nacionales. A veces, no entiendo como “opiniones tan diversas” suavizan un asunto que solo puede ser bueno o malo.

Linhai Tingtao, escritor ubicado en Chengdu, reflexionaba [zh] sobre aquel día:

今天七月七日,一大早老婆就和岳父母带着孩子去了新家忙装修的事情了,我则在家里一个人安静的上网、码字。因为是上班时间,小区里很安静,只有隔着一个小区的建筑工地里偶尔传来轰鸣声,以及远处主干道上隐约的汽车喇叭声。微博上大家在讨论着世界杯、变4……我想这就是77年前那场战争的意义吧。

Hoy es 7 de julio, mi esposa y mi suegro se han llevado esta mañana a mi hijo a nuestra nueva casa para decorarla. Yo me he quedado aquí, tranquilo, escribiendo y navegando por Internet. Nuestra comunidad está muy en calma porque es hora de estar trabajando, solo se escuchan sonidos lejanos y algún que otro claxon de una carretera principal. La gente habla del Mundial y de Transformers 4 en Weibo… Creo que esto es lo que, hace 77 años, la guerra consiguió.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.