¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mientras aumenta la presión política desde Beijing, estudiantes de Hong Kong exigen democracia boicoteando clases

Thousands of students joined the class boycott assembly at the Chinese University campus today on 22 of September. Image from inmediahk.net.

Miles de estudiantes se reunieron en un boicot colectivo a las clases en el campus de la Universidad china el 22 de setiembre. Imagen de inmediahk.net.

Grupos de activistas estudiantiles en Hong Kong han comenzado a boicotear sus clases durante al menos una semana para exigir que Beijing permita a la ciudad designar al próximo jefe del ejecutivo en elecciones democráticas genuinas en 2017.

La Federación universitaria de uniones de estudiantes y Scholarism, un grupo de activistas de estudiantes de preparatoria, esperan también que el boicot impulse una masiva sentada llamada Occupy Central que tendrá lugar en el distrito financiero alrededor de la fecha del Día nacional de China, el 1 de octubre de 2014. La protesta pretende dejarle claro al gobierno chino que los ciudadanos de Hong Kong no aceptarán sus planes antidemocráticos para las elecciones de la máxima autoridad de la ciudad.

La ex colonia británica Hong Kong goza de cierto grado de autonomía respecto a China como región administrativa especial bajo el principio “un país, dos sistemas”. Beijing ha prometido a la ciudad sufragio directo en 2017, pero afirma que la selección de los candidatos estará a cargo de un comité integrado por miembros pro-Beijing.

Para contener la propagación de las protestas en las últimas semanas, luego del anuncio del comité de nominación, grupos pro-Beijing y medios han aumentado la presión contra quienes están reclamando democracia, insistiendo que nada cambiará la decisión de Beijing. Como estudiantes secundarios también se unieron al boicot en las clases, el grupo pro-Beijing también ha acusado a los organizadores de Occupy Central de “usar” inocentes estudiantes como instrumentos políticos y ha instalado una línea directa para los estudiantes y padres para que informen a quienes incitan los boicots a las clases en las escuelas.

Un funcionario de alto rango de Beijing ha manifestado que China está preparada para adoptar medidas “prontas y severas” si la sentada planificada se sale de control.

Además, un registro escrito falso de un seminario en el que los organizadores de la protesta se dirigían a la comunidad de hablantes en inglés de Hong Kong ha difundido la insinuación en los medios sociales que fuerzas extranjeras están operando detrás de escena. El registro les atribuye a los participantes del seminario el haber dicho que sólo una versión de Hong Kong de las protestas de la plaza de Tiananmen completa con la represión sangrienta incluida podría presionar al gobierno de Beijing a realizar cambios verdaderamente democráticos y que el gobierno de EE.UU. estaría preparado para apoyar a los estudiantes en huelga ayudándolos a ingresar a las principales universidades. Algunos creen que el registro falso está pensado para culpar a los organizadores por una posible represión violenta durante la sentada.

Grupos pro-democracia han respondido publicando un aviso en diarios internacionales exhortando a Beijing a no aplicar represión violenta en Hong Kong.

The advertisement in New York Times and Wall Street Journal urged: Don't Stage a Tiananmen Crackdown in Hong Kong. The Whole World is Watching. Image from Hong Wrong.

El aviso en The New York Times y The Wall Street Journal exhortaba:”No repriman como en Tiananmen en Hong Kong. El mundo entero está mirando.” Imagen de Hong Wrong.

T-rexx, un cantante de música indie y comentarista de noticias, describió las presiones políticas que están enfrentando los disidentes por estos días en la plataforma de medios ciudadanos inmediahk.net:

前幾天,有網上平台的街訪訪問了一個中六生,談政改看法,那學生說不支持假普選,希望可以公民提名選特首。片段旋即被反佔中人士放上網嘲諷,不出半日,這青年已被一班老而不「問候」得體無完膚。這種壓力不是人人受得起,捱不到當日黃昏,這青年電郵到網站,希望他們把片段刪除,不要再播。

Hace unos pocos días, una plataforma en línea entrevistó a un estudiante de preparatoria para conocer su opinión sobre la reforma electoral. El estudiante dijo que no apoyaría un falso sufragio universal y que deseaba que los ciudadanos nominaran a los candidatos para la contienda electoral. Poco tiempo después de que el video fuera subido, grupos anti-Occupy Central comenzaron a atacarlo usando lenguaje vulgar. No muchos pueden soportar esta clase de presión y en menos de 24 horas el estudiante envió un correo al sitio web solicitando que retiraran el video.

De hecho el mismo T-rexx se convirtió en blanco de amenazas políticas:

昨天,如常有人在網上罵我的文章,新動作是焚燒有我舊照片的學校年刊,還把燒書照片放上臉書廣傳。看了焚書照,我忽然想,明天我出街是否要擔心被人坑儒?

Ayer, como de costumbre, me atacaron en línea por lo que escribí. Su última táctica fue quemar una foto mía del anuario [dando a entender que conocían la verdadera identidad del autor] de mi antigua escuela y subieron la foto de ellos quemándola a Facebook. Miré la foto y me pregunté si alguien me atacaría mañana caminando por la calle.

Aunque la clase de presión mencionada en el post de T-rexx es más psicológica, la verdadera persecución política se está volviendo más habitual. El 20 de setiembre, la policía de Hong Kong decidió procesar a más de 18 activistas que habían participado en una protesta en junio contra la adquisición de tierra para un controvertido proyecto de desarrollo en los nuevos territorios del noreste bajo cargos tales como “reunión ilegal” y “entrada forzada en el edificio del consejo legislativo”. La acusación fue altamente selectiva ya que más de mil personas participaron en las protestas de junio frente al edificio del Consejo legislativo, la legislatura de la ciudad, pero la policía se concentró en aquellos que tenían más probabilidades de liderar la futura sentada multitudinaria.

Photo from Yellow Ribbon Photo Mosaic Campaign.

Fotografía de la campaña de mosaico de fotos de Cinta amarilla.

Muchos están preocupados acerca de que las tácticas antes mencionadas puedan debilitar la movilización y el impacto de Occupy Central. El experto en ciencias políticas Ma Ngau, que también apoya el movimiento pro-democracia, no es optimista. Señaló en una entrevista con inmediahk.net:

兩個運動同樣強調「可控性」、「不影響日常生活」,對於當權者的危機未必太大。他認為歷史上的公民抗命運動則是不斷製造危機,令政府「收唔到科」,面臨鎮壓與民主化之間的選擇。佔中之後,馬嶽認為深入各層面的不合作運動將是關鍵,港人亦要有活在威權體制下的心理準備。

Las dos protestas [boicot de clases y Occupy Central] ponen demasiado énfasis en “el control de los [organizadores]l” y “no afectarían la vida cotidiana”. Las autoridades no sentirán la presión de la crisis. Observando el pasado de la historia mundial, la desobediencia civil significa continuos intentos de generar crisis a tal grado que el gobierno pierde el control y tiene que elegir entre reprimir violentamente o democratizar. Después de Occupy Central, la clave será si la desobediencia civil logra o no penetrar en todos los niveles sociales y los ciudadanos de Hong Kong necesitan estar preparados psicológicamente para soportar la presión del gobierno autoritario.

Ma está entre los más de 500 profesores universitarios que han expresado su apoyo por la acción estudiantil y darán “clases públicas” a los estudiantes que participan de las protestas. 

Además de la movilización local, grupos internacionales se han sumado a la campaña de la Cinta amarilla iniciada por el Frente cívico de derechos humanos en Hong Kong y organizaron una Jornada global de solidaridad para expresar su apoyo por los manifestantes pro-democracia en Hong Kong. Para mayor información, lea el artículo de Hong Wrong “Grupos internacionales organizan eventos de la cinta amarilla pro-democracia“.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.