¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

A medida que se acercaba el plazo para salir de Arabia Saudita, trabajadores etíopes estaban entre la espada y la pared

Imagen obtenida del reportaje en Ethiotube “Los etíopes en Arabia Saudita se quejan del lento funcionamiento de su embajada”.

En Arabia Saudita, miles de trabajadores emigrante etíopes solicitaron al Gobierno etíope que agilice su regreso y les ayude a preparar documentos que garanticen sus visados de salida. Esto se debe a que el país del Golfo se prepara para empezar hasta a medio millón de ciudadanos etíopes.

En marzo de 2017, el Gobierno saudita concedió a los trabajadores migrantes ilegales un plazo de 90 días para abandonar el país.

Arabia Saudita y su vecino Qatar están entre los pocos países que obligan a los trabajadores extranjeros a contar con visados de salida antes de sus salida del país. Con el fin de garantizar dichos visados se debe tener otros documentos en orden.

Según lo anunciado por el canal de radio y televisión por satélite de Etiopía (ESAT) que transmite desde fuera del país:

Since Saudi officials announced those with illegal status to leave the country Ethiopian immigrants are strongly accusing Ethiopian embassy in Saudi Arabia for not helping them to return to Ethiopia.

Debido a que las autoridades sauditas anunciaron que las personas en una situación ilegal debían abandonar el país, los inmigrantes etíopes acusan a su embajada en Arabia Saudita de no facilitarles el regreso a Etiopía.

Pocos días antes del vencimiento del plazo y tras meses de atrasos administrativos por parte de la embajada, tan solo 80 000 etíopes obtuvieron documentos para abandonar el país de forma legal.

De los 400 000 etíopes indocumentados que viven en Arabia Saudita apenas poco más de 80 000 “consiguieron visados de salida”; faltan 11 días para concluya la amnistía.

Alrededor de 750 000 emigrados etíopes viven en Arabia Saudita, y la mayoría son trabajadores ilegales.

Son varias las maneras en las que los etíopes entran en Arabia Saudita: algunos viajaron en avión como trabajadores autorizados, mientras que otros entran al país por tierra con la ayuda de contrabandistas. También se da el caso de algunas personas que se quedaron en el país tras haber realizado la peregrinación islámica hacia La Meca.

Tan solo 30 000 emigrados habían vuelto a Etiopía a fines de junio. Sin embargo, a pesar de las repatriaciones, la mayoría de emigrantes seguirán en el país cuando el plazo acabe. Las autoridades sauditas anunciaron }que comenzarían a atacar y a deportar trabajadores migrantes el 30 de junio.

Cuando en 2013 las autoridades sauditas llevaron a cabo intervenciones similares, los migrantes etíopes fueron víctimas de ataques físicos que resultaron mortales. Los trabajadores que deseaban volver a Etiopía fueron retenidos en centros de detención provisionales que no tenían comida adecuada ni refugio.

Durante la deportación de 2013, los etíopes hicieron uso de los redes sociales y organizaron así su protesta contra Arabia Saudita.

A pesar de estas dificultades y las promesas del Gobierno etíope de un rápido reasentamiento, hay emigrados que no quieren regresar a Etiopía, donce no hay muchas oportunidades económicas.

Según dijo el periodista residente en el país saudita:

It is horrifying that most Ethiopians have not shown an interest in returning home despite risk of violence.

Es terrible que la mayoría de etíopes no haya mostrado interés de volver a casa a pesar del peligro de violencia.

Mientras los trabajadores se preocupan por su futuro, el Gobierno etíope se comprometió a rebajar a la mitad el precio de los billetes de avión para quienes vuelen con Ethiopian Airlines, y también ofreció dar trabajos y reubicarlos a su llegada. Sin embargo, la mayoría tan solo lo ve como falsas promesas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.