¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sriracha, una salsa verdaderamente global con inmenso amor vietnamita

Sriracha Hot Chili Sauce. Photo from the Flickr page of Mike Mozart, CC License

Salsa picante sriracha. Foto de la página de Flickr de Mike Mozart, CC License.

Este artículo de Chí-Linh Đinh es del medio independiente Loa, un sitio web de noticias y podcast que transmite historias sobre Vietnam, y que es reproducido por Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Estoy en Bánh Mì Boys, un comedor local en Toronto, Canadá. Es tarde, tengo hambre y mi amigo y yo pedimos bánh mì con un montón de salsa sriracha encima.

Por si no lo sabías, la sriracha es una salsa picante embotellada, que se reconoce instantáneamente por su icónica tapa verde y su logo con un gallo. Lo uso en todo, y probablemente con algunas comidas con las que no debería. Para Halloween me vestí como botella de salsa sriracha. Si digo que me encanta probablemente me quede corto. Pero no estoy solo.

Alguien del personal del comedor explica por qué le gusta también, aunque es un poquito diferente a lo que recuerda. “Creo, porque soy de Tailandia”, dice. “Sriracha queda originalmente en Tailandia, una pequeña ciudad”, explica. “Pero las [salsas] que tenemos son muy diferentes de la verdadera salsa sriracha, no es tan picante, pero la puedes poner con todo”.

Muchos asumen que la salsa es una importación de Asia. ¿Quién sabía que realmente existe una ciudad llamada Sriracha?

Conversé con Griffin Hammond, director del breve documental titulado Sriracha, que abarca la historia y fenómeno de la salsa del gallo.

Yeah in the film we went to Thailand to kind of find out the story of the original. The sauce, I don’t know what it’s like in Vietnam, but in Thailand it was much runnier, a lot sweeter, and different consistency and kind of seemed like it went with different things too—similar ingredients, of course.

Sí, en la película fuimos a Tailandia para averiguar la historia de la original. La salsa, no sé cómo será en Vietnam, pero en Tailandia es mucho más aguada, más dulce, con una consistencia diferente y me parecía iba bien con cosas diferentes también —ingredientes similares, por supuesto.

Hammond explica más del trasfondo de la moderna sriracha, que empieza con David Trần y su viaje a Estados Unidos:

He was in Vietnam and he one of the many ethnically Chinese people that were sent out out of country, kinda pushed out of Vietnam after the war, and he was asked to get on a boat, called the Huey Fong.

Estaba en Vietnam y era uno de las muchas personas de etnia china que fueron expulsado del país, los sacaron de Vietnam después de la guerra, y le pidieron que se subiera a un bote llamado el Huey Fong.

A propósito, Huy Fong Foods es como David Trần llamó luego a su empresa.

Hammond relata:

There were 3,300 refugees on this boat, and finally after a month of living on this boat, Hong Kong relented, let them stay there for a little bit, and the UN relocated all these people and I think a large number them landed in the US.

Había 3,300 refugiados en este bote, y finalmente después de un mes de vivir en este, Hong Kong cedió, los dejó quedarse un poco, y las Naciones Unidas reubicó a todas esas personas y creo que una gran cantidad llegaron a Estados Unidos.

David Trần, sin un dólar en el bolsillo en ese momento, llegó primero a Boston, pero luego fue hasta Los Ángeles.

Hammond continúa:

When he was there, he was looking for a job and couldn’t really find anything he liked, but saw that a lot of Vietnamese people that wanted—they were eating phở and they didn’t have any hot sauce, like that from back home, and he just saw a market there and thought, ‘I could make some hot sauce,’ and that’s how he started making Sriracha.

Cuando estuvo ahí, buscaba trabajo y no encontraba nada que le gustara, pero vio que muchos vietnamitas querían  —comían phở y no tenían salsa picante, como la que comían en casa, entonces vio un mercado ahí y pensó: ‘podría hacer salsa picante’, y así es como empezó a hacer sriracha.

La pequeña empresa que Trần creó en 1980 ahora ha florecido y se ha expandido.

Actualmente hay una gran fábrica en Irwindale, al este de Los Ángeles, que prepara la provisión mundial de la salsa picante favorita de todos. Es más, si así lo quieren, se puede reservar un recorrido y verlo uno mismo.

Es difícil tener claro el origen de la sriracha. Recapitulemos: tenemos un refugiado chino-vietnamita que empezó a vender la salsa recién cuando llegó a Estados Unidos. La propia salsa está inspirada en la salsa sriracha de Tailandia, pero no es el mismo sabor, no exactamente.

Así que tal vez, ¿la sriracha es una mezcla de entre todas las culturas? ¿Una verdadera comida fusión?

Es un pensamiento intrigante, y tiene sentido a nivel global, sobre todo porque ideas y comidas viajan a través de fronteras. Y lo genial de la globalización es que, aunque David Trần nunca vendió sriracha en Vietnam, rápidamente se está convirtiendo en favorita al otro lado, de todas maneras.

Victor Nguyễn, que hace negocios en Asia, explica:

So I go back to Vietnam —I go to Asia maybe like once or twice a year on my schedule, and in the last few years, I’ve noticed that, whenever I post a message on Facebook or maybe like email my friends asking them if they want anything from California, or from LA, the number one answer is Sriracha sauce. This past trip, where I went in September, my entire check-in luggage was all Sriracha sauce. It was all literally, I think, I had about 15 bottles in my luggage.

Regreso a Vietnam —voy a Asia tal vez una o dos veces al año, y en los últimos años, he notado que cada vez que publico un mensaje en Facebook o tal vez cuando escribo a mis amigos preguntándoles si quieren algo de California o Los Ángeles, respuesta número uno es salsa sriracha. En este último viaje, en setiembre, todo el equipaje que fue en bodega era salsa sriracha. Todo, literalmente. Creo que tenía cerca de 15 botellas en mi equipaje.

Definitivamente, 15 botellas no es cosa de broma. Al final, esta mezcla de culturas hace de la sriracha una salsa realmente global con mucho amor vietnamieta. ¿Qué puede ser mejor que eso?

De todas maneras, ¿dónde estábamos? Ah, cierto, disfrutaba de mi bánh mì. Con sriracha, por supuesto. Pero en ese caso, puedo hacer la pregunta candente: “¿a qué comida prefieres ponerle sriracha?”

El mesero responde: “Oh…pizzas, probablemente”.

Eos suena bastante bien. Pero creo que ya es momento de dejar de molestar al personal. El lugar está recibiendo a la gente para la cena.

Escuchen este podcast sobre la sriracha, donde cuentan que la salsa es la favorita de todos, desde celebridades hasta público en general:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.