¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Investigadoras mexicano-estadounidenses reivindican la tradición para cambiar nuestra alimentación

Luz Calvo, de “Decolonize Your Diet” (a la derecha), decora postres con Adilia Torres (a la izquierda), en una cena para recaudar fondos para el East Bay Meditation Center, en abril de 2016. Foto: perfil público de Facebook. Usada con autorización.

Al igual que muchas prácticas culturales, lo que comemos y lo que consideramos saludable forman parte de nuestro entorno, que también es el resultado de innumerables influencias culturales, históricas, políticas y económicas. Dos investigadoras de la Universidad Estatal de California en Estados Unidos, Luz Calvo y Catrióna Rueda Esquibel, se inspiraron en estos hechos y crearon el proyecto y el libro de recetas “Decolonize Your Diet” [Descoloniza tu dieta] para resaltar cómo los hábitos alimenticios se relacionan con los imperios y para rescatar la sabiduría de las comunidades abandonadas por la modernidad.

Calvo y Rueda Esquibel recopilan estrategias de la antigua cultura mexicana y de las tradiciones chicanas (mexicano-estadounidenses):

Decolonize Your Diet will walk with you as you reclaim your culture by sharing recipes, cooking techniques, and discussions of ingredients. We believe that food is medicine and we share information about the health benefits of ancestral foods, herbs, and teas. We encourage you to talk to your elders, relatives, and traditional healers in your community to learn from their wisdom and knowledge. We honor cultural knowledge by contributing what we know. We encourage you to do the same […] As US-born Latinos/as, we have much to learn from the way our ancestors ate. Eating our ancestral foods can help us prevent and treat the diseases that result from adopting the Standard American Diet. […]

Decolonize Your Diet te acompañará cuando reivindiques tu cultura cuando compartas recetas, técnicas de cocina y comentarios sobre ingredientes. Creemos que la comida es medicina y difundimos información sobre los beneficios para la salud de alimentos, hierbas y tés milenarios. Te recomendamos hablar con personas mayores, parientes y sanadores tradicionales en tu comunidad para aprender sobre su sabiduría y conocimiento. Honramos el conocimiento cultural aportando lo que sabemos. Te alentamos a hacer lo mismo. [….] Como latinas nacidas en Estados Unidos, tenemos mucho que aprender sobre cómo se alimentaban nuestros ancestros. Consumir nuestros alimentos ancestrales puede ayudarnos a prevenir y tratar las enfermedades que surgen como consecuencia de la dieta estándar estadounidense. […]

La salud fue motivación muy importante para Luz Calvo. Calvo comenzó a investigar los alimentos en profundidad luego de que le diagnosticaron cáncer de mama. Así empezó su compromiso con consumir comida orgánica y no procesada y con hacer que cada comida sea “una oportunidad para evitar que el cáncer reaparezca. ¡Todo bien hasta ahora!”.

Global Voices habló con Luz Calvo para conocer más el proyecto y qué más inspiró “Decolonize Your Diet”:

GV: ¿Qué es “Decolonize Your Diet”?

Luz Calvo (LC): We are theorizing decolonization from the point of view of Mexican American (our preferred term is Chicanx) peoples. Decolonizing our diets means that we are trying to reconnect with healthier ways to nourish ourselves. This means connecting to our ancestral knowledge—knowledge that has been passed down for thousands of years in the Americas. We research pre-Hispanic era foods in order to better understand the wealth of indigenous food knowledge that is the root of much of contemporary Mexican cuisine. So to us, decolonizing our diets is a political stance, one that rejects white supremacy and Eurocentrism as the organizing narrative of “healthy” food and recognizes the cultural knowledge held by our immigrant communities.

Luz Calvo (LC): Teorizamos sobre la descolonización desde el punto de vista del pueblo mexicano-estadounidense (preferimos llamarlo chicano). Descolonizar nuestras dietas significa volver a conectarnos con formas más sanas de nutrirnos. Es decir, conectarnos con nuestro conocimiento ancestral que pasó de generación en generación por miles de años en el continente americano. Investigamos alimentos prehispánicos para comprender mejor el inmenso conocimiento alimenticio indígena que es la base de una gran parte de la cocina mexicana contemporánea. Así que, para nosotras, descolonizar nuestras dietas es una postura política, que rechaza la supremacía blanca y el eurocentrismo como las bases de la alimentación “sana” y reivindica el conocimiento cultural de nuestras comunidades de inmigrantes.

GV: ¿De dónde vino la idea? ¿Qué la inspiró?

LC: There are a lot of reasons that we felt compelled to write this book. We’re Ethnic Studies professors in the business of teaching culturally relevant history to Cal State students. We found that many of the models of healthy eating emphasized the Mediterranean diet, which is really just the Greco-Roman model of western civilization. We wanted to emphasize how the native foods of America had a profound influence on cuisines all over the world. All the chiles, tomatoes, corn, potatoes, squash, many of the berries, most of the beans in the world all originated in indigenous American cultures.  So we wanted to shift the focus to show how a Meso-American diet is traditionally healthy: with a wide variety of fruits and vegetables, plant-based proteins, and an amazing array of flavors.

LC: Tuvimos el deseo de escribir este libro por muchas razones. Somos profesoras universitarias de estudios étnicos. Enseñamos historia con relevancia cultural a estudiantes de la Universidad Estatal de California. Descubrimos que muchos de los modelos de alimentación saludable se centran en la dieta mediterránea, que es simplemente el modelo grecorromano de la civilización occidental. Queríamos destacar cómo los alimentos autóctonos de América influenciaron profundamente las cocinas regionales de todo el mundo. Los chiles o ajíes, los tomates, el maíz, las papas, la calabaza, muchas de las bayas, la mayoría de los frijoles del mundo se originan en las culturas indígenas americanas. Por eso quisimos cambiar el punto de vista y mostrar que una dieta mesoamericana tradicional es saludables, con gran variedad de frutas y vegetales, proteínas vegetarianas y un surtido increíble de sabores.

GV: ¿Por qué creen que debemos descolonizar lo que comemos? ¿En qué forma está colonizado?

LC: A lot of people think that eating healthy means eating to lose weight, or going without. One student told us that she had tried and tried to eat more healthy, to eat salads instead of her regular meals. “I failed,” she said. This student, a child of Mexican immigrants, had internalized dominant US culture’s narrative about what constitutes healthy eating (largely eating salads and being skinny). There is a misconception that Mexican food is inherently unhealthy. However, the diet of rural Mexico is rich in fruits and vegetables: corn, beans, squash, chiles, nopales, and wild greens are all central to the rural Mexican diet. Once this student examined her diet by reading ingredients and tracking the content of the foods, she realized that the tamales, vegetable soups, salsas did not need to be eliminated! Instead, she cut out the sugary drinks like soda. She talked to her family about alternatives, such as water and unsweetened or lightly sweetened agua frescas. As a young mom, she has continued to practice healthy eating following our principles. And she is raising her son on home-cooked Mexican meals!

Through our research, we have come to understand that most ancestral diets (pre-1950s) were healthy, including the Meso-American diet. We find it objectionable that doctors will often recommend a “Mediterranean diet” to their Mexican patients, without understanding that the beans, corn, and vegetables that are central to the Mexican ancestral diet is just as, if not more, healthy.

LC: Muchas personas creen que comer sano es comer para bajar de peso, o pasar hambre. Una estudiante nos contó que había intentado comer más sano una y otra vez, comer ensaladas en vez de comidas normales. “Fracasé”, decía. Esta estudiante, hija de inmigrantes mexicanos, había internalizado la narrativa dominante de la cultura estadounidense sobre qué es comer sano (comer más que nada ensalada y ser flaco). La gente cree que la comida mexicana intrínsecamente no es saludable. Pero se equivocan, pues la dieta rural mexicana contiene muchas frutas y verduras: el maíz, los frijoles, la calabaza, los chiles, los nopales y los vegetales de hoja silvestres son alimentos centrales. Una vez que esta estudiante analizó su dieta, leyó los ingredientes y registró sus alimentos, se dio cuenta de que no necesitaba eliminar los tamales, las sopas de vegetales y las salsas. En cambio, dejó de consumir bebidas azucaradas, como los refrescos. Habló con su familia sobre alternativas, como agua y aguas frescas sin endulzar o ligeramente endulzadas. Ahora es una mamá joven y sigue comiendo sano según nuestros principios. ¡Y cría a su hijo a base de comidas mexicanas caseras!

En nuestra investigación, comprendimos que la mayoría de las dietas ancestrales (anteriores a la década de 1950) eran saludables, incluida la mesoamericana. No nos parece lógico que los médicos indiquen la “dieta mediterránea” para sus pacientes, sin comprender que los frijoles, el maíz y los vegetales, que son una parte central de la dieta mexicana ancestral, son igual de saludables o incluso más.

GV: ¿Qué otras formas de colonización existen en nuestra vida cotidiana?

LC: The United States is a settler colonial state so pretty much every system and institution is implicated in the ongoing colonization of the land and dispossession of indigenous peoples. Schools are set up to tell history from the point of view of European settlers.  Capitalism as a system imposed a logic of extraction and profit. Most of us have lost any kind of direct relationship to the land and the cycle of life. Our water and our air is polluted. We are caught up in a endless spiral of extraction, consumption, and disease. Our relationship to Mother Earth needs healing.

LC: Estados Unidos es un estado creado por colonos, así que prácticamente todos los sistemas e instituciones están implicados en la colonización continua de la tierra y la expropiación de territorios de los pueblos indígenas. Las escuelas cuentan la historia desde el punto de vista de los colonos europeos. El capitalismo se nos impone como sistema basado en la extracción y la ganancia. En su mayoría, hemos perdido toda relación directa con la tierra y el ciclo de la vida. Nuestra agua y nuestro aire están contaminados. Estamos atrapados en un ciclo infinito de extracción, consumo y enfermedad. Debemos reparar nuestra relación con la Madre Tierra.

GV: ¿Qué otros proyectos hay en internet con los mismos objetivos?

LC: Many other folks have been working on this project for a long time, including Decolonial Food for Thought, Decolonizing Diet Project, Devon Abbott Mihesuah, and many indigenous chefs in the US and Mexico.

LC: Muchas otras personas trabajan en este proyecto desde hace largo tiempo: Decolonial Food for Thought [Comida descolonizada para reflexionar], Decolonizing Diet Project [Proyecto de descolonización de la dieta], Devon Abbott Mihesuah y muchos chefs indígenas en México y Estados Unidos.

En la página de Facebook y el Twitter de Calvo hay recetas de su libro “Decolonizing Your Diet: Mexican-American Plant-Based Recipes for Health and Healing” [Descoloniza tu dieta: recetas mexicano-estadounidenses basadas en vegetales para la salud y la sanación] (publicado en 2015 por Pulp Press).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.