¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Destacado activista de derechos humanos de Bahréin arrestado por criticar a policías desertores que se unieron a ISIS

Bahrain today arrested human rights defender Nabeel Rajab, seen in this photograph speaking at gathering in Bahrain in May 2012. Photograph by: Ahmed Al-Fardan. Copyright: Demotix

Bahréin arrestó al defensor de derechos humanos Nabeel Rajab, que en esta fotografía habla durante una reunión en Bahréin, en mayo de 2012. Fotografía por: Ahmed Al-Fardan. Copyright: Demotix

Bahréin arrestó una vez más al principal defensor de los derechos humanos del país Nabeel Rajab ─ por sus tuits.

Rajab, quien regresó a Bahréin a finales de setiembre tras un viaje relámpago para presentar el deterioro de la situación de los derechos humanos del país ante los legisladores en el Reino Unido y Europa, fue citado por las autoridades por un tuit en el que alegó que el aparato de seguridad de Bahréin era una “incubadora” para los combatientes del grupo autodenominado ISIS (Estado Islámico de Siria e Iraq).

Ante la unidad de delitos electrónicos del Departamento de Investigación Criminal, Rajab fue interrogado bajo cargos de “insultar a una institución pública” en Twitter. Después fue puesto bajo arresto y quedó detenido, en espera de una comparecencia ante el fiscal, que estaba prevista para el 2 de octubre de 2014.

En mayo de 2014, Rajab fue puesto en libertad tras cumplir una condena de dos años de cárcel por participar en protestas y ser acusado de “alterar el orden público”. A partir del 14 de febrero de 2011, el diminuto reino insular vecino de Arabia Saudita se vio sacudido por multitudinarias protestas. Desde entonces, una brutal represión ha resultado en más de 100 muertos y miles de encarcelados. En 2012, el gobierno de Bahréin declaró ilegal toda forma de concentración y manifestación pública, alegando motivos de seguridad nacional y orden público.

Rajab, que es presidente del Centro de Derechos Humanos de Bahréin, disuelto por el gobierno y declarado entidad ilegal, fue condenado anteriormente en mayo de 2012 a tres meses de prisión por tuits que había publicado sobre el Ministerio del Interior. Al mes siguiente, en junio de 2012, Rajab también fue condenado a una pena de tres meses por varios tuits que había escrito sobre el Primer Ministro del país, que ha estado en el poder durante 43 años. Esta sentencia fue más tarde revocada tras un recurso de apelación, cuando Rajab comenzó a cumplir la condena de dos años por participar en protestas ilegales.

El 1 de octubre de 2014, el Ministerio del Interior anunció:

The General Directorate of Anti-corruption and Economic and Electronic Security summoned Nabeel Ahmed Abdulrasool Rajab on Wednesday to interview him regarding Tweets posted on his Twitter account that denigrated government institutions.

Mr. Rajab acknowledged the charges and the case was referred to the Public Prosecutor.

La Dirección General de Lucha contra la Corrupción y Seguridad Económica y Electrónica convocó a Nabeel Ahmed Abdulrasool Rajab el miércoles para entrevistarlo en relación con los tuits publicados en su cuenta de Twitter que denigraban instituciones gubernamentales.

El Sr. Rajab admitió los cargos y el caso fue remitido al Fiscal General.

El tuit en cuestión se refiere a un artículo de Global Voices sobre los reclutas bahreiníes del grupo autodenominado ISIS, que aparecieron en un vídeo amenazando al régimen gobernante en Bahréin. Si bien no hay una cifra que confirme el número exacto de bahreiníes que se han unido a las filas de la violenta organización extremista, que ha ocupado grandes extensiones de Irak y Siria, matando a un sinnúmero de personas inocentes en su camino, en las imágenes aparecen cuatro bahreiníes de una familia estrechamente afiliada al régimen gobernante. El vídeo insta a la población suní de Bahréin a tomar las armas contra el gobierno y la población chiíta del país.

En respuesta al vídeo, en el que aparecía el teniente Mohamed Isa Al-Binali, que había desertado del ejército, Rajab comentó:

Muchos hombres de Bahréin que se unieron al terrorismo y a ISIS provenían de las instituciones de seguridad y esas instituciones fueron la primera incubadora ideológica

Esta es la tercera vez que Rajab, que cuenta con 239,000 seguidores en Twitter, ha sido capturado por las autoridades por sus tuits.

Rajab ha hecho oír su voz contra la expansión de la ideología terrorista de ISIS, tras la aparición de informes sobre bahreiníes engrosando las filas del grupo. También criticó a los funcionarios del gobierno que describieron la ocupación de Mosul como una “revolución popular”. Al respecto, tuiteó:

El más alto clérigo en Arabia Saudita describe a ISIS y Al Qaeda como el mayor peligro al que se enfrenta el Islam, pero hay políticos en Arabia Saudita y el Golfo que consideran la ocupación de Mosul por ISIS una revolución popular

Rajab también tuiteó que los ataques a ISIS no deben utilizarse como una excusa para las deterioradas condiciones de derechos humanos en los países del Golfo:

La comunidad internacional tiene que observar cómo estados como Bahréin utilizan la guerra contra el terrorismo para atacar a reformistas y defensores de derechos humanos

Anticipándose a su detención, Nabeel envió un tuit a sus seguidores diciendo:

No sufriré si me encarcelan o matan, pero sufriré mucho si alguien renuncia a los derechos de la gente o si alguien cede ante los tiranos

Estadounidenses por la Democracia y los Derechos Humanos en Bahréin (ADHRB, por sus siglas en inglés), el Centro de Derechos Humanos de Bahréin (BCHR, por sus siglas en inglés), y el Instituto de Bahréin por los Derechos y la Democracia (BIRD, por sus siglas en inglés) han expresado conjuntamente su preocupación por Rajab y piden su liberación.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.