¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una voz desde la primera línea de combate contra El Niño en Kenia

In the arid and dry region of Isiolo in Kenya, a new irrigation scheme has been set up to help communities to learn and adopt new ways and to find an alternative to livestock keeping in order to diversify sources of income to attain self-reliance and resilience to recurring droughts. EU/ECHO/Martin Karimi. CC BY-ND 2.0

En la árida y seca región de Isiolo, Kenia, se está implementando un nuevo proyecto de irrigación que contribuirá a que las comunidades aprendan y adopten nuevos métodos y descubran una alternativa a la cría de ganado con el fin de diversificar las fuentes de ingreso para lograr autonomía y resiliencia frente a sequías recurrentes. EU/ECHO/Martin Karimi. CC BY-ND 2.0

En esta serie, que consiste en dos partes, las voces jóvenes de Kenia comparten su lucha y sus esperanzas, mientras a la sequía devastadora que se extendía por todo el Cuerno de África (región noreste) le siguieron lluvias inusualmente copiosas, en un mundo que es ahora más caluroso que en cualquier otro momento histórico del que se tenga registro.

Los testimonios en esta serie fueron recabados por el Programa sobre impacto climático de 350.org, una organización que está formando un movimiento climático a nivel mundial, y se publica en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

La primera parte fue escrita por Kay Seven, un cantante proveniente del condado Kajiado, cerca de la frontera de Tanzania.

Kenia es una nación propensa a la sequía, esto se debe principalmente a sus peculiares condiciones ecoclimáticas. Los patrones de precipitación, en especial la falta de lluvia o la irregularidad de la misma, son frecuentemente la causa de los desastres naturales, en un lugar donde las formas de sustento rurales luchan continuamente por adaptarse.

Aunque no se localiza en la parte noreste, que regularmente es la más afectada por la sequía e inundación, el condado Kajiado este año ha soportado precipitaciones por encima de la media a causa del fenómeno de El Niño. Después de condiciones de sequía extrema, hemos comenzado a experimentar precipitaciones en nuestro distrito. Esperamos que el aumento de lluvias sea beneficioso para nuestras cosechas. Sin embargo, nos preocupa que un exceso de precipitaciones pueda causar daños devastadores a los cultivos.

Kay Seven, a performing artist from the Kajiado County, not far from the Tanzanian border, describes some of the effects of the prolonged drought in his community. Photo: Kay Seven

Kay Seven, cantante proveniente del condado Kajiado, cerca de la frontera de Tanzania, describe algunos de los efectos de la sequía prolongada en su comunidad. Fuente: Kay Seven

El año pasado, el Departamento de Meteorología de Kenia advirtió que durante la temporada de lluvias, de octubre a diciembre, en ciertas zonas del país probablemente las precipitaciones estarían por encima de la media a causa del fenómeno de El Niño. Las lluvias torrenciales que afectaron áreas propensas a inundaciones y las tierras bajas costeras, no obstante, fueron en cierta forma beneficiosas para las tierras de cultivo áridas y las comunidades rurales del oeste del país.

Los habitantes del este y grandes comunidades en todo el Cuerno de África han sufrido ya este año de lluvias torrenciales y sequías, las cuales, según los expertos podrían estar vinculadas a la evolución de El Niño. Mientras tanto, las inundaciones al noreste de Tanzania se cobraron la vida de decenas de personas y dejaron a miles sin hogar. Las inclemencias del tiempo también ocasionaron la muerte del ganado y destruyeron los cultivos de maíz y algodón.

Algunas comunidades en Kenia, Etiopía, el sur de Sudán, Tanzania y Somalia, aún siguen recuperándose de incidentes anteriores de el Niño; particularmente el de 1997-1998 que dejó un estimado de 2000 víctimas y desencadenó extensos brotes de enfermedades animales. En 2011-2012 el Cuerno de África también fue alcanzado por una intensa sequía que ocasionó inseguridad alimentaria extrema y amenazó el sustento de más de 10 millones de personas. Un estimado de 260 000 individuos, la mitad de ellos niños, fallecieron a causa de la hambruna en Somalia, una de las áreas más afectadas.

En una región que ha estado regularmente expuesta a los efectos de fenómenos metereológicos extremos, y que está experimentando El Niño de manera más frecuente, es imperativo que los lugareños se preparen adecuadamente para incrementar su capacidad de resiliencia. Es un asunto de supervivencia para casi el 80 por ciento de la población, conformada de agricultores y comunidades ganaderas, cuyo bienestar e ingresos dependen en gran medida de la estabilidad o inestabilidad de los patrones climatológicos.

“Estamos perdiendo las vidas de jóvenes a causa de las pestes, la desnutrición y la hambruna. Nuestra seguridad alimentaria está cada vez más amenazada, mientras que nuestra economía resulta seriamente afectada. Lo peor es que los largos períodos de sequía provocan conflictos constantes entre agricultores y ganaderos que luchan por recursos escasos”. Letra de una canción de Kay Seven.

En medio de la crisis, las autoridades locales han ideado una serie de estrategias para morigerar los efectos de la sequía y apoyar a las comunidades más afectadas. Entre ellas se incluye un programa de almacenamiento de alimentos en los condados, la creación de grupos pequeños denominado Sacco (un sistema donde se expone a los agricultores a una educación agrícola) y el aumento de programas modernos de irrigación y reforestación.

A pesar que esos esfuerzos todavía no han producido resultados tangibles, las comunidades no pierden la esperanza. Creen en la acción y la disposición solidaria de abajo hacia arriba para enfrentar esos desastres y construir comunidades más fuertes y resilientes que sean capaces de garantizar la seguridad alimentaria para todos y de restaurar un ecosistema libre de sequías y hambruna. Aunque el reto aún es grande, la comunidad de Kajiado está decidida a adoptar la energía renovable y a resistirse al desarrollo de combustibles fósiles y, al mismo tiempo, a fortalecer su preparación para hacer frente a los desastres. En palabras de una de mis canciones:

We have a responsibility to ensure whoever gets in the womb next gets a better place to spend the rest of his or her life when they are born. We can ensure decline in mortality rate due to famine, flooding or any climatic deserters by becoming responsible in our communities. Let’s join hands, let’s do this…if we join hands we can do this.

Mwenda tezi na Omo,Marejeo ni Ghamani [in Swahili, meaning ‘We can run as much as we can from our problems, but we will always go back because we didn’t take time to solve them’].

Nuestra responsabilidad es asegurar que quién esté en el vientre materno tenga un lugar mejor donde vivir el resto de su vida en el momento que nazca. Podemos garantizar el descenso del índice de mortalidad a causa de hambrunas, inundaciones o cualquier otro desastre climático siendo responsables en nuestras comunidades. Unamos nuestras manos, hagámoslo… Si unimos esfuerzos lo podemos lograr.

Mwenda tezi na Omo, Marejeo ni Ghamani [en suajili significa ‘Podemos huir tanto como podamos de nuestros problemas, pero siempre regresaremos porque no dedicamos tiempo para resolverlos’].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.