¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Netizen Report: Mientras se prolonga el reinado de Erdogan, continúan los ataques a periodistas… ¿y ahora a los traductores?

Manifestantes en Taksim Square, junio de 2013. Foto de Mstyslav Chernov desde Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)

El Netizen Report de Advox ofrece una instantánea internacional de los problemas, victorias y nuevas tendencias en materia de derechos de internet en todo el mundo.

El 24 de junio, mientras el pueblo turco acudía a las urnas para emitir su voto –y, finalmente, relegir al presidente en funciones Recep Tayyip Erdogan para un cuarto periodo–, los usuarios de internet se preparaban para pasar a las sombras.

Desde el surgimiento de los movimientos sociales en Estambul en 2013, las plataformas de redes sociales como Twitter y YouTube han sido retiradas de línea de manera periódica. Y Wikipedia se encuentra totalmente bloqueada desde abril de 2017.

Poco antes de las elecciones, el Ministerio de Transporte, Asuntos Marítimos y Comunicaciones ratificó sus facultades para bloquear el contenido “anormal” de las redes sociales durante los comicios, lo que genera una anticipación al bloqueo de más sitios, pero también demuestra un grado de transparencia mayor al de otras oportunidades. Es posible que esto, en parte, responda a la presión de los defensores e investigadores de la internet abierta desde adentro y afuera del país.

Los investigadores técnicos vinculados a NetBlocks siguen recopilando resultados de las pruebas técnicas realizadas durante las elecciones. NetBlocks confirmó a Global Voices que hubo varios cortes de electricidad ese día y que el partido de Erdogan, el AKP, presionó a Vodafone para que suspendiera temporalmente las torres de señal celular para las marchas de la oposición.

Desde el intento de golpe militar de julio de 2016, Turquía se encuentra en un estado permanente de “emergencia nacional”. Aunque ahora está estipulada su expiración en julio, los expertos locales sospechan que el Gobierno continuará con sus esfuerzos para controlar la información sobre los asuntos de interés público.

Algunos periodistas y defensores de los derechos humanos han pagado un alto precio por tratar de promover la rendición de cuentas dentro del país que, junto a quienes solo se limitan a criticar a Erdogan en las redes sociales, han sufrido acoso, arrestos y persecuciones.

La oficina de Estambul del sitio de noticias sendika.org fue allanada durante una investigación iniciada contra su editor, Ali Ergin Demirhan, quien había sido detenido el año pasado por supuestos intentos de deslegitimar el resultado del referéndum. Los investigadores en materia de censura encontraron que sendika.org fue bloqueado al menos 61 veces en Turquía desde sus inicios.

Junto con los típicos blancos que son periodistas y los defensores de derechos humanos, hay un nuevo grupo, menos típico, de actores en línea que cayeron en el radar de las autoridades turcas: los traductores.

Cada vez más usuarios activos de redes sociales se destacan en diversas partes del mundo por traducir noticias e informes de las redes sociales para el público interesado, lo que también representa una poderosa estrategia para llamar la atención sobre hechos importantes, como las protestas o los procesos judiciales.

El 21 de junio, la traductora y cibernauta turca Sebla Küçük fue imputada y acusada de difundir “propaganda terorista” en Twitter. Los tuits ofensivos solo contenían traducciones de noticias cortas de fuentes en inglés sobre la ofensiva turca sobre Afrin en el norte de Siria a comienzos de 2018.

Küçük informó al sitio de noticias Diken su sospecha de que los verdaderos motivos de la persecusión eran sus traducciones del juicio al exejecutivo de Halkbank, Mehmet Hakan Atilla.

“Es evidente que [la fiscalía] estaba incómoda con mis traducciones sobre el juicio de Hakan Atilla, pero ya que no podía hacer nada al respecto, presentó una demanda sin fundamento”, declaró.

Nueva directiva sobre el derecho de autor de la Unión Europea podría acabar con internet

La Unión Europea ha dado un paso más hacia la promulgación de la directiva sobre el derecho de autor, iniciativa de política regional que podría afectar el libre flujo de información en línea en Europa y el mundo.

El 20 de junio, el Comité de Asuntos Legales de la Unión Europea votó a favor de la directiva, que exige que las grandes plataformas como Facebook adquieran licencias de las empresas mediáticas antes de publicar enlaces a sus historias y, además, busca aplicar un “filtro de subida” para analizar los contenidos de acuerdo a posibles infracciones de derecho de autor antes de que puedan publicarse en internet. Las barreras técnicas astronómicas que impone un sistema de ese tipo siguen sin disuadir a los líderes de la Unión Europea. Decenas de tecnólogos, expertos en políticas de internet y activistas, además de la Fundación Wikimedia (a cargo de Wikipedia), se han expresado contra esta directiva.

¡Etiopía desbloquea 264 sitios web!

Esta semana, por orden del nuevo primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, quedaron desbloqueados 264 sitios web, algunos de los cuales habían estado censurados durante más de diez años. Entre los sitios desbloqueados se encuentra una gran cantidad de medios de noticias que hacían coberturas críticas del Gobierno y los partidos políticos. Estos medios no solo habían sido censurados, sino que además, habían desecadenado el arresto de decenas de trabajadores de medios durante el gobierno anterior.

El nuevo gobierno de Etiopía ratifica su poder gradualmente luego de la transición del ex primer ministro Hailemariam Desalegn, quien renunció en febrero de 2018 en medio de extensas protestas públicas, hecho que elevó los niveles de violencia y fracturó la coalición gobernante.

Censuran sitio de noticias de Egipto apenas nueve horas después de su lanzamiento

A pesar de los obstáculos y amenazas para ejercer el periodismo en Egipto, hay quienes siguen luchando por hacerlo. Apenas nueve horas después de que la Red Árabe por la Información sobre Derechos Humanos lanzara su nuevo portal, con historias sobre la protección y las violaciones a los derechos humanos en Egipto, el sitio fue bloqueado en todos los proveedores de internet.

A las autoridades chinas no les hace gracia John Oliver

Las autoridades chinas han incluido el nombre del comediante británico estadounidense John Oliver, y el de su programa humorístico noticioso Last Week Tonight, en una lista de términos sensibles que activan el borrado automático de publicaciones de las plataformas de red social chinas Weibo y WeChat. La estrategia se llevó a cabo poco después de que, en un programa reciente, Oliver hizo una crítica mordaz (y cómica) a la censura del Gobierno chino sobre la libertad de expresión en materia de política y religión.

Amenazas legales a usuarios de Facebook en Camboya

Durante los días previos a las elecciones del 29 de junio, tres usuarios de Facebook de Camboya fueron llevados ante un tribunal acusados de violar la recientemente promulgada ley de lesa majestad del país, que penaliza el insulto a la monarquía.

Ahora las autoridades de Indonesia interceptarían ‘cualquier conversación’ que se pueda vincular a ataques terroristas

La nueva ley antiterrorista de Indonesia permite a las autoridades “…interceptar cualquier conversación telefónica o a través de otros medios de comunicación que se sospeche de ser usada para organizar, planificar y cometer un acto terrorista”. Muchos temen que la ley se utilice para justificar la vigilancia a periodistas y defensores de los derechos humanos. En un reciente análisis, Human Rights Watch advirtió sobre esta disposición.

También en Indonesia, el escritor espiritual Alnoldy Bahari fue declarado culpable de difundir discurso de odio en Facebook, en violación de la Ley de Información y Transacciones Electrónicas de 2008. Un tribunal de distrito de West Java sentenció a Bahari a cinco años de prisión y le ordenó pagar una multa de 100 millones de rupias (USD 7155). Amnistía International y SAFEnet condenaron la decisión como una violación al derecho de debido proceso.

El amigo recaudador de Trump, ¿vende tecnología de vigilancia a Turquía?

Unos informes de The New York Times, y más recientemente de The Intercept, indican que una compañía de defensa llamada Circinus, administrada por el recaudador de Donald Trump, Elliott Broidy, está elaborando un software de seguimiento y vigilancia en la red. Si bien no se ha confirmado su autenticidad, los documentos filtrados a The Intercept parecen apuntar a la venta de los servicios tecnológicos de la compañía a los gobiernos de Turquía, Rumania, Emiratos Árabes Unidos y Chipre.

El sitio web de Circinus también hace gala de los servicios de vigilancia nacionales para la policía y el sistema penitenciario. Según la página web de la compañía, los servicios “[permiten] la recopilación, acumulación y análisis de todas las comunicaciones de los internos (Skype, mensajería, correo electrónico y redes sociales), y también la capacidad de vigilar actividades y de extraer datos”.

Nuevas investigaciones

Suscríbete al Netizen Report

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.