¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El lado oscuro de la energía hidroeléctrica en Bután

Mountains, rivers and bridges in Bhutan. Image from Flickr by Ryanne Lai. CC BY-NC 2.0

Montañas, ríos y puentes en Bután. Imagen de Flickr por Ryanne Lai (CC BY-NC 2.0).

Bután es un país mediterráneo y lleno de empinadas montañas entrecruzadas por una red de rápidos ríos. Toda esta agua es ideal para generar electricidad, y se estima que el potencia hidroenergético del país es de cerca de 24,000MW, aunque actualmente solo el 6% de eso es producido por los cinco proyectos de hidroelectricidad de Bután.

Cerca del 75 por ciento de toda la electricidad generada en Bután se exporta a su vecina India, necesitada de energía. Sin embargo, apenas el 66 por ciento de los hogares butaneses y el 39 por ciento de sus aldeas están electrificadas. El ingreso por electricidad ha suministrado más del 40 por ciento de todo el ingreso del gobierno en los años recientes y constituye el 25 por ciento de su PIB. Otro 25 por ciento del PIB del país se encuentra en la construcción de mayor infraestructura hidroenergética, Bután tiene como objetivo aumentar su capacidad hidroenergética a 10,000MW para 2020.

Según el Banco Mundial, los proyectos hidroenergéticos de Bután han sido considerados como libre de riesgos en su gran mayoría. El gobierno butanés optó por una rápida inversión hidroenergética a través de fuertes préstamos, lo que no ha causado mucha preocupación hasta hace poco. En 2007, Bután alardeaba de ser la segunda economía de más rápido crecimiento en el mundo con una tasa de crecimiento anual de 22.4 por ciento, principalmente gracias a la contratación de la gigantesca central Hidroeléctrica de Tala, el mayor proyecto hidroenergético del país actualmente en funcionamiento.

El pasado abril, International Rivers publicó un informe de la situación de los proyectos hidroenergéticos de Bután, que muestran cinco proyectos en funcionamiento, seis aún en construcción y cinco nuevos proyectos que han sido propuestos. Combinados, los proyectos son responsables de una considerable cantidad de la deuda externa para la economía butanesa, que es una de las más pequeñas del mundo. En 2015, la deuda de Bután también excede el tamaño de toda su economía en un 12 por ciento.

Yeshey Dorji, fotógrafo y bloguero, escribe:

A report called, ‘The New Debt Trap’ released by the Jubilee Debt Campaign, a UK-based company has categorized Bhutan as a country with ‘high risk of government debt crisis’. The report lists Bhutan among 14 other nations that are fast heading towards a debt crisis.

Un informe titulado ‘The New Debt Trap’ (La nueva trampa de la deuda) lanzado por la Campaña Jubilee Debt, una empresa con sede en el Reino Unido ha clasificado a Bután como un país con ‘alto riesgo de crisis por deuda gubernamental”. El informe enumera a Bután entre 14 otros países que se dirigen rápidamente a una crisis de deuda.

En una serie de artículos titulada “El lado oscuro de nuestros proyectos hidroenergéricos”, donde trata sobre problemas relacionados con proyectos de hidroelectricidad de Bután, Dorji escribe:

Today, the hydropower bubble has burst and our dreams remain dashed and hopes unfulfilled. We find ourselves straddled with hydropower borrowings that is in excess of our entire GDP and yet, we still dare tread the quicksand of debt and disaster, with aplomb and gallantry!

Our leaders seem to draw solace from two magic words that they keep throwing at us – “Cost-Plus” and “Self-liquidating”. They must take us for complete dullards, or they are clueless about the mathematics behind those catch phrases.

Hoy, la burbuja hidroenergética ha reventado y nuestros sueños han quedado arruinados y nuestras esperanzas sin cumplir. Nos encontramos en dos lados, con prestamos hidroenergéticos que exceden todo nuestro PIB y aun así nos atrevemos a pistoear las arenas movedizas de la deuda y el desastre, ¡con aplomo y galantería!

Nuestros líderes parecen traer el consuelo de dos palabras mágicas que nos arrojan – “de costo más beneficio” y “autoliquidable”. Deben creer que somos unos completos tontos, o no tienen idea de la matemática que hay detrás de esas frases pegadizas.

El bloguero Wangcha Sangey cree que el mercado futuro de electricidad de la región no es lo que debería preocupar a Bután. Dice que el alto costo de la infraestructura y la producción es el verdadero problemo, que amenaza con aumentar aun más la deuda nacional:

What is dangerously worrying is the ridiculously huge escalation in cost of construction and prolonged time taken to complete the ongoing hydro projects. Both the costs and duration seem to be heading towards doubling of money and time. Costs may even triple. By the time these projects are completed, the 10% interests on the 70% loan component and the principal itself would have bloated to such an extent that even after every project is streamed on line, Bhutan may be forced to raise money from different sources to meet loan repayment instalments.

Lo que es preocupantemente peligroso es el ridículamente alto aumento del costo de construcción y prolongado tiempo tomado para completar los actuales hidroproyectos. Los costos y la duración parecen estar yendo hacia duplicar el dinero y el tiempo. Los costos pueden incluso triplicarse. Para cuando estos proyectos se completen, el 10% de intereses del 70% del componente del préstamo y el propio capital se habrán inflado a tal punto que aun cuando todos los proyectos estén transmitiendo en línea, Bután puede verse forzado a recaudar dinero de diferentes fuentes para cumplir con las cuotas de los reembolsos del préstamo.

A Bután lo han elogiado como líder global en protección del medio ambiente, pero esta reputación está siendo cuestionada últimamente. Debido a la construcción pesada en varios hidroproyectos, gruesas nubes de polvo han cubierto varias ciudades butanesas. La mayoría de los trabajos que genera la hidroenergía están en construcción, que es poco atractiva para los jóvenes butaneses educados, aunque las tasas de desempleo juvenil siguen siendo altas. Los bordes de carreteras en todo el país albergan asentamientos de barriadas de miles de trabajadores migrantes de construcción.

Yeshey Dorji señala que hay otros peligros de los proyectos hidroeléctricos que a menudo se ignoran:

Most of our life-sustaining rivers are shackled with hydropower dams, displacing humans and wildlife, as well as rare and unknown aquatic life forms.

Some of the dams that are planned and under construction are destined to create huge water bodies that will alter weather patterns and cause earthquakes, due to their location in seismically active zones.

There is clear and present danger of environmental disaster waiting to happen.

Unfavorable and inequitable terms of project execution have caused a number of Bhutanese businesses to fail. Even vegetable vending has been usurped by Indian project contractors thereby depriving Bhutanese of small business opportunities.

Hundreds of children born out of wedlock to Bhutanese mothers but fathered by Indian project workers, roam the streets – without census registration and without the right to schooling. Because our gender biased laws do not recognize Bhutanese mothers as worthy citizens, their offsprings are not recognized as natural citizens of Bhutan.

La mayoría de nuestros vitales ríos están aprisionados con represas hidroenergéticas, que desplazan a humanos y vida silvestre, así como raras y desconocidas formas de vida acuática.

Algunas de las represas que se planea construir y que están en construcción están destinadas a crear enormes cuerpos de agua que alterarán patrones de clima y causarán terremotos, debido a su ubicación en zonas sísmicamente activas.

Hay un peligro claro y presente de desastre medioambiental esperando ocurrir.

Términos desfavorables y desiguales de ejecución de proyectos han provocado que muchos negocios butaneses fracasen. Hasta la venta de plantas ha sido usurpada por contratistas de proyectos indios, con lo que se priva a los butaneses de oportunidades de pequeñas empresas.

Cientos de niños extramatrimoniales hijos de madres butanesas y de padres que son trabajadores de proyectos indios, recorren las calles – sin estar empadronados en el registro y sin derecho a ir al colegio. Como nuestras leyes sesgadas por género no reconocen a las madres butanesas como ciudadanas valiosas, sus descendientes no son reconocidos como ciudadanos naturales de Bután.

Dorji sostiene que Bután necesita al menos un río que fluya libre, para servir como un invernadero de varios conocidos y desconocidos miembros de las especies acuáticas del país. También ha iniciado una petición para prohibir proyectos hidroeléctricos en el río Chamkhar Chhu.

Dorji también cuestiona la prisa del gobierno para encargar más proyectos, mientras languidecen otros aún sin terminar:

Despite the monumental losses of money and opportunity, the government is still in a huge rush to do more projects. Why can’t we wait for the projects in the pipeline to be finished and commissioned?

A pesar de las pérdidas monumentales de dinero y oportunidad, el gobierno sigue teniendo gran apuro en hacer más proyectos. ¿Por qué no podemos esperar que los proyectos que están en proceso concluyan y se encarguen?

Shripad Dharmadhikary en International Rivers también deja oír una nota de cautela, y recomienda una pausa para considerar el impacto ambiental del rápido desarrollo de la hidroenergía en Bután:

While hydropower would remain an important component of its economy, Bhutan should think about whether it’s useful to pursue further aggressive development of hydropower – at great cost to its ecology and people – for pursuit of revenues, about which concerns are being raised in terms of overdependence on one source, about whether it is meeting the needs of job creation, and which in any case does not seem to address winter shortages. Bhutan should pause and think whether it makes more sense to explore other options for revenue generation, job creation and overall development that will allow the preservation of its rich ecological heritage.

Mientras la hidroenergía seguirá siendo un importante componente de su economía, Bután debería pensar si es útil buscar un mayor desarrollo agresivo de la hidroenergía – a gran costo para su ecología y su gente – por buscar ingresos, algo que genera preocupación en términos de sobredependencia en una fuente, sobre si se cumple con las necesidades de generación de empleo y que no parece enfrentar escaseces invernales. Bután debería detenerse y pensar si tiene más sentido explorar otras opciones para generación de ingresos, creación de empleos y desarrollo general que permitan la preservación de su rico patrimonio ecológico.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.