¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La comunidad africana reacciona a palabras de Emmanuel Macron sobre índices de natalidad en África

Emmanuel Macron de visita en Mali – Captura de pantalla de YouTube

El 11 de julio de 1987 es el Día de los cinco mil millones, es decir, la fecha aproximada en la que la población mundial alcanzó esa cifra. Como resultado, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo creó el Día Mundial de la Población, que desde 1989 se celebra cada 11 de julio con la esperanza de que todo el mundo preste atención a los importantes y urgentes problemas poblacionales.

Con la aprobación de la resolución 45/216 en diciembre de 1990, la Asamblea General de la ONU decidió conservar el Día Mundial de la Población para sensibilizar y, sobre todo, promover los vínculos entre los asuntos relacionados con la población, el medio ambiente y el desarrollo. Ese año muchos países siguieron el ejemplo del PNUD y comenzaron a celebrar el día en sus territorios.

Cada año se elige un tema para la ocasión, y esta vez el elegido fue la “planificación familiar, para empoderar a las personas y contribuir al desarrollo de los países“. El destino quiso que este año coincidiera con las declaraciones del presidente francés Emmanuel Macron sobre la explosión demográfica de África. Sus respuestas a las preguntas de un periodista africano durante una rueda de prensa en la cumbre del G20 generaron un intenso debate en las redes sociales. La publicación digital koaci.com evaluó:

Le Président français Emmanuel Macron a crée la polémique en liant le sous développement de l’Afrique à sa démographie lors d’une conférence de presse au G20 à Hambourg (Allemagne).

Au G20, le nouveau chef de l’ Etat français a crée la polémique en s’en prenant à la fécondité des femmes africaines.

Interrogé sur le développement de l'Afrique, Emmanuel Macron a pointé sur les «7 à 8 enfants» des femmes africaines comme un problème «civilisationnel »

“Le défi de l'Afrique”, “il est civilisationnel”, a déclaré M. Emmanuel Macron, avant de demander : “Quels sont les problèmes de l'Afrique ?” Il cite alors “les Etats faillis, les transitions démocratiques complexes, la transition démographique qui est (…) l'un des défis essentiels de l'Afrique”. “Quand des pays ont encore sept à huit enfants par femme, vous pouvez décider d'y dépenser des milliards d'euros, vous ne stabiliserez rien”, poursuit-il.

El presidente francés Emmanuel Macron generó polémica al vincular el subdesarrollo de África con su demografía durante una rueda de prensa en la cumbre del G20 celebrada en Hamburgo, Alemania.

En ese contexto, el nuevo jefe de Estado francés desató la polémica al atacar la fertilidad de las mujeres africanas.

Preguntado sobre el desarrollo de África,  Emmanuel Macron destacó los “siete u ocho hijos” de las mujeres africanas como un problema “social”.

“El desafío de África es social”, declaró Macron. “¿Cuáles son los problemas de África?”, preguntó. “Estados fallidos, complejas transiciones democráticas, un cambio demográfico que es […] uno de los desafíos característicos de África. Cuando en un país las mujeres tienen siete u ocho hijos, se puede tomar la decisión de invertir miles de millones de euros, pero la situación no se estabiliza”, continuó el mandatario.

A continuación, el video de las declaraciones (clic en la imagen para ver el video):

Captura de pantalla del vídeo de E. Macron de Indy100

Mientras esperaban reacciones de los jefes de Estado africanos, miembros de la web visionguinee.info estaban atónitos:

Pas une déclaration, aucune réaction. Les chapelles présidentielles n’ont pas tinté les cloches de l’indignation. Dans un silence coupable, à la limite approbateur, les chefs d’Etat africains, les organisations régionales ou sous-régionales n’ont signé aucun communiqué regrettant ou recadrant les propos condescendants d’Emmanuel Macron sur la démographie galopante qui freinerait le développement de l’Afrique…

Le tollé médiatique des propos d’Emmanuel Macron est à la hauteur des réactions d’indignation et de condamnation sur les réseaux sociaux. Répondant aux questions d’un journaliste ivoirien lors du sommet du G20 en Allemagne, Emmanuel Macron avait fait le lien entre le sous-développement de l’Afrique et l’explosion démographique sur le continent dans des propos qui rappellent le discours de Dakar de Nicolas Sarkozy.

Ni declaraciones ni reacciones por parte de los presidentes africanos. Las sedes presidenciales no estallaron de indignación precisamente. Con un silencio culpable, que duró el tiempo justo, los jefes de Estado de África y las organizaciones regionales y subregionales no se refirieron ─y mucho menos lamentaron─ a los comentarios condescendientes de Macron sobre la explosión demográfica que está poniendo freno al desarrollo de África…

El descontento de los medios con las palabras de Macron coincide con las reacciones de indignación y condena vistas en las redes sociales. En respuesta a una pregunta de un periodista marfileño durante la cumbre del G20 en Alemania, Macron vinculó el subdesarrollo de África con la explosión demográfica en el continente, lo cual recordó al discurso de Nicolas Sarkozy de 2007 en Dakar.

En respuesta a un comentario de Mohamed Camara, presidente de la Asociación para la Promoción de la Democracia y la Buena Gobernanza, en Facebook, el usuario Bouba Camara apoyó las palabras del presidente francés aunque añadió sus propias críticas:

My dear president the fact that we have a growing demographic is a fact which no one can deny, but the question that we must ask: is this up to a non-African president to tell our women how many children they should have?  I say no because French Colonial Africa is behind us. I believe rather it is for our respective African governments to fight against this trend, and only if it is truly a liability.  Doing this by opting for good birth and infant mortality policies, but also implementing a family planning system as all other concerned governments do for their populations; without omitting that what he shames us for is also an advantage in another sense, because African populations are largely young and active, thus guaranteeing retirement for our predecessors.  While in the West, the population is aging, inactive, and so inactive so their retirement is in danger, this is a fact.

Mi querido presidente, nadie puede negar que tenemos una población creciente, pero la pregunta es: ¿le corresponde a un presidente no africano decirle a nuestras mujeres cuántos hijos deben tener? Yo digo que no porque tenemos atrás el pasado colonial de Francia en África. Creo más bien que compete a nuestros respectivos Gobiernos africanos luchar contra esta tendencia, pero solo si se trata realmente de una carga. Se debe optar por partos seguros y políticas que reduzcan la mortalidad infantil, y por sistemas de planificación familiar que el resto de Gobiernos se preocupa de implementar para su pueblo. Todo sin olvidar que aquello por lo que nos quiere hacer sentir avergonzados es también una ventaja, ya que la mayoría de la población africana es joven y activa, lo cual garantiza el retiro de nuestros predecesores. En Occidente, en cambio, la población está envejecida e inactiva. Eso pone en peligro las jubilaciones. Es un hecho.

Charles Ldv Sanches de Senegal escribió:

I believe Macron has felt the full extent of our anger. From now on he and others will take a moment before broaching with glibness the difficult realities of Africa.  What was the shocking for me is the twisting of reality.  Beyond the impression of a lecturing teacher, overall, his comments are false.  From the Marshall Plan, to public development aid via the demographic issue in order to finish on the diagnoses of problems which plague the continent.  A damaging, simplistic generalization and lack of accountability for his own country and continent on the situation Africa is in. To the Africans who say that the best way to respond to Macron is to ignore him, I want to know why you are opening your mouths? Shut it, and let us answer.  We're not responding out of emotion, we're responding in order to establish the truth!

Creo que Macron ha sentido todo el alcance de nuestro enfado. A partir de ahora, él y otros se lo pensarán dos veces antes de hablar tan a la ligera de las complicadas realidades de África. Lo que me impactó fue la distorsión de la realidad. Más allá de su pinta de profesor dando clase, sus palabras son en general falsas. Del Plan Marshall a la ayuda pública al desarrollo, pasando por el problema demográfico hasta los diagnósticos para los problemas que asolan el continente. Una generalización simplista y dañina y una falta de responsabilidad por parte de su país y su continente en la situación en la que se encuentra África. A los africanos que dicen que la mejor manera de responder a Macron es no hacerle caso, me gustaría saber por qué abren la boca. Ciérrenla y déjennos responder. No nos estamos dejando llevar por los sentimientos. Estamos intentando establecer la verdad.

Noel Gnimassou, residente en Fria, ciudad en el interior de Guinea, comentó:

Here is what irritates me about Africans: they assume the right to criticize the West, to mock them, even insult them. Sarkozy this, Trump that, Macron's a racist, etc. We publish jokes, photos, and caricatures of them.  We dissect and condemn their statements often by questioning their ability to handle the affairs of their own country and of the world. But we Africans barely tolerate the least bit of criticism towards us, be it objective or constructive.

Lo que me irrita de los africanos es que se creen con derecho a criticar a los occidentales, a burlarse de ellos e incluso insultarlos. Sarkozy esto, Trump lo otro, Macron es un racista, etc. Publicamos bromas, fotos y caricaturas de ellos. A menudo diseccionamos y condenamos sus declaraciones, cuestionamos su capacidad para encargarse de los asuntos de sus propios países y del mundo. Sin embargo, los africanos apenas toleramos las críticas hacia nosotros, por pequeñas que sean, incluso cuando son objetivas o constructivas.

La opinión generó un gran número de reacciones, a menudo en desacuerdo. Clairefall Fatou, estilista residente en Dakar, escribió:

Why not have 7 or 8 children when one can support them? It's a joy living in a big family!  We have to be proud of our culture, it's beautiful and what works for others does not necessarily work for us Africans.  Stop underestimating us! We have potential, and I believe everyone must set to work for the future of Africa

¿Por qué no tener siete u ocho hijos si se pueden mantener? ¡Vivir en una gran familia es maravilloso! Debemos estar orgullosos de nuestra cultura. Es maravillosa, y lo que funciona para los demás no tiene por qué funcionar para nosotros los africanos. ¡Basta de menospreciarnos! Tenemos potencial y creo que todos debemos ponernos a trabajar por el futuro de África.

El debate no se limitó a usuarios de redes sociales. En realidad, hasta el presidente de la Unión Africana, Alpha Condé, participó en el debate. El también jefe de Estado de Guinea, tercer país del que más inmigrantes llegan a Europa a través del Mediterráneo, declaró indignado:

When you speak of the explosive demographic, this is Malthusian, this is against Africa. Today, the other continents envy our demography, because they are an aging population. Our youth is our advantage. Therefore, we must adapt our language for what we want for Africa.

Cuando se habla de explosión demográfica, es maltusiano y se actúa contra África. Hoy en día, el resto del mundo envidia nuestra población, porque la suya está envejeciendo. Nuestra juventud es nuestra ventaja. Por tanto, debemos adaptar nuestro lenguaje a lo que queremos para África.

Hay razones para preguntarse si “su excelencia, el profesor Alpha Condé, presidente de Guinea”, como se le conoce en los medios, habló en nombre de todos sus colegas. No en vano, el Día Mundial de la Población, con la planificación familiar como tema principal, se celebró prácticamente en toda África. Por ejemplo, el ministro de Población de Níger, el doctor Kaffa Rakiatou Christelle Jackou, y la  ministra de Economía, Finanzas y Desarrollo de Burkina Faso, Rosine Coulibaly, destacaron la importancia de controlar las poblaciones crecientes, así como la necesidad de mejorar el acceso a los métodos de planificación familiar para así empoderar a las mujeres y reducir los desafíos que la explosión demográfica plantea para las frágiles economías africanas.

Incluso en la propia Guinea parece que hubo reacciones de todo tipo, ya que el director nacional de población y desarrollo (DNPD), Mohamed Sano, dejó claro que su país también celebraría el Día Mundial de la Población, con la planificación familiar como tema central, al igual que sus homólogos internacionales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.