¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Inmigrantes filipinos y sus familias le dicen al gobierno que no toque la ayuda que envían

Activists hold a rally near the presidential palace denouncing the stricter rules in inspecting balikbayan boxes. Photo from the Facebook page of Lennon Ying-Dah Wong

Los activistas realizan una manifestación cerca del palacio presidencial, denunciando la orden del gobierno de inspeccionar físicamente y cobrar impuestos a las cajas balikbayan. Foto de la página de Facebook de Lennon Ying-Dah Wong.

Una reciente disposición de la Oficina de Aduanas, que aumenta los impuestos a las cajas balikbayan y las somete a una inspección física, ha desatado la indignación entre las comunidades de trabajadores de filipinos inmigrantes alrededor del mundo y sus familiares que se quedaron en Filipinas. Las cajas balikbayan son paquetes que contienen bienes de consumo y otros artículos y son enviadas por los trabajadores filipinos migrantes (OFW por su nombre en inglés) desde el extranjero a sus familiares que aún están en casa.

Muchos de esos trabajadores expresaron su disgusto a través de las redes sociales. La etiqueta #HandsOffOurBalikbayanBoxes (Saquen sus manos de nuestras cajas balikbayan) se usó los últimos días de agosto para presionar al gobierno a que retirara su orden. La campaña tuvo éxito después de que el 24 de agosto, el presidente Benigno Aquino III ordenara a la oficina examinar las cajas a través de rayos X.

La caja balikbayan es un importante símbolo del fenómeno del trabajador migrante filipino. Gracias a la caja, los trabajadores migrantes pueden enviar a sus familiares una muestra de la vida en el extranjero. Una cifra estimada de 10 a 12 millones de filipinos están trabajando o viviendo en otros países.

La Oficina de Aduanas dijo que la orden apuntaba a aumentar la recaudación tributaria y a detener el tráfico ilegal. La agencia declaró que existe una pérdida anual de 600 millones de pesos filipinos (12,8 millones de dólares estadounidenses) provenientes de bienes no declarados, los que se supone que son traficados en el país a través de las cajas balikbayan. Además, la oficina informó que algunos comerciantes inescrupulosos han usado las cajas balikbayan para traficar mercancías y realizar contrabando en el país.

OFW boxes, milked for profit OFW cases, neglected! -Migrante

“Cajas de trabajadores migrantes, exprimidas. Casos de los OFW, ¡ignorados! ¡Inmigrante!”
La persona en la imagen es el presidente Aquino.

Pero el anuncio de que las cajas balikbayan serían abiertas para revisión por los oficiales de aduanas provocó la ira de los trabajadores migrantes y del público, por dos razones principales. Primero, la Oficina de Aduanas es percibida como una agencia corrupta; y segundo, a muchos les molesta que el gobierno esté tratando a los trabajadores migrantes como traficantes y evasores de impuestos. A los trabajadores migrantes se les llama popularmente los héroes modernos del país, por mantener a flote la economía.

El bloguero y columnista periodístico Tonyo Cruz explica la rabia expresada por los trabajadores migrantes:

It beggars the mind that Customs and Malacañang are implying that OFWs are out to cheat government of customs duties and taxes through their balikbayan boxes. Not only is it crazy, but it betrays the government’s total lack of knowledge and empathy on the plight of OFWs everywhere, how much they usually earn, why they flee the country in the first place and the challenges they face abroad.

Ask a domestic helper in Hong Kong, a nurse in the United Kingdom, a construction worker in the Middle East, or a teacher in the U.S. They had to leave the country to find work for themselves and for families back home — while at the same time face rising anti-migrant measures and dwindling job prospects wherever they work. Tax evasion is not in their minds. The implied accusation that they are out to cheat government is an insult they can never forgive and forget.

Que Aduanas y Malacañán estén insinuando que los trabajadores migrantes están haciendo trampa al gobierno en los derechos de aduana y en los impuestos a través de sus cajas balikbayan empobrece la mente. No solo es una locura, sino que traiciona la completa falta de conocimiento y empatía del gobierno hacia la difícil situación de los trabajadores migrantes en cualquier parte, la cantidad de dinero que ganan, por qué dejaron el país en primer lugar y los desafíos que tienen que enfrentar en el extranjero.

Pregunten a un trabajador doméstico en Hong Kong, a una enfermera en el Reino Unido, a un trabajador de la construcción en Medio Oriente o a una profesora en los Estados Unidos. Han tenido que dejar el país para poder encontrar un trabajo para ellos y para ayudar a sus familias que se quedaron, al mismo tiempo han tenido que enfrentar medidas contra la inmigración y bajar las perspectivas de trabajo donde sea que trabajen. La evasión de impuestos no está en sus mentes. La acusación implícita de que están engañando al gobierno es un insulto que no podrán perdonar ni olvidar.

El sociólogo Arnold Alamon explica en profundidad la respuesta del pueblo:

You see, dear government, these boxes mean more than the uncollected revenue that should go into public coffers which you will also steal anyway. These are the private symbols of the hardships and sacrifices of dignified Filipinos who would rather work abroad than wait for things to turn around here under one bungling administration after another. The backlash is searing and fiercely emotional and it places into serious question the already little trust people have for government.

Puede ver, estimado gobierno, estas cajas significan más que los ingresos no recaudados que deberían ir a los fondos públicos, que de igual manera se robarán. Estas cajas son los símbolos privados de la adversidad y sacrificios de los dignos filipinos, que prefieren trabajar en el extranjero que esperar que las cosas aquí cambien bajo una torpe administración tras otra. La respuesta es abrasadora y emocionalmente violenta y cuestiona seriamente la poca confianza que la gente ya tiene en el gobierno.

Una petición en línea contra la directiva de la aduana alcanzó más de 87.000 firmas en menos de una semana. Los activistas de inmigración han organizado una protesta en contra de la agencia. Además hicieron un llamado para que el día 28 de agosto fuera llamado “El día de las cero remesas”. Mientras tanto, los legisladores progresistas han presentado una resolución para investigar a la Oficina de Aduanas por el caso de las cajas balikbayan.

A continuación, algunos de los tuits y memes de internet que apoyan la campaña contra la política de la Oficina de Aduanas.

11052469_1167004069981688_4138258985065795538_o

“Nosotros no traficamos, luchamos. Firma: Los trabajadores migrantes”.

Estimada oficina de aduanas, los trabajadores migrantes pasan sangre, sudor, fatiga y se enferman antes de hacer una caja balikbayan. ¡No se metan en lo que no les pertenece!

¿Quieren ganar dinero incluso con las cajas balikbayan de los trabajasores migrantes? ¡Qué desvergonzados!

Aduanas ahora va a cobrar impuestos por los pasalubongs del extranjero como el shampoo y los chocolates, mientras permite que la basura tóxica ingrese.

En el tuit anterior, pasalubong quiere decir regalo. El tuit se refiere al asunto de la basura canadiense en el que se permitió que grandes cantidades de basura provenientes de Canadá entraran a los puertos filipinos.

Querida Oficina de Aduanas, ¡el asunto de las cajas balikbayan es inocente hasta que se pruebe lo contrario!

Cuando la indignación pública llegó al punto de ebullición, el presidente Aquino, que antes había rogado al público que simplemente dejara a la aduana hacer su trabajo, revocó la política aleatoria de inspección. Además, ordenó a la Oficina que asegurara la presencia de representantes de los interesados cuando las cajas balikbayan necesitaran ser revisadas por los oficiales de la aduana.

Los activistan ven esto como una victoria inicial. Pero la lucha por los trabajadores inmigrantes continúa.

Julius Rocas también colaboró con este artículo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.