¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las voces alemanas que no oímos hablar sobre la crisis griega

Europa, ¿Lo que el viento se llevó?

Foto del usuario Theophilos Papadepoulos en Flickr, con licencia CC BY-NC-ND 2.0.

En los medios tradicionales alemanes se da por hecha la unidad de Alemania a la hora de exigir otra ronda de austeridad y reformas a Grecia, el miembro más débil de la eurozona. No obstante, entre los medios alternativos, las comunidades de Internet y los medios sociales alemanes, se oyen muy claras las voces antiausteridad que se identifican con el pueblo griego.

Alemania es uno de los mayores acreedores de Grecia, y como principal economía de la eurozona, tiene una gran influencia en el programa de rescate de ese país. El gobierno alemán quiere que Grecia aplique más medidas de austeridad y devuelva sus préstamos, e incluso ha sugerido que el país heleno abandone el euro de forma temporal si no consigue satisfacer sus compromisos.

Leer también: Olvida el «Grexit». En Twitter prefieren que se vaya el ministro de economía de Alemania.

Crisis de la deuda griega

A pesar de los dos rescates de 2010 y 2011, la economía griega no ha conseguido recuperarse de la crisis de deuda europea de 2009. Los rescates tenían como contrapartida estrictas medidas de austeridad impuestas por los acreedores: el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea, y el Banco Central Europeo, también conocidos en su conjunto como la troika.

En la cadena pública alemana ZDF, el popular programa satírico «Die Anstalt» hizo un segmento que muestra a la troika ninguneando al dios griego Zeus y exigiéndole que «deje de hacer tanto ruido». En el vídeo siguiente, en alemán, con subtítulos en inglés y griego, los humoristas le dicen a Zeus «Somos la troika. Somos dioses»:

El 30 de junio, Grecia se convirtió en el primer país desarrollado que dejó de pagar un préstamo del FMI, lo que llevó al país a una crisis con los demás miembros de la eurozona. Mientras en todo el mundo se sucedían las imágenes de griegos haciendo cola ante los cajeros automáticos, el gobierno griego presidido por el primer ministro Alexis Tsipras se enfrentó a los acreedores y pidió una reforma de los términos del crédito. En el referéndum que se convocó para pedir el parecer del pueblo, los griegos rechazaron claramente la aplicación de más medidas de austeridad.

Pero los miembros de la eurozona —liderados por Alemania— se mantuvieron firmes.

Influencia de Alemania

El 13 de julio, después de 31 horas de debates, los líderes de la eurozona y el primer ministro griego Alexis Tsipras alcanzaron un acuerdo que podría significar otro rescate de miles de millones de euros a cambio de que Grecia implemente medidas de austeridad aún más dolorosas. El parlamento griego debe votar los términos de este acuerdo a finales de esta semana.

El bloguero Ingo Stützle explica el alcance del dominio alemán en la eurozona, la unión monetaria de 19 países de la Unión Europea que utilizan el euro como moneda de curso legal:

Wie weit Deutsch­land in sei­ner Selbst­herr­lich­keit geht, zeigte Mer­kel bereits im Juni 2010, als sie forderte, dass Län­dern mit finanz­po­li­ti­schem Schlen­drian das Stimm­recht ent­zo­gen wer­den müsste … Wenige Monate später konnte ohne Umset­zung die­ser fixen Idee, die Staats­ver­schul­dung quasi als Men­schen­rechts­ver­let­zung wer­tet, der CDU-Fraktionschef Vol­ker Kau­der befrie­digt fest­stel­len: »Jetzt auf ein­mal wird in Europa Deutsch gespro­chen. Nicht in der Spra­che, aber in der Akzep­tanz der Instru­mente, für die Angela Mer­kel so lange und dann erfolg­reich gekämpft hat.«

Merkel demostró ya en junio de 2010 hasta qué punto llegaría Alemania con su arrogancia cuando declaró que se debería privar de su derecho al voto a los países fiscalmente irresponsables (…) solo unos meses después, sin siquiera reaccionar ante esta ridícula visión de la deuda nacional como una especie de violación de los derechos humanos, el secretario general de la CDU, Volker Kauder, pudo decir con satisfacción que «de repente, se habla alemán en Europa. No el idioma, sino la aceptación de los instrumentos por los que Angela Merkel lleva tanto tiempo luchando».

El economista Thomas Piketty dijo en una entrevista con el diario ZEIT que la fórmula del milagro económico alemán tras la II Guerra Mundial se basa, entre otras cosas, en un factor esencial: la condonación de su deuda. En 1953, se perdonó casi un 60% de la deuda alemana. En la actual crisis griega, el argumento más repetido es que no hay que mezclar las indemnizaciones de la II Guerra Mundial con la deuda griega.

Voces antiausteridad en Alemania

Una mirada a la comunidad de internautas y a los medios sociales alemanes muestra argumentos y perspectivas que reflejan una opinión completamente distinta de la crisis griega. Estas opiniones también muestran que muchos alemanes quieren un relato más equilibrado, basado en los hechos y menos ideológico sobre el asunto griego, que también permita críticas a las políticas de austeridad.

Tras la húmeda tensión del día, la catarsis del ‪No y tormentas sobre Berlín: «¡Hurra, el mundo se acaba!»

Cada vez que tuiteo algo inconformista sobre Grecia, algunos dejan de seguirme. Parece que las críticas a la austeridad son el nuevo feminismo.

Expropiar Springer [referencia a un movimiento estudiantil de finales de los 60] y perdonar los billones de deuda griega. Por alguna razón hoy estoy en plan revolucionario.

Comparen lo que dicen los medios masivos alemanes e internacionales sobre Grecia, siempre que su tensión arterial lo permita, y el estado de los medios alemanes queda claro.

Wolfgang Blau también escribe en un comentario en su página de Facebook que se deben oír más voces alemanas en Grecia y Europa para reforzar un discurso civilizado en Europa. Deja a los lectores un vídeo artístico —no periodístico— sobre Grecia que debería dar, sobre todo a los periodistas europeos, un motivo de reflexión:

You know that this video could begin or end with an imposing shot of the Acropolis. Or the Olympics. Or the deep blue waters of the Aegean. Or with people losing their jobs and homes. Or others sleeping in tiny carton boxes. Or others driving luxurious cars. But this shall not happen. Because this video wasn't made to impress nor to shock you. Because these words are not a scream. They're a whisper.

Saben que este vídeo podría comenzar o terminar con un impresionante plano de la Acrópolis. O de las Olimpiadas. O de las profundas aguas azules del Egeo. O con personas que pierden su trabajo y su casa. O con otras durmiendo en cajas de cartón. O con otras conduciendo coches de lujo. Pero eso no va a pasar. Porque este vídeo no está hecho para impresionarles o conmocionarles. Porque estas palabras no son un grito. Son un susurro.



Leer también: Periodista Asteris Masouras apuesta por la solidaridad para rescatar a Grecia

Los medios alemanes ante la crisis

La crisis de Grecia ha hecho llover las críticas contra los medios tradicionales de Alemania. Mucha gente cree que la ideología ha sofocado cualquier relato objetivo o crítica a las políticas de austeridad en la cobertura de este asunto por parte de los medios alemanes.

Wolfgang Blau, periodista de The Guardian, expresa en este comentario en Facebook sus temores sobre la campaña contra Grecia que lleva a cabo el tabloide alemán Bild:

Ich hätte nie gedacht, dass eine deutsche Nachrichtenorganisation so entehrend und rücksichtslos sein könnte im Angesichts des Leidens einer anderen Nation.

Nunca hubiera imaginado que una organización alemana de prensa pudiera ser tan degradante e imprudente respecto al sufrimiento de otro país.

Heiner Flassbeck escribe en su blog Hassbeck economics que sus lectores se quejan constantemente de «artículos tendenciosos, ideológicos e incluso demagógicos».

Esto se aplica no solo a la prensa amarilla, sino también a las webs regionales de noticias de mayor calidad. Según Flassbeck, lo que falta en la cobertura de la prensa alemana es la perspectiva de la comunidad de internautas de ese país:

Dass es im Internet inzwischen Qualitätsinformation und Analyse gibt, die in ihrer Objektivität und ihrer Klarheit von den traditionellen Medien niemals erreicht wird, davon ist natürlich überhaupt nicht die Rede.

Nadie habla de que actualmente hay análisis e información de calidad en Internet, que tiene una objetividad y una claridad que la prensa tradicional nunca consigue.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.