¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ignorancia acerca de las identidades transgénero en los Estados Unidos y México y las dificultades para conseguir asilo

Image courtesy: Familia:TQLM.

Imagen proporcionada por Familia:TQLM.

Barbara Lopez Lezama, Agnes Torres Sulca, Hilary Molina Mendiola, Virgen Castro Carrillo y Fernanda Valle. Estos son los nombres de cinco mujeres transgénero asesinadas en los últimos siete años en México, cuyas historias aparecen en el informe sobre la situación de los Derechos Humanos de las mujeres transgénero en México, que publicaron la Universidad Cornell y el Centro de Ley Transgénero el pasado mayo. El nuevo estudio documenta las violaciones de derechos humanos contra las mujeres transgénero mexicanas, muchas de las cuales tuvieron que pedir asilo a los Estados Unidos.

Los investigadores descubrieron que las mujeres transgénero en México se enfrentan a violencia bestial por parte de funcionarios públicos, incluyendo a la policía y a las fuerzas armadas, así como al acoso de los cárteles de droga. Los factores sociales como por ejemplo el repudio familiar y la marginación económica también conducen a que se produzca violencia contra mujeres transgénero en México. El informe ayuda a iluminar de forma exacta el gran nivel de «invisibilidad» de los problemas relacionados con los derechos humanos de las mujeres en América Latina. México tiene el segundo índice más alto de crímenes motivados por transfobia en América Latina, solo detrás de Brasil. Los asesinatos transfóbicos también se han multiplicado por diez desde los últimos seis años.

El nuevo estudio se basa tanto en investigación académica como de medios de comunicación, testimonios de peritos y entrevistas telefónicas con promotores de organizaciones no gubernamentales en México y los Estados Unidos. La investigación también pretende informar a los jueces de inmigración y a los oficiales de asilo de Estados Unidos sobre los problemas que las solicitantes transgénero tienen que abordar.

El asilo es otro desafío más

Algunas de las mujeres transgénero mexicanas han migrado a los Estados Unidos para solicitar asilo (protección legal basada en un bien justificado temor de persecución por agentes públicos o privados). Aunque los Estados Unidos sufren una propia historia continuada y horrible de transfobia (las personas transgénero denuncian con mucha más frecuencia situaciones de violencia que lesbianas y hombres homosexuales no transgénero), los crímenes de odio transfóbicos y el estigma son factores que provocan que las mujeres transgénero huyan de México.

El informe también destaca el hecho de que el sistema de inmigración estadounidense ha dificultado particularmente la petición de asilo. Los trabajadores de inmigración se han negado a reconocer la transfobia y la violencia en las comunidades de origen de los inmigrantes durante los procedimientos de asilo. De esta manera, añadido a la transfobia y al racismo incrustado en el propio sistema de inmigración, ha contribuido a la eliminación de experiencias de violencia pasadas y a la negación de asilo para muchas mujeres transgénero. En 2012, se les concedió asilo a menos del 2 por ciento de las solicitantes mexicanas. Actualmente no existen estadísticas que muestren cuántos solicitantes de asilo eran transgénero, sumado al hecho de que muchos temen la persecución basada en su identidad de género.

Ignorancia acerca de las identidades transgénero

De acuerdo con el informe, los jueces de inmigración de los Estados Unidos no han sabido reconocer las diferencias entre orientación de género y orientación sexual y normalmente mezclan a mujeres transgénero con hombres homosexuales. El informe señaló la importancia de la concienciación de los jueces sobre que la orientación sexual y la identidad de género son componentes distintos de la identidad. En las tomas de decisiones de asilo normalmente se refieren a las mujeres transgénero como hombres homosexuales con identidades sexuales femeninas. Conforme a los activistas de derechos transgénero, esta es una descripción errónea e irrespetuosa de la identidad sexual.

Esto provoca otro problema: el peso excesivo dado a avances pequeños en las comunidades homosexuales en México. Las decisiones de asilo previas se han basado en el hecho de que la legalización del matrimonio del mismo sexo ha beneficiado a las mujeres transgénero. Sin embargo, el informe establece que las mujeres transgénero no solo han seguido enfrentándose a discriminación generalizada, odio, violencia, abuso policial, violencia sexual y asesinato desde la adopción del matrimonio del mismo sexo en 2010, sino que ha empeorado.

Uno de los descubrimientos más importantes del informe es que la expansión de los derechos LGBT en México, particularmente el matrimonio del mismo sexo, ha perjudicado a la comunidad transgénero. El reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo ha incrementado la concienciación social sobre la comunidad LGBT y ha producido reacciones negativas significativas.

En el 2015, se produjo otra resolución de asilo importante a favor de los inmigrantes transgénero. Las Cortes de Apelaciones de Estados Unidos del Noveno Circuito, con jurisdicción apelativa sobre las cortes de los distritos de Alaska, Arizona y el distrito central de California, reconocieron el error de confundir la identidad sexual con la orientación sexual en el caso de una mujer transgénero mexicana, Erin Avendano-Hernandez. La Junta de Aplicaciones de Inmigración ya había decretado previamente que la implementación de la legislación matrimonial del mismo sexo en México haría que la tortura fuese improbable. El Noveno Circuito decretó que la junta había considerado de forma insuficiente los problemas de las personas transgénero en su decisión.

El Noveno Circuito le concedió asilo a Avendano-Hernandez y concluyó que las personas transgénero en México son particularmente vulnerables al acoso y a la persecución debido a su disconformidad con los roles de género y que la policía mexicana atacaba específicamente a la comunidad transgénero con extorsiones sexuales y monetarias. El tribunal también enunció que existe una epidemia de crímenes violentos sin resolver contra las personas transgénero en México, que México tiene una de las mayores cifras documentadas de asesinatos de personas transgénero en el mundo y que Avendano-Hernandez, que toma hormonas femeninas y se viste como una mujer, es un blanco de acoso y abuso.

Esta decisión sigue siendo la excepción en lo referente a proteger los derechos de los inmigrantes transgénero y los activistas siguen «visibilizando» los problemas transgénero, particularmente en referencia al sistema de inmigración estadounidense. Flor Bermudez, la directora del Proyecto de Detención del Centro de Ley Transgénero, manifiesta:

Too often, transgender women who come to the U.S. desperately seeking safety from persecution instead find more violence and abuse in detention centers—only to ultimately be deported by immigration judges who do not understand the life-threatening dangers they face in Mexico. We need immigration judges to make asylum decisions based on the realities transgender women face in Mexico, and this report can be an important tool to educate them.

Con demasiada frecuencia, las mujeres transgénero que vienen a los Estados Unidos buscando desesperadamente la protección contra la persecución, en cambio encuentran más violencia y abuso en los centros de detención, para acabar siendo deportadas por jueces de inmigración que no comprenden los peligros mortales a los que tienen que enfrentarse en México. Necesitamos que los jueces de inmigración tomen decisiones de asilo basadas en las realidades que las mujeres transgénero viven en México y este informe puede ser una herramienta fundamental para informarles.

Las latinas transgénero sufren transfobia transfronteriza

En las organizaciones comunitarias, la violencia contra la comunidad transgénero les ha forzado a defenderse por sí mismos encarnizadamente y a luchar por los derechos a ambos lados de la frontera de Estados Unidos-México. Bamby Salcedo es una activista transgénero latina reconocida a nivel nacional que «ha dado voz y visibilidad no solo a la transcomunidad, sino también a las múltiples comunidades que coinciden así como a los problemas que ha sufrido en su vida, entre los que se incluyen la inmigración, el VIH, la juventud, la comunidad LGBT, el encarcelamiento y las comunidades latin@s, como se puede ver en su página web. 

En 2007, Bamby fue detenida en el Centro de Detención de San Pedro en el Sur de California, un centro de inmigración que desde entonces ha perdido acreditación tras no cumplir los estándares obligatorios. Siendo una persona transgénero seropositiva que se identifica como mujer, Bamby fue obligada a ir a la instalación masculina y se le negó el tratamiento antiretroviral de medicina contra el VIH durante dos semanas.

En el siguiente vídeo de Fusion, Bamby explica su experiencia con el abuso y el acoso cuando estaba en detención. Según los informes policiales y médicos obtenidos por Fusion, un hombre detenido en las instalaciones golpeó y fracturó su nariz tras intentar violarle en un cuarto de baño.

Bamby creció en Guadalajara, México, donde entró en un ciclo de drogas, crimen e instituciones de menores. Tras emigrar a los Estados Unidos, tuvo que sufrir el encarcelamiento y la violencia callejera constante. Finalmente accedió a ser tratada por su adicción a las drogas y desde entonces ha fundado tres programas de derechos transgénero y organizaciones entre las que se incluyen Ángeles del Cambio, Coalición Translatin@ y Jornada de Acción Nacional por las Vidas Transgénero.

Actualmente, Bamby sigue siendo una defensora de la visibilidad transgénero. Bajo la dirección de Bamby, la Coalición Translatin@ con sede en Los Ángeles, una organización que lucha por los derechos de latinas transgénero en los Estados Unidos, ha publicado informes tales como TransVisible: inmigrantes latinas transgénero en la sociedad estadounidense. Al hablar sobre los derechos de las mujeres transgénero inmigrantes, Bamby declara:

There is still a lot of denial from society about the existence of our community. We need to raise awareness and bring consciousness about…who we are, what are the things that need to be addressed. But we cannot do it alone; we need everyone to be on the same page, politicians, churches, schools, businesses, just our society as a whole needs to learn and understand that we are here to stay.

Aún existe mucha negación de la sociedad sobre la existencia de nuestra comunidad. Necesitamos sensibilizar y concienciar a la gente sobre… quiénes somos, qué se necesita hacer. Pero no podemos hacerlo solas; necesitamos que todo el mundo trabaje conjuntamente, políticos, iglesias, escuelas, negocios, nuestra sociedad por completo necesita aprender y entender que estamos aquí para quedarnos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.