¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La mayoría de japoneses ve bien la histórica visita de Obama a Hiroshima, aunque no haya disculpas

President Obama visits Hiroshima

Icónica imagen de Obama consolando a Mori Shigeaki, un hibakusha, sobreviviente de la bomba en el Parque Memorial de la Paz en Hiroshima el viernes 27 de mayo. Captura de pantalla de ANN.

Luego de la histórica visita del presidente Barack Obama al Parque Memorial de la Paz en Hiroshima en Japón el 27 de mayo, una encuesta a nivel nacional realizada por Kyodo News mostró que el 98 % de los encuestados japoneses vieron la visita del presidente estadounidense a Hiroshima de manera positiva. En el sondeo, el 74.5 % de los encuestados aceptaron el hecho de que no hubo disculpas por los bombardeos atómicos de 1945.

Esta fue la primera vez que un presidente estadounidense visitó Hiroshima desde el día que la ciudad fue destruida por una bomba atómica estadounidense el 6 de agosto de 1945.

Aunque hubo algo de debate acerca de que la visita de Obama a Hiroshima tenía la intención de ser una disculpa por la destrucción causada sobre Hiroshima, el viaje del presidente era para reconocer lo que había ocurrido más de setenta años antes, y también para presentar un alegato por la no proliferación nuclear.

Cerca del 30 % de la población de Hiroshima murió por la explosión y la posterior tormenta de fuego que arrasó la ciudad. Al menos 140,000 personas habían muerto como resultado de la bomba para fines de 1945.

El amplio alcance y violencia de la destrucción que ocurrió en Hiroshima, y de nuevo tres días después en Nagasaki el 9 de agosto inició un debate sobre si los bombardeos en Hiroshima y Nagasaki deberían o no considerarse crímenes de guerra, actos de terrorismo de estado o una manera pragmática de terminar la Guerra en el Pacífico y salvar vidas humanas.

¿Qué tan difícil es decir “perdón”?

La histórica visita de Obama a Hiroshima ocurrió después de una reunión del G7 en Japón, y le siguió a una visita del Secretario de Estado estadounidense John Kerry a la ciudad el 11 de abril, así como de una visita también sin precedentes de la embajadora de Estados Unidos en Japón, Caroline Kennedy, en 2015.

La visita del presidente Obama al Parque Memorial de la Paz de Hiroshima incluyó una ceremonia de ofrendar una corona, un breve discurso y un diálogo con los hibakusha, los sobrevivientes de la bomba atómica.

Los cables filtrados por Wikileaks en 2011 muestran que ha habido una fuerte oposición de los funcionarios estadounidenses a una visita del presidente Obama a Hiroshima. Según Asahi Shimbun y otros medios de comunicación, los funcionarios estadounidenses estaban extremadamente ansiosos por el hecho de que cualquier diálogo entre Obama y los sobrevivientes de la bomba atómica no dejara la impresión de que se incluía alguna disculpa.

En cambio, la reunión tuvo como resultado la icónica imagen del presidente estadounidense Obama abrazando a Mori Shigeaki, sobreviviente del bombardeo estadounidense que investigó y rastreó el destino de prisioneros de guerra estadounidenses que estaban en Hiroshima al momento de la bomba el 6 de agosto de 1945 y que resultaron muertos.

Aunque no hubo palabras de disculpas, esta acción expresa los sentimiento que todos tienen (en este día).

Muchos periódicos japoneses volvieron a reproducir el texto completo del discurso de Obama en Hiroshima, que en parte llama por la abolición de las armas nucleares:

But among the nations, like my own, that hold nuclear stockpiles, we must have the courage to escape the logic of fear and pursue a world without them. We may not realize this goal in my lifetime, but persistent effort can roll back the possibility of catastrophe.

Pero entre las naciones, como la mía, que tienen reservas nucleares, debemos tener el coraje de escapar a la lógica del miedo y buscar un mundo sin esas armas. Tal vez no logremos este objetivo mientras yo viva, pero el esfuerzo persistente puede reducir la posibilidad de catástrofe.

Japoneses califican la visita de Obama a Hiroshima como un éxito

La calificación de apoyo al gabinete pasa a 55.3 %, pero el discurso de Obama sorprende, 98 %. Encuesta The Japan Times.

No todos estuvieron satisfechos con la visita del presidente Obama. Por ejemplo, víctimas de la bomba atómica en Nagasaki, que también fue atacada en agosto de 1945, dijeron que deseaban que el presidente también hubiera visitado su ciudad.

Aunque el presidente Obama empezará dentro de poco su visita a Hiroshima, la gente se ha estado reuniendo desde la mañana en un parque de la paz en Nagasaki, la otra ciudad que fue bombardeada en 1945. Los que se reunieron en Nagasaki están haciendo un llamado al fin de las armas nucleares y están rezando por las víctimas de la bomba atómico. Un hibakusha dice que desearía que Obama también hubiera venido a Nagasaki.

Igualmente, un coreano sobreviviente hibakusha presionó por una disculpa formal de Estados Unidos, junto con una visita al monumento funerario de la bomba atómica en Corea del Sur. Corea era una colonia japonesa en la época de las bombas, y al menos entre 70,000 y 100,000 coreanos estaban en Hiroshima y Nagasaki cuando las bombas cayeron.

La visita de Obama es un progreso, pero no suficiente, dicen los sobrevivientes de Corea.

Algunos usuarios japoneses de Twitter se preguntaron por qué el presidente Obama pasó solamente diez minutos visitando el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima luego de la ceremonia en el Parque de la Paz:

El presidente Obama solamente pasó diez minutos en el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima… ¿no fue su visita un poquito corta? ¿Qué pudo haber visto en un tiempo tan breve?

Sin embargo, las reflexiones de la usuaria de Twitter @satoss_kiki sobre la brevedad de la visita de Obama dentro del museo se hicieron virales.

Aunque la autodescrita “ama de casa de las ramas” (田舎のおばちゃん, inaka no obachan) tiene apenas 263 seguidores en Twitter, su refutación a la idea de que la visita de Obama al museo fue excesivamente breve fue retuiteada cerca de 30,000 veces:

Aunque se pueda pensar que los diez minutos del presidente en el museo no significaron nada, tengan en cuenta que Obama, a pesar de su ocupado programa, logró hacerse un tiempo para ir allá. No fueron “solamente diez minutos” para el presidente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.