¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Quienes lo torturaron [deberían] decir la verdad”: Comisión tunecina escucha testimonios de libertad de la red de la dictadura

Grafiti en memoria del ciberdisidente Zouhair Yahyaoui, que fue encarcelardo y torturado por crear un crítico blog satírico sobre la dictadura de Ben Ali. Foto de Yamen via Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)

El bloguero tunecino Zouhair Yahyaoui, fundador del foro en línea satírico TUNeZone, fue encarcelado y torturado por publicar “noticias falsas”.

Su historia, como la de muchos, sale ahora a la luz como parte de una serie de audiencias públicas sobre violaciones de derechos humanos durante el gobierno de Zine El-Abidine Ben Ali, que gobernó Túnez con mano dura durante 23 años antes de ser destituido en enero de 2011.

Los blogueros, activistas y parientes que fueron sometidos a abusos por el régimen de Ben Ali por expresarse en línea o acceder a páginas prohibidas, testificaron sobre las violaciones de la dictadura contra la libertad de expresión y el derecho a la privacidad en Internet ante la Comisión de la Verdad y la Dignidad de Túnez.

Como parte de las reformas democráticas de Túnez y de los procesos de justicia de la transición, en diciembre de 2013 se estableció la Comisión de la Verdad y la Dignidad con el propósito de investigar crímenes y abusos que se remontan a julio de 1955 (justo después de la obtención de la autonomía de Francia) para ayudar a construir la democracia, desarmar el sistema autoritario y terminar con la impunidad de antiguos crímenes y violaciones.

La autoridad, que investiga más de 50.000 denuncias, decidió realizar audiencias públicas para una serie de casos de interés público, como los testimonios de mujeres y activistas de derechos de la mujer, las familias de manifestantes asesinados durante los disturbios del 2010- 2011, los que resultaron heridos en esta revuelta, y las victimas del reclutamiento forzado militar. Más de 11.000 de las denuncias recibidas por la comisión se relacionan con violaciones a la libertad y de expresión, en línea y fuera de línea.

La comisión dedicó una sesión pública exclusivamente a las violaciones de libertad en internet. Transmitida en televisión nacional en vivo y en línea, la audiencia se realizó dos días antes del día nacional de libertad en internet del país, que honra la memoria del bloguero Zouthair Yahyaoui.

La presidenta de la Comisión de la Verdad y la Dignidad, Sihem Ben Sedrine, víctima también de la policía cibernética de Ben Ali, empezó la sesión describiendo el sistema de control de la información de Ben Ali, que se ganó el titulo de “enemigo de la Internet“.

The repressive system had enormous technical, financial and human means, but also an important network that included the presidency, the ministry of interior, the external communication agency [the Ben Ali regime’s main propaganda agency, now dissolved], the former ruling party with all its branches specialized in monitoring activists’ online content…

El sistema represivo tuvo enormes recursos técnicos, financieros y humanos, y también una importante red que incluyó la presidencia, el Ministro de Interior, la agencia de comunicación externa [la ahora disuelta agencia de propaganda principal del régimen de Ben Ali], el anterior partido gobernante con todos sus ramas especializadas en vigilar los contenidos en línea de los activistas…

A principios del año 2000, el sistema represivo de Ben Ali fue tras Zouhair Yahyaoui, quien creó un blog con el seudónimo de Ettounsi (El Tunecino), antes que las autoridades de Túnez lo arrestaran y encarcelaran. Yahyaoui, pionero de la ciberdisidencia, fundó el foro satírico TUNeZINE en 2001, donde pedía a los lectores que votaran si es que Túnez era una “república, un reino, un zoológico o una prisión”.

El 4 de junio de 2001, policías vestidos de civil lo arrestaron en un cibercafé y durante los cuatro días siguiente a su arresto, su paradero fue desconocido. Luego fue procesado y sentenciado a dos años y cuatro meses por “publicar noticias falsas”. Su sentencia se redujo a dos años con una apelación.

En celebración del Día Nacional de la Libertad en Internet el 13 de marzo, la Oficina de Correos de Túnez publicó dos estampillas: la primera, en conmemoración de Zouhair Yahyaoui, y la segunda fue para el reconocimiento de los esfuerzos por una internet libre y abierta en Túnez.

En un testimonio en video, el periodista Taieb Moalla dijo: “Les puedo contar sobre la víctima, Zouhair, pero como lo conocía, le hubiera gustado ser recordado como un valiente disidente, [por] sus escritos satíricos que debilitó la imagen de Ben Ali”.

Moalla, amigo de Yahyaoui, dijo que el bloguero “desempeñó un papel muy importante en la revolución tunecina aunque sucediera cinco años después de su trágica muerte. A quienes lo torturaron, les decimos que no olvidaremos”, dijo.

La madre de Zouhair, Khadija Yahyaoui, también testificó sobre la vida de su hijo activista, y sobre las represalias del gobierno contra toda su familia por el activismo de su hijo. “Mi hijo solo estaba escribiendo sobre la verdad que los tunecinos enfrentaban, el día en que él decidió empezar su blog y hacerlo público, lo arrestaron”, dijo. “Durante un periodo largo, las autoridades se negaron a darnos cualquier información sobre mi hijo… ¡pensamos que había muerto en la cárcel!… todos estábamos bajo vigilancia”.

Zouhair fue liberado con libertad condicional en noviembre de 2003. Su salud se debilitó debido a las torturas, las malas condiciones en prisión y por muchas huelgas de hambre que realizó para protestar por su encarcelamiento. El 13 de marzo de 2005 murió de un ataque cardíaco a los 37 años de edad. “Quisiera ver a los que lo torturaron y que digan la verdad, luego que pidan perdón”, dijo la madre de Yahyaoui al final de su testimonio.

En otros testimonios, Sami Ben Gharbia, exdirector de Global Voices Advocacy y fundador del galardonado blog colectivo Nawaat, que presentó una queja contra la Agencia Tunecina de Internet (ATI), por sus prácticas de censura de internet durante la dictadura, habló sobre la evolución de la censura de internet durante el régimen de Ben Ali. Ben Gharbia comentó:

At the beginning, cyber-censorship in Tunisia was about blocking domain names of blogs like TUNeZINE, Kalima, Nawaat, and so on… then it evolved to keyword censorship, to finally hacking of email accounts and websites, starting from 2008, and through use of Deep Packets Inspection technologies after 2009.

Al principio, la cibercensura en Túnez bloqueaba nombres de los dominios de blogs, como el de TUNeZINE, Kalima, Nawaat, etc… Luego evolucionó a censura de palabras claves, y al final a intervención de correos electrónico y sitios web, desde 2008 y con tecnologías de Inspección a Fondo de los Paquetes después de 2009.

Ben Gharbia, quien pasó 13 años en el exilio forzado en los Países Bajos, también mencionó cómo el sistema de Ben Ali le pagaba a hackers para que accedieran ilegalmente a páginas web de oponentes políticos, de defensores de derechos humanos y borraran sus archivos. Cuando la ciberdisidencia empezó a publicar informes de investigación sobre la corrupción en los círculos familiares de Ben Ali en YouTube, DailyMotion, Facebook y Twitter, las plataformas fueron censuradas. YouTube y DailyMotion fueron bloqueados completamente hasta enero de 2011 en Túnez, mientras que para Facebook el régimen eligió principalmente atacar a páginas y cuentas específicas, aunque el sitio fue bloqueado durante 16 días en 2008.

En su último discurso como presidente de Túnez en la noche de 13 de enero, Ben Ali intentó apaciguar a los furiosos manifestantes, prometiendo reformas democráticas que incluían el fin de la censura de internet. Esa noche, los usuarios en el país pudieron acceder a sitios como YouTube y DailyMotion sin necesidad de utilizar herramientas de evasión.

Sin embargo, para Ben Gharbia y otros defensores de la red en Túnez, “no fue Ben Ali quien nos devolvió nuestra libertad de expresión en línea”, sino más bien las reformas que vinieron después, incluyendo las que fueron iniciadas por la Agencia Tunecina de Internet bajo el liderazgo de su anterior Director General, Moez Chakchouk. Establecida en 1996 con el objetivo de supervisar y operar el punto de intercambio de internet nacional (IXP por su nombre en inglés), el régimen de Ben Ali requirió a la Agencia Tunecina de Internet que alojara y operara censura de internet y equipo de vigilancia y software.

Desde 2011, la agencia ha adoptado reformas en favor de una internet abierta y libre, y ha dado pasos a mayor transparencia y luchado contra la censura, y sobre todo, impugnó y ganó una decisión judicial para filtrar la pornografía en 2012.

Después de la revolución, Túnez consagró los principios de libertad de la información y expresión en internet, con su nueva constitución y la adopción de las Resoluciones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que promueven y protegen los derechos humanos en línea en 2014 y 2016. Sin embargo, en esta nueva era, todavía siguen los intentos por limitar la libertad en línea.

Bajo la justificación de varios ataques terroristas que el país afrontó, el gobierno estableció en 2013 nuevas agencias espías, como por ejemplo, la Agencia de Telecomunaciones Técnicas (ATT), con la tarea de investigar los “crímenes de tecnologías de la comunicación” sin los mecanismos apropiados de supervisión y transparencia que asegurarían la protección de los derechos de usuario.

Actualmente, internet se mantiene sin censura en Túnez, y aunque el filtro y bloqueo de sitios web y el contenido tal vez preocupe a los usuarios, los activistas permanecen cautelosos de las prácticas de vigilancia. Ahora Túnez necesita “una mejor aplicación de los derechos a la privacidad”, y esto “nos obliga a mantenernos alerta al retorno de antiguas prácticas de vigilancia cibernética arbitraria, sobre todo porque quienes trabajan en esa agencia son, en parte, antiguos empleados de Ammar404″, dijo Ben Gharbia, refiriéndose al apodo que los internautas tunecinos dieron al sistema de vigilancia y censura de Internet del país, en referencia al infame mensaje de error “404 not found” que aparece cuando los usuarios intentan acceder a páginas bloqueadas.

No está claro si el proceso de justicia de transición de Túnez tendrá impacto en futuras políticas de libertad en internet, pero no hay duda que la audiencia pública del 11 de marzo fue histórica. Para un país alguna vez descrito como un “enemigo de internet”, reconocer sus abusos pasados es el primer paso hacia la reforma genuina, aunque continúen los desafíos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.