¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Una oportunidad desperdiciada con los laptops bolivianos “Quipus”?

Quipus

Fotografía de un quipu. Crédito: usuario de Flickr Phil Dokas (CC BY-NC-SA 2.0).

Recientemente, el gobierno boliviano anunció un nuevo programa para entregar computadores portátiles nuevos a jóvenes que estén cursando el último año de secundaria. Estos computadores, llamados “Quipus,” son ensamblados en la ciudad de El Alto. El término proviene de un sistema tradicional del área andina para llevar registros por medio de una serie de nudos.

El bloguero y programador de software Fernando Balderrama aplaude la iniciativa y resalta el beneficio de entregar acceso a la tecnología a sectores más amplios de la sociedad. En su blog examina los costos comparativos de los computadores ensamblados versus los computadores comprados en tiendas. Sin embargo, se muestra perplejo frente al hecho de que los nuevos computadores llegan instalados con software propietario. Escribe:

Supuestamente el Gobierno promueve el uso de software libre, y buscan que Bolivia tenga soberanía tecnológica en base al software libre. Pero parece que esto es solamente en palabras, ya que los hechos dicen otra cosa. Las laptops quipus ensambladas en Bolivia vienen con Windows, el cual además de ser software privativo, encarece el costo final por el pago de licencias que deben hacer a Microsoft.

En la sección de comentarios, Sergio Bowles, gerente general de Quipus, aclara que los portátiles vienen con sistema de inicio dual para Windows y Linux, pero todavía hay quienes dudan y desestiman el argumento de que los estudiantes también tienen que aprender Windows debido a la actual dependencia del mundo de los negocios y de la academia respecto de dicho sistema operativo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.