¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En Burundi, ejecuciones sumarias, violaciones y detenciones masivas todavía son cotidianas

Rebelde armado en Burundi (foto: NewsDay).

Este año, nuevamente el Consejo de Seguridad de la ONU se ha interesado por los trágicos sucesos que desgarran Burundi desde hace dos años. Y ha sido tras examinar el informe que acaba de presentar Adama Dieng, consejero especial de Naciones Unidas para la prevención del genocidio, sobre la situación de este país de centroafricano, que advierte del riesgo de «violencias masivas».

Un artículo titulado Blocage au Conseil de sécurité sur la situation au Burundi («Bloqueo en el Consejo de Seguridad sobre la situación de Burundi»), publicado en la web de noticias Bujumbura News, blog colectivo de internautas burundeses radicados fuera del país y que difunde únicamente información sobre Burundi, recuerda el origen de la crisis y sus consecuencias sobre la población:

Cette crise est née de la décision du président Pierre Nkurunziza de briguer en avril 2015 un troisième mandat, qualifié d’illégal par son opposition et une partie de son camp. Et elle a déjà fait des morts, de 500 (ONU) à quelque 2000 personnes tuées selon les ONG, des centaines de portés disparus et poussé quelque 400 000 personnes à l’exil.

Esta crisis nació en abril de 2015 de la decisión del presidente Pierre Nkurunziza de postularse a un tercer mandato, calificada de ilegal por la oposición y una parte de sus partidarios. Y ya ha causado muertos, entre 500 (ONU) y 2000 personas asesinadas según las ONG, cientos de desaparecidos y 400 000 exiliados.

El gobierno rechaza este informe, que califica de político, y habla de un complot internacional que pretende derrocarlo. No obstante, son numerosos los testimonios irrefutables que confirman estas graves acusaciones.

El pasado 8 de marzo, en un análisis sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, Zeid Ra'ad Al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se mostró inquieto al constatar que en Burundi:

tout espace démocratique a virtuellement disparu. Des abus des forces de sécurité continuent d'être enregistrés, dont des disparitions, des cas de torture et des arrestations arbitraires. Le Burundi a suspendu sa coopération avec le bureau du Haut-Commissariat aux droits de l'homme (HCDH), a déploré le Haut-Commissaire.

ha desaparecido virtualmente cualquier espacio democrático. Se siguen registrando abusos por parte de las fuerzas de seguridad, como desapariciones, casos de tortura y detenciones arbitrarias. Burundi ha suspendido su cooperación con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH), deploró el alto comisionado.

Como para confirmar estos temores, la web de la radio pública africana, rpa.bi, financiada por Cordaid, la Oficina Suiza de Cooperación, Care International, la Fundación Open Society, PNUD y ONU-Mujeres, señala que el martes 4 de abril de 2017 se reunieron grupos de Imbonerakure ─las juventudes del CNDD-FDD, partido actualmente en el poder─ de la región de Collines Mukungu et Muguruka, armados de machetes y garrotes:

Après ce rassemblement, ils se sont dirigés en colonnes vers la forêt de Rukambasi. Selon des témoins, ils étaient entre soixante et cent personnes. “Ils disent qu'ils vont dans la forêt de Rukambasi pour traquer des rebelles”, indiquent nos sources.
Les mêmes sources révèlent que d’autres Imbonerakure du parti au pouvoir venus de différentes localités s’apprêteraient à les rejoindre pour leur prêter main forte. Lundi matin, deux camions remplis de militaires se sont arrêtés à Mukungu et les soldats à bord sont partis à pied en direction de Rukambasi.
Les habitants de la localité doutent d'un quelconque combat dans la forêt de Rukambasi. La population craint plutôt pour leur sécurité, alors que les responsables administratifs à commencer par le Gouverneur de Makamba effectuent d'intempestives réunions dans cette localité. C’est le cas de deux réunions le 31 mars et le 3 avril 2017 dirigés par Gad Niyukuri, gouverneur de Makamba, dans la Zone Kazirabageni.
Tras reunirse, se dirigieron en columnas hacia el bosque de Rukambasi. Según los testigos, eran entre 60 y 100 personas. «Dicen que van al bosque de Rukambasi a perseguir rebeldes» indicaron nuestras fuentes.
Las mismas fuentes revelaron que otros Imbonerakure del partido en el poder llegados de distintas localidades se preparaban para unirse y ayudar al grupo. El lunes por la mañana, dos camiones cargados de militares se detuvieron en Mukungu, y los soldados que transportaban se dirigieron a pie hacia Rukambasi.
Los habitantes de la localidad dudan que haya combates en el bosque de Rukambasi. Más bien temen por su propia seguridad mientras varios responsables de la administración, empezando por el gobernador de Makamba, han comenzado a realizar reuniones intempestivas en esta localidad. Tal es el caso de los dos encuentros efectuados el 31 de marzo y el 3 de abril de 2017 dirigidos por Gad Niyukuri, gobernador de Makamba, en la Zona Kazirabageni.

La ONG Human Rights Watch ya denunció a los Imbonerakure por los abusos cometidos de forma étnicamente selectiva contra civiles. Esta organización señaló que:

Des membres des Imbonerakure et des policiers, parfois armés de fusils, de bâtons ou de couteaux, ont violé des femmes dont des parents de sexe masculin étaient considérés comme des opposants au gouvernement. Dans certains cas, les Imbonerakure ont menacé ou agressé le parent de sexe masculin avant de violer la femme. Ces femmes ont souvent continué de subir des menaces suite au viol.

Des Imbonerakure et des policiers ont violé des femmes qui tentaient de passer en Tanzanie, apparemment pour les dissuader de quitter le Burundi.

Des Imbonerakure ont mis en place des barrages routiers et des postes de contrôle dans certaines provinces. Ils ont extorqué de l’argent aux passants et les ont harcelés, et, alors qu’ils ne disposent d’aucune autorité en la matière, ont arrêté des personnes qu’ils soupçonnaient d’être liées à l’opposition. Ils ont également fait du porte à porte pour extorquer de l’argent aux habitants.

Miembros de los Imbonerakure y la policía, en ocasiones armados de fusiles, de garrotes o cuchillos, violaron a mujeres cuyos padres estaban considerados opositores al gobierno. En algunos casos, los Imbonerakure amenazaron o agredieron al padre antes de violar a la mujer. A menudo, estas mujeres deben seguir soportando amenazas tras su violación.

Imbonerakure y policías han violado a mujeres que intentaban pasar a Tanzania, aparentemente para disuadirles de abandonar Burundi.

Algunos Imbonerakure han montado barricadas y puestos de control en las carreteras de algunas provincias. Acosan y extorsionan a quienes pasan para sacarles dinero, y aunque no tienen ninguna autoridad en la materia, han detenido a personas que sospechaban estaban vinculadas a la oposición. Igualmente, han ido puerta a puerta para extorsionar dinero a los habitantes.

Tras haber enviado en marzo de 2016 una misión conjunta, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y su subsidiaria burundesa declararon haber constatado delitos que competen al Tribunal Penal Internacional que pusieron en conocimiento de Fatou Bensouda:

De retour d’une mission d’enquête menée au mois de mars 2016 au Burundi, la FIDH et ITEKA, son organisation membre au Burundi, avaient indiqué le 14 avril que “la nature des crimes constatés par la mission de la FIDH relèvent de la compétence de la Cour pénale internationale” et appelé la Procureure à « décider [de] l’ouverture à tout le moins d’un examen préliminaire sur la situation au Burundi qui est un État partie au statut de la CPI ».Nos organisations se félicitent d’une telle décision et espèrent que, au regard de la gravité des crimes commis et de l’absence de justice au niveau national, la CPI ouvrira rapidement une enquête sur les très graves crimes commis au Burundi.

A su regreso de una misión de investigación realizada durante el mes de marzo de 2016 en Burundi, indicaron el 14 de abril que «la naturaleza de los delitos constatados por la misión de la FIDH entran dentro de las competencias del Tribunal Penal Internacional», y pidieron a la fiscal que «diera vía libre a la apertura de al menos un examen preliminar sobre la situación de Burundi, que es un Estado Parte del estatuto del TPI». Nuestras organizaciones se felicitan por esta decisión, y esperan que, en vista de la gravedad de los delitos cometidos y de la ausencia de justicia en el ámbito nacional, el TPI abra rápidamente una investigación sobre estos graves delitos cometidos en Burundi.

En un artículo aparecido en la web sentinelle-droit-international.fr, Gabin EYENGA señaló que el 25 de abril de 2016, Fatou Bensouda anunció que su oficina había decidido iniciar un examen preliminar de la situación de Burundi desde abril de 2015, y explicó así el procedimiento:

Un examen préliminaire est un processus par lequel les renseignements disponibles sur une situation sont examinés afin de déterminer en toute connaissance de cause s’il existe une base raisonnable pour ouvrir une enquête au regard des critères posés pas le Statut de Rome. Cet examen « ne constitue en aucun cas une enquête, » Il la précède et la conditionne plutôt. Cette décision du Procureur de la Cour pénale internationale fait suite à la situation humanitaire au Burundi qualifiée de « très préoccupante en matière de droit humain » par le Sous secrétaire général des Nations Unies au Droit de l’homme, Ivan Simonovic.

… A l’issue de l’examen préliminaire de la situation au Burundi le Procureur rédigera des conclusions ou un rapport dans lequel on trouvera une première qualification juridique des crimes allégués relevant de la compétence de la Cour. Cet examen se fera sur la base des faits et des renseignements fournis à son Bureau. Il pourra également, conformément aux dispositions de l’article 15 paragraphe 2 du Statut de Rome,

Un examen preliminar es un proceso por el que se examinan las informaciones disponibles sobre una situación, a fin de determinar con conocimiento de causa si existe una base razonable para abrir una investigación a la vista de los criterios establecidos por el Estatuto de Roma. Este examen «no constituye en ningún caso una investigación», sino que la precede y condiciona. Esta decisión del Fiscal del Tribunal Penal Internacional es resultado de la situación humanitaria de Burundi, calificada de «muy preocupante en materia de derechos humanos» por el subsecretario general de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ivan Simonovic.

(…) Al finalizar este examen preliminar sobre la situación de Burundi, el fiscal redactará un pliego de conclusiones o un informe en el que se otorgará una primera calificación jurídica a los delitos que supuestamente competen al tribunal. Este examen se basará en hechos e informaciones suministradas a su oficina.

Mientras tanto, Burundi decidió abandonar el TPI, algo que lamenta el bloguero burundés en un artículo publicado en la web colectiva yaga-burundi.com, que reúne a blogueros dedicados a cambiar las mentalidades.

Je suis de ceux qui pensent que quitter la CPI est une mauvaise décision, qui ne fait que consacrer l’impunité des criminels puissants que les juridictions locales n’osent pas juger.

Mais ce que je regrette le plus, c’est que cette décision est taillée sur mesure. Le pouvoir de Bujumbura se dit : “Il faut tout faire pour nous protéger”.  En effet, il est dans une situation difficile. Contesté à l’intérieur, accusé de violations massives des droits de l’homme, acculé par les sanctions internationales, il est en mal de légitimité. Si la CPI se met à faire des enquêtes ou à lancer des mandats d’arrêt, ce sera un signe de culpabilité, même si, en théorie, la présomption d’innocence doit primer.  Laisser la CPI enquêter affaiblira encore plus la légitimité du gouvernement.

Mais nos dirigeants oublient l’essentiel : l’avenir. Une maxime très populaire dit qu’un homme politique pense à la prochaine élection, alors qu’un leader pense à la prochaine génération. Pour moi, si le pouvoir de Bujumbura pensait à la prochaine génération, il ne quitterait pas la CPI. Il est possible que dans 5 ou 10 ans ceux qui sont au pouvoir n’y soient plus, qu’ils soient remplacés par un autre pouvoir, beaucoup plus arbitraire peut-être (ce n’est pas mon vœu). A ce moment-là, ceux qui décident aujourd’hui de quitter la CPI, leurs enfants, seront peut-être les premiers à crier pour que cette cour vienne les protéger. Mais ce sera trop tard.

Soy de los que piensan que abandonar el TPI es una mala decisión, que no hace más que consagrar la impunidad de los delincuentes poderosos que las jurisdicciones locales no se atreven a juzgar.

Pero lo que más lamento, es que esta decisión esta hecha a medida. El poder de Bujumbura se dice: «hay que hacer todo lo posible para protegernos». En efecto, se encuentra en una situación difícil. Cuestionado dentro del país, acusado de violaciones masivas de los derechos humanos, acorralado por las sanciones internacionales, anda escaso de legitimidad. Si el TPI comienza a investigar o a emitir órdenes de arresto, será un signo de culpabilidad, incluso si, en teoría, debe prevalecer la presunción de inocencia. Dejar que el TPI investigue debilitará aún más la legitimidad del gobierno.

Pero nuestros gobiernos olvidan lo esencial: el futuro. Una máxima muy popular dice que un hombre político piensa en las próximas elecciones, mientras que un líder piensa en la próxima generación. Yo creo que si el poder de Bujumbura pensase en la próxima generación, no abandonaría el TPI. Es posible que en cinco o diez años, los que hoy están en el poder ya no sigan allí, que hayan sido sustituídos por otro poder, quizás mucho más arbitrario (ojalá no sea así). Puede que entonces quienes hoy deciden abandonar el TPI y sus hijos sean los primeros que pidan protección a ese tribunal. Pero será demasiado tarde.

Un video que circula por internet muesta a jóvenes Imbonerakure coreando un lema con el que invitan a sus miembros a violar a mujeres tutsi. El 4 de abril de 2017, el bloguero

Quand l’Onu vous a taxés d’être une milice du parti au pouvoir, vous l’avez réfuté,  clamant haut et fort que vous êtes « des partisans de la démocratie, épris de paix, fortement attachés à la République et animés d’un esprit de tolérance,  victimes d’une campagne de diabolisation et de médisance »(nldr) . Sur ce, je voudrais de tout mon cœur croire que cette vidéo n’est que pur montage, car malgré tout, vous êtes mes frères et aux yeux du monde, l’image que vous donnez  affecte tous les jeunes du Burundi. Si je voulais vous prendre au mot, je vous demanderais pourquoi vous vous efforcez de donner raison à tous ces colons impérialistes qui nous traitent de sauvages.

Chers imbonerakure, le Burundi est un grand chantier, et les défis qui pourraient nous inspirer des chansons guerrières ne manquent pas: notre petit pays a une population estimée à 11,1 millions d’habitants dont 70% des jeunes pour  une superficie de 27 834 km². Nous avons un PIB par habitant de 315 $ avec un taux de croissance  de – 2,4 % en 2015 et un chômage qui va croissant. Nous sommes  parmi les pays les plus corrompus au monde, le deuxième pays le plus malheureux au monde d’après les Nations Unies, le troisième plus pauvre aussi en 2016.

Cuando la ONU los tachó de ser una milicia del partido en el poder, lo refutaron, y reclamaron con todas sus fuerzas que eran «partisanos de la democracia, enamorados de la paz, fuertemente apegados a la República y animados de un espíritu de tolerancia, víctimas de una campaña de demonización y de calumnias» (nota de redacción). Sobre ese asunto, me encantaría creer que ese video no es más que un montaje, porque a pesar de todo, son mis hermanos, y a los ojos del mundo, la imagen que dan afecta a todos los jóvenes de Burundi. Si los tomara al pie de la letra, les preguntaría por qué se esfuerzan en dar la razón a todos esos colonos imperialistas que nos tratan de salvajes.

Queridos imbonerakure, Burundi es una enorme zona en obras, y no faltan los retos que nos podrían inspirar canciones guerreras: nuestro pequeño país tiene una población estimada de 11,1 millones de habitantes, de los que el 70% son jóvenes, en una superficie de 27 834 km². Tenemos un PIB por habitante de 315 $, con una tasa de crecimiento de – 2,4 % en 2015 y un desempleo en alza. Estamos entre los países más corruptos del mundo, y según las Naciones Unidas, somos el segundo país menos feliz del mundo y también fuimos el tercero más pobre en 2016.

No obstante, el CNDD-FDD proclamó en un comunicado que esta práctica es contraria a sus ideales.

Ya en 1994, según la web colectiva ujumburanewsblog.wordpress.com, un informe de Naciones Unidas sobre la crisis burundesa de 1993, elaborado por una comisión independiente de investigación, llegó a la conclusión de que se habían producido «actos de genocidio» con ocasión de otra crisis.

A pesar de tanta tragedia, según escribió en la web iwacu-burundi.org ─que afirma ser un equipo compuesto de unas cincuenta personas que reflejan toda la diversidad de Burundi─ el presidente Nkurunziza declaró el pasado diciembre en una conferencia pública que «no podría rechazar postularse a otro mandato si el pueblo así lo pedía». El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha expresado su inquietud.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.