¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Justicia para Jisha: Protestas en la India por la violación y asesinato de una mujer dalit

Biju Ibrahim on Facebook

Marcha de protesta demandiando #JusticeforJisha. Imagen de la página de Facebook de Biju Ibrahim.

La brutal violación y asesinato de una estudiante de derecho dalit de 30 años, ocurrida el 28 de abril en la municipalidad de Perumbavoor, Kerala, ha causado conmoción en toda la India. La autopsia de la víctima, que para los medios sólo se llama Jisha, confirmó que fue violada y apuñalada 38 veces, con dos heridas profundas en el pecho, y además, le sacaron los intestinos del cuerpo.

Las perversidad del hecho evoca una violenta violación colectiva de South Delhi que sacudió a la nación en diciembre de 2012. Jyoti Singh, una estudiante de 23 años, fue violada, golpeada y torturada en un autobús, y posteriormente, arrojada a la calle, desnuda y ensangrentada. Singh, a quien se referían en los medios como Nirbhaya, o la “temeraria”, falleció posteriormente a consecuencia de las heridas.

Seis días después del asesinato de Jisha, la policía estatal de Kerala no había arrestado a nadie. El caso se está tornando político rápidamente, y el partido opositor de  Kerala, el CPI(M), culpa al gobierno provincial del Frente de Democracia Unida por la falta de avances. Las elecciones de la Asamblea estaban programadas para el 16 de mayo y la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha tomado conocimiento suo motu del incidente. La policía había arrestado a un sospechoso de la ciudad de Kannur, pero las huellas dactilares no coincidían con las tomadas de la escena del crimen.

Dado que los informes sobre el terrible hecho empezaron a inundar los distintos medios de comunicación, la indignación del público se ha hecho notar. Muchos participaron de las marchas de protesta organizadas en diversos puntos de Kerala. Se reunieron activistas y estudiantes para expresar su enojo y descontento por el sombrío panorama en materia de seguridad y derechos de las mujeres de la India.

Shehla Rashid escribió en Kafila, un blog que critica la política y los medios:

You will not get justice because we are quick to blame the rape on everything, but its real cause. We are ready to blame the rape on the dress and choices of women, on poverty, on alcohol, on chowmein, on mobile phone and other absurd things, but not on patriarchy, feudalism, commodification of women by capitalism, on caste, on our society.

No tendrás justicia porque somos rápidos para culpar de la violación a todo menos a la verdadera causa. Enseguida culpamos de la violación a la vestimenta o las decisiones de las mujeres, a la pobreza, al alcohol, al chowmein, al celular y otras cosas absurdas, pero nunca al patriarcado, al feudalismo, a la mercantilización de las mujeres en el capitalismo, a la división de castas o a la sociedad.

Acusan a los medios masivos de no dar suficiente cámara o espacio impreso a Jisha. Algunas teorías lo relacionan con la división urbano-rural, así como con la discriminación por casta, por la que el duelo nacional se reserva selectivamente para la población urbana y la de casta superior.

Sólo merecen atención nacional las violaciones brutales que se cometen en Nueva Delhi o Mumbai, ¿no? ¡¡¡Perumbavoor, Jharkhand Chattisgarh, etc. no tienen importancia!!!

No hay marchas de solidaridad, no hay velas, no hay protestas, no hay quien tome el cuerpo dalit.

Para los que preguntan por qué ‘Justicia para Jisha’ no está en los titulares como Nirbhaya: Porque es una mujer dalit.

Dalit significa “oprimido” y es el nombre político que se adjudican las castas consideradas históricamente como “intocables” dentro del sistema de castas hindú. La discriminación contra los dalits, aunque prohibida por ley en la India, sigue siendo común: los crímenes contra los dalits aumentaron 245% durante los últimos diez años.

‘No descanses en paz, persíguenos, quémanos de vergüenza’

Las redes sociales están repletas de exigencias de Justicia para Jisha. Ya existen 34 grupos de Facebook dedicados a la causa y la etiqueta #JusticeForJisha es tendencia en Facebook. Si bien no se impuso en Twitter, de todos modos, el portal se inundó de tuits que llamaban la atención sobre el caso.

Después de cinco días, la policía parece no tener una pista… ¿por qué? ¿No le interesa? ¿No es tan importante?

¡Chica!
Como sea que te llames,
No descanses en paz,
Persíguenos,
Quémanos
De vergüenza.

Justicia para Jisha.
Busquen a los culpables. Terminen con la postura de culpar a la víctima. Basta de alimentar la cultura de violación.

Jisha representa los derechos dalit y los derechos de la mujer en este país. El patriarcado debe morir. Es un cáncer, igual que la división de castas.

El bloguero de Cloud Nine escribió un poema para Jisha:

Candle marches, silent vigils
Media circus and few days ahead
India's daughter- gets a new face.

Ban the documentaries, hang the dogmas
Release the juveniles, change the laws
That doesn't change is you and me.
Shame!

Marcha de velas, vigilias silenciosas
Circo de medios y, tras unos días,
tiene nuevo rostro la hija de la India.

Documentales prohibidos, dogmas ahorcados
Liberan menores, cambian las leyes,
Lo que no cambia, nosotros.
¡Vergüenza!

El asesinato de Jisha no fue un hecho aislado, y de la misma manera los comentarios en las redes sociales también ha tocado muchos problemas, entre ellos, el patriarcado, la masculinidad, la inacción policial, la cultura de violación, la culpabilidad de la víctima, los derechos dalit y los derechos de la mujer. Sólo podemos esperar que se unan todos los sectores de la sociedad india para que se termine la injusticia y las mujeres como Jisha y Nirbhaya nunca más tengan que soportar tanta violencia y sufrimiento.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.