¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los jamaiquinos al Primer Ministro británico: ¿Dejar atrás la esclavitud? ‘Ustedes primero’

"Slave shackles"; photo by  National Museum of American History Smithsonian, used under a CC BY-NC 2.0 license.

“Grilletes de esclavos”; foto del Museo Nacional de Historia Estadounidense Smithsonian, utilizada bajo una licencia CC BY-NC 2.0.

La indignación tras la respuesta del primer ministro británico David Cameron al tema del resarcimiento por la trata de esclavos durante su visita a Jamaica no ha menguado. Por el contrario, las reacciones de los jamaiquinos ante la amonestación de Cameron de que ya “superen lo de la esclavitud” se han hecho oír cada vez más en internet.

En un post público que ha sido ampliamente compartido en Facebook, el autor jamaiquino Marlon James, cuya última novela Breve historia de siete asesinatos dejó a algunos de los más duros críticos literarios derramando superlativos, elaboró una de las respuestas mejor argumentadas:

People have been blowing up my phone non stop, asking for a response to David Cameron saying Jamaicans should get over slavery and move on. Not just that, but the whole idea of this dough-faced Tory coming to the colonies to tell the subjects what's what in our own damn house.
Listen David bae, I feel you. I'm with you on this forgetting slavery business, screw all the haters. I too am all ready to move past slavery and forget the whole thing.
I just have one condition: YOU FIRST.
You heard me. I promise to stop bitching about the legacy of Slavery and Colonialism (don't get it twisted, the latter was even worse) and move on if you also move on, by destroying every building, every landmark, every statue, every port, every bridge, every road, every house, every palace, every mansion, every gallery (Hello, Tate!), every museum, and every ship built with slavery and colonialism blood money.
That would mean that London, Bristol and Liverpool would all have to go.
Then we'd all be just about full free, David.

La gente ha hecho estallar mi teléfono sin parar para pedirme una respuesta al comentario de James Cameron de que los jamaiquinos deberíamos superar la esclavitud y seguir adelante. No es eso solo, sino la idea de que este tory descarado venga a las colonias a decirnos a los súbditos cómo son las cosas en nuestra propia casa.
Mira, David bae, te entiendo. Estoy contigo en esto de olvidarnos de la esclavitud, al diablo con todos los resentidos. Yo también estoy más que listo para dejar atrás la esclavitud y olvidarme de todo.
Con una sola condición: USTEDES PRIMERO.
Me oiste bien. Prometo dejar de quejarme sobre el legado de la esclavitud y el colonialismo (no se confunda, esto último fue aún peor) y seguir adelante si ustedes también siguen adelante, derribando cada edificio, cada monumento, cada estatua, cada puerto, cada puente, cada camino, cada casa, cada palacio, cada mansión, cada galería (¡Hola, Tate!), cada museo y cada barco construido con el dinero ensangrentado de la esclavitud y el colonialismo.
Eso significa que Londres, Bristol y Liverpool tendrían que desaparecer.
Así quedaríamos todos casi a mano, David.

En un artículo de blog, el medio noticioso satírico, The Ungrateful Soup, que se llama a sí mismo “el informador más confiable de Jamaica”, dijo esto:

Sensing a distinct lack of gratitude from the Jamaican people during his first official visit to the island, British Prime Minister David Cameron has formally agreed to strike a compromise with the local Government so we can stop nagging him about this whole reparations thing once and for all.

‘Wow, I can’t believe we’re still talking about this,’ began Cameron in his address to the Jamaican people. ‘But fine. Whatever. We promise we won’t enslave or colonize you people ever again. Happy now?’

Tras percibir una evidente falta de gratitud por parte del pueblo jamaiquino durante su primera visita oficial a la isla, el primer ministro británico David Cameron ha aceptado formalmente hacer un compromiso con el gobierno local para que dejemos de darle la lata con todo esto de los resarcimientos de una vez por todas.

‘Guau, no puedo creer que todavía estemos hablando de esto’, empezó a decir Cameron al dirigirse al pueblo jamaiquino. ‘Pero está bien. Como quieran. Prometemos que nunca más esclavizaremos ni colonizaremos a su pueblo. ¿Contentos?’

La sátira continuaba:

The statement, which the United Kingdom has described as the closest we will ever get to an apology, ‘so you can just forget about that,’ is the latest sign of goodwill from the nation who also graciously gifted us the opportunity to relieve some of the burden on British taxpayers with a brand new prison complete with convicted criminals.

‘You try to be nice to people and this is how they respond, by begging,’ continued Cameron, referring to what he has taken to calling ‘the R word.’

La declaración, que el Reino Unido ha descrito como lo más cerca que estaremos de una disculpa, ‘para que al fin olviden esto’, es el último gesto de buena voluntad de la nación que, además, gentilmente nos ha obsequiado la oportunidad de aliviar parte de la carga impositiva de los contribuyentes británicos con una nueva cárcel completa con presos y todo.

‘Uno trata de ser amable con la gente y así te responden, mendigando’, continuó Cameron, refiriéndose a lo que le ha dado por llamar ‘la palabra con R’.

Curiosamente, otros políticos británicos también evaden la “palabra con R”. El líder sindical Jeremy Corbyn, aunque reconoce que el Reino Unido tiene una inmensa deuda con el pueblo jamaiquino, consideró que la mejor forma de saldarla no era mediante indemnizaciones sino invirtiendo en el país y tratándolo mejor al momento de las relaciones comerciales. (En el video que sigue, el tema del pago de resarcimientos a Jamaica se menciona en el minuto 4:05):

The Ungrateful Soup simplemente no pudo aguantarse, y señaló cínicamente:

The British Prime Minister was later asked whether he really thought this new guarantee was enough for both countries to move on from their dark past. ‘Uhh…move on from what again?’ Cameron responded. ‘Oh right right. Slavery. See, it’s like it never happened. You’re welcome.’

Más adelante, preguntaron al Primer Ministro si realmente creyó que esta nueva garantía era suficiente para que ambos países dejaran atrás su pasado turbio. ‘Ehhh… ¿dejar atrás el pasado de qué?’, respondió Cameron. ‘Ah, sí, sí. La esclavitud. Verás, es como si nunca hubiera pasado. De nada’.

Un usuario de Twitter planteó la cuestión de que no era sólo el orden social del país lo que quedó en ruinas tras el colonialismo y la esclavitud, sino que también sus sistemas e infraestructura económica se encontraban en crisis:

Ninguno de los debates sobre el resarcimiento mencionan que la reconstrucción tras la colonización dejó a Jamaica con una deuda de más de 7000 millones de dólares con Occidente.

Sin embargo, otro cibernauta arguyó que, incluso si el Reino Unido pagase el resarcimiento, Jamaica no estaría preparada para administrar los fondos:

Jamaica no podría administrar eficazmente esos resarcimientos recibidos del Reino Unido. No nos engañemos.

Quienes respondieron al tuit sentían que, aun si ése fuera el caso, eso no debería impedir que se paguen los fondos. Un bloguero británico que escribió en “the red pill”, examinó los distintos legados que ha dejado el colonialismo tanto en los amos como en los esclavos:

The legacy of slavery in the UK is seen today in the way our history books have largely avoided this evil part of our past, choosing to gloss over the realities of history, and instead focus on those we think ended slavery […]

The legacy of slavery in the UK is seen in the way British influence around the world far exceeds the size and resources of our island […] a global reach that was established, fuelled and maintained by slavery.

And every single day the legacy of slavery is seen and felt in the UK and internationally as racist attitudes and actions doggedly continue to blight our communities. […] I find myself asking if our nation's actions had been towards another European country whether we'd so quickly dismiss the notion of reparations, or indeed whether the global community would continue to turn a blind eye.

For generations wealth was extracted from Jamaica. […] And when slavery finally ended, it was the slave-owners who were financially compensated for their loss, with no payments made to enslaved persons for the years and lives taken in gruelling labour in the cruellest of conditions. […]

El legado de la esclavitud en el Reino Unido se ve reflejado hoy en día en la forma en que nuestros libros de historia han evitado en gran medida esta terrible etapa de nuestro pasado, eligiendo pasar por alto las realidades de la historia y, en cambio, concentrándose en aquellas que pensamos dieron fin a la esclavitud […]

El legado de la esclavitud en el Reino Unido se ve en la forma en que la influencia británica en todo el mundo excede ampliamente el tamaño y los recursos  de nuestra isla […], un alcance mundial establecido, potenciado y mantenido por la esclavitud.

Y cada día, el legado de la esclavitud se ve y se siente en el Reino Unido e internacionalmente cuando las actitudes y acciones racistas continúan obstinadamente asolando a nuestras comunidades. […] Me pregunto qué pasaría si las acciones de nuestra nación hubiesen sido contra otro país europeo, si desestimaríamos tan rápido la idea de resarcimiento o si, de hecho, la comunidad mundial seguiría haciendo la vista gorda.

Durante generaciones se extrajeron riquezas de Jamaica. […] Y cuando finalmente terminó la esclavitud, fueron los esclavistas quienes recibieron una compensación financiera por sus pérdidas, sin haber pago alguno para las personas esclavizadas por los años y las vidas que se tomaron con trabajos extenuantes en las condiciones más crueles. […]

El bloguero, Johnathan, señaló que el legado de la esclavitud en Jamaica seguía siendo “una realidad muy presente” y se preguntó cómo podría el Reino Unido compensar los “siglos de extracción de riquezas”:

And how can two nations walk in partnership, when one has so grievously abused the other, and the legacy of that abuse continues?

It's not a matter of ‘dredging up the past’, but rather dealing with the present. For the UK, the stain of our past lingers, and we have dealt unjustly with Jamaica. It is the responsibility of the generation that is aware of the injustice to fix it. For us in the UK, it;s a matter of righteousness. We cannot lecture the world about how to govern their affairs when we ourselves have left unfinished the matter of once and for all dealing with slavery.

David Cameron must listen with an open heart and mind to the call for reparations, and have the courage to do what is right.

¿Y cómo pueden dos naciones formar alianzas cuando una ha abusado tan fuertemente de la otra y el legado de ese abuso continúa?

No es cuestión de ‘escarbar el pasado’, sino más bien de lidiar con el presente. Para el Reino Unido, la marca del pasado persiste, y hemos tratado injustamente a Jamaica. Repararla es una responsabilidad de la generación que está consciente de tal injusticia. Para nosotros en el Reino Unido, es una cuestión de rectitud. No podemos dar cátedra al mundo sobre cómo manejar sus asuntos cuando nosotros mismos hemos dejado inconcluso el tema de lidiar de una vez por todas con la esclavitud.

David Cameron debe escuchar con el corazón y mente abiertos al pedido de resarcimiento, y tener el valor de hacer lo correcto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.